compañero

Una pancarta de apoyo a Carlos. FOTO: CEDIDA

Compañero del alma

Ojalá fuésemos más valientes para poder decir lo que sentimos abiertamente, sin timidez, a pecho descubierto, por si, llegado el momento esa persona desaparece, que uno pueda sentirse orgulloso de que le dijo todo lo que deseaba decirle y que supiera en vida, que era importante y querida.