Subidas históricas en el volumen de tráfico en el peaje Sevilla-Cádiz

Publicidad

Subidas históricas en el volumen de tráfico en el peaje Sevilla-Cádiz

El número de usuarios de la AP-4 crece a niveles precrisis a poco más de un año para acabar la concesión a Abertis. El Ministerio de Fomento, por su parte, sigue sin aclarar si la autopista será gratuita a partir de 2020: "El Gobierno tendrá que tomar una decisión".

14-11-2017 / 00:43 h.
Publicidad

Acabará el 31 de diciembre de 2019, pero hasta entonces el peaje entre Sevilla y Cádiz continúa registrando subidas en el volumen de tráfico cada vez más relevantes, uno de los indicadores para medir la recuperación económica. Y es que la AP-4 está volviendo a la intensidad de los tiempos de bonanza, recuperando los niveles de 2010 y con unas crecidas que no se producían desde el año 2005, años antes de la irrupción de la crisis. Concretamente, el pasado mes de junio utilizaron el peaje un total de 24.000 vehículos diarios. Pero en ese mismo mes, que aún no es temporada alta de vacaciones, el volumen de tráfico subió un 8,9% respecto a 2016, algo que lo sitúa como el mayor incremento desde hace 12 años. Todo ello sin haberse contabilizado aún en la web oficial de la empresa explotadora el número de vehículos que utilizaron el peaje el verano pasado.

Comparando el volumen de tráfico en el segundo trimestre de este año con el anterior, en abril creció un 17%, mientras que en mayo y junio se alcanzó el 9%, cifras que suponen un récord cuando falta poco más de un año para que, en teoría, finalice la concesión actual de la carretera que conecta las dos ciudades andaluzas y que lleva 49 años en funcionamiento. Y barata, actualmente, no es, desde luego. El precio del peaje está establecido en 7,20 euros para los turismos y las motos, mientras que los camiones y autobuses han de abonar 12,65 euros en peaje de Las Cabezas.

Una concesión que finaliza en 2019

Ya es casi tradición y pocos usuarios se lo creen, pero el gobierno ha asegurado en repetidas ocasiones que no prorrogará la concesión de la autopista a la corporación Abertis, bajo concesión privada desde 1969. Íñigo de la Serna, ministro de Fomento, aclaró el pasado julio que "todos los contratos que estén en vigor para esa concesión no será prorrogados", por lo que el peaje entre Sevilla y Cádiz acabaría el 31 de diciembre de 2019. En teoría, en 2020 será el Ministerio de Fomento el que se haga cargo de la gestión, y "a partir de ahí el Gobierno tendrá que tomar una decisión".

Desde que el decreto franquista dispusiera la concesión hasta 1993 se han producido tres prórrogas para mantener la explotación de la autopista. La primera la firmó el Gobierno de Adolfo Suárez en 1977, prolongándola hasta 1999. La segunda llegó de la mano de Felipe González en 1986, que extendía el contrato hasta 2006. La última se produjo en 1997 y, bajo el Gobierno presidido por José María Aznar, se prorrogaba la concesión 13 años más, hasta 2019.

 

 
Publicidad