Provincia

Sotogrande acoge cursos gratuitos de vela adaptada

El objetivo es fomentar la integración de los colectivos con dificultades de inserción social en entornos normalizados y ayudar al desarrollo de sus capacidades motoras y sensoriales

El Puerto de Sotogrande, en San Roque, ha puesto en marcha una escuela de vela adaptada (EVA) que tiene como objetivo fomentar la integración de personas con diversidad funcional a través de la navegación, mediante el disfrute del mar y la participación integrada en un equipo.

Estos cursos, que además son gratuitos, cuentan con cuatro embarcaciones adaptadas (modelo TOM28) que tienen capacidad para cuatro alumnos cada una, además de un velero de crucero también adaptado con cabida para ocho personas, como ha informado en un comunicado el propio puerto gaditano.

La entidad pone a disposición de las distintas asociaciones de este ámbito, que trabajan en el Campo de Gibraltar y la Costa del Sol, un mínimo de diez plazas para cada asociación hasta completar la capacidad de las embarcaciones.

La iniciativa, según ha detallado, persigue “fomentar la integración de los colectivos con dificultades de inserción social en entornos normalizados y ayudar al desarrollo de sus capacidades motoras y sensoriales, potenciando su fuerza física, su equilibrio y su movilidad”. Con este fin, el Puerto de Sotogrande ofrece tanto cursos de vela terapéutica, más relajada, como clases de vela competitiva para formar tripulaciones que puedan en un futuro participar en distintos campeonatos de vela adaptada.

Competición en monotipos en 2020

La escuela de vela adaptada -creada en colaboración con el Real Club Marítimo de Sotogrande, la Escuela de Naútica Alavela y Helicópteros Sanitarios- imparte tanto clases de iniciación como cursos de perfeccionamiento de vela ligera, con el objetivo de formar entre los meses de septiembre y octubre a un grupo de alumnos que comiencen a prepararse para la competición en monotipos en 2020 y estén disponible para acudir a las distintas competiciones regionales y nacionales.

El modelo de embarcación elegida para competición, que comenzará a funcionar en el año 2020, será Hansa 303, Hansa Liberty o 2.4mR, todos ellos perfectamente adaptados para personas con diversidad funcional.

El puerto ha destacado que los barcos podrán ser gobernados por personas con o sin discapacidad, compitiendo en igualdad de condiciones, lo que permite la inclusión de los colectivos con diversidad funcional. Además, la escuela cuenta con una embarcación semirrigida de seguridad para el control de la zona de prácticas y de monitores necesarios para impartir la formación.

El Puerto de Sotogrande tiene previsto adaptar, si fuera necesario, tanto las estructuras en tierra, eliminando las barreras arquitectónicas mediante un plan de accesibilidad ya en estudio, como la zona del puerto, mediante pantalán flotante adecuado para el embarque de los participantes en los cursos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *