Sociedad

‘Spiriman’ tendrá que retirar vídeos y pagar una multa de 6.480 euros por injurias contra Susana Díaz

La expresidenta de la Junta apunta que "afortunadamente la justicia ha puesto las cosas en su sitio"

El Juzgado de lo Penal 6 de Granada ha condenado al doctor Jesús Candel al pago de una multa de 6.480 euros como autor de dos delitos continuados de injurias con publicidad, así como a indemnizar a la expresidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, y al exviceconsejero de Salud, Martín Blanco, en 2.500 euros a cada uno, por las expresiones proferidas contra ellos a través de las redes sociales.

En la sentencia, el juez mantiene que los términos empleados por Candel –impulsor de las movilizaciones contra la fusión hospitalaria en Granada– “presentan un claro significado de descalificación personal e individualizada y no de mera crítica o descontento con cierta gestión sanitaria por el entonces Gobierno andaluz, concretamente con dos de sus máximos dirigentes”.

Mantiene así que tales expresiones eran “absolutamente innecesarias para cualquier fin u objeto”. Agrega el juez que “al margen del contenido de algunas de sus reivindicaciones, que pueden ser más o menos acertadas, y sobre las que no se entra, sus formas fueron formalmente injuriosas, gratuitas y con un único objeto, la descalificación personal”.

Durante el juicio el pasado 26 de junio, Candel defendió que las palabras que utilizó “de forma soez y vulgar” en sus vídeos difundidos en redes sociales buscaban criticar “la gestión sanitaria” y “nunca a la persona”.

Por el contrario, Susana Díaz, que declaró como testigo por videoconferencia, relató el “dolor” que durante meses sintió su familia ante una “cascada de insultos” que en principio no supo adónde “iba a llegar” y por los que se reconoció “muy ofendida”.

La sentencia recuerda que el derecho a la crítica y la libertad de expresión no son derechos y libertades ilimitados o absolutos y aunque la defensa de Candel indicó que las expresiones nunca tuvieron la intención de injuriar, que tan sólo fueron groseras y estaban descontextualizadas, el juez ve acreditado el delito de injurias, ya que “carece de justificación alguna y excede lo que podría ser una mera crítica”.

La sentencia, contra la que cabe recurso ante la Audiencia Provincial de Granada, no condena sin embargo al médico por los dos delitos de calumnias con publicidad por los que también se sentó en el banquillo de los acusados, al considerar que sus expresiones “forman parte de un contexto que, en su conjunto, de forma global, viene a ser de insulto, de vejación” y deben ser calificadas como injurias.

Jesús Candel ‘Spiriman’ a la cabeza de la marea blanca andaluza en Sevilla en una fotografía de archivo. FOTO: RAÚL SOLIS.

Una vez que sea firme la resolución, deberá ser publicada o divulgada por Candel, lo que se determinará previa audiencia a todas las partes. También ordena el juez –una vez que sea firme la sentencia– que se retiren del canal YouTube y de la redes sociales Facebook y Twitter el contenido de los vídeos referidos en los hechos que se han considerado probados en esta resolución.

“Nadie tiene derecho a insultar a otra persona ni a su familia”

La secretaria general del PSOE-A y expresidenta de la Junta, Susana Díaz, ha manifestado tras conocerse la condena que “afortunadamente la justicia ha puesto las cosas en su sitio” y ha dicho claramente que “nadie tiene derecho a insultar a otra persona ni a su familia”, porque “no todo vale en política”.

“La justicia ha demostrado que uno puede discrepar políticamente y se puede manifestar y reivindicar sus derechos, pero lo que no es de recibo es que se insulte a otra persona y a su familia y las barbaridades que hemos tenido que escuchar en estos años”, ha dicho Díaz.

También, ha indicado que espera que los que tenían con Cándel un nivel “de relación” con intercambio de “mensajes”, como el actual presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP-A), “valoren también si todo vale y a él le vale el haberse aprovechado en ese momento de que una persona estuviera dispuesta a insultar, a difamar y a hacer daño, exclusivamente por arañar un puñado de votos”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *