Opinión

Sorbos de tila desde la barrera

Gracias a esta última campaña electoral puedo decir alto y claro que me he hecho suscriptor y máximo exponente publicitario de un coctel de hierbajos llamado tila alpina (recomendado para conciliar el sueño y vivir un poco más relajado). Vengo de Madrid de mis últimos años de estudio y quienes me conocen saben que no soy un hombre tranquilo, por lo que siempre he vivido acompañado de estas infusiones relajantes para poder afrontar el maravilloso mundo periodístico que un ex compañero de RTVE se encargó de definir como chupavidas (y con el que cada vez estoy más de acuerdo, pero sarna con gusto no pica). Por eso, con el fragor de la gran ciudad en mis espaldas, decía yo iluso de mí que Jerez iba a ser pan comido y que no me iba a resultar complicado. Aquellos que me ven día a día ya saben que he cambiado de opinión y que pienso todo lo contrario.

Y más cuando veremos al equipo de gobierno de nuestra ciudad envejecer al menos 15 años. Las llamadas macroáreas (que según este humilde plumilla no es una, sino todas) posiblemente acaben con las tersas pieles de los concejales (o tenientes de alcalde) y las transformen en recias pieles curtidas por el trabajo. Porque trabajo van a tener, y mucho: y el que más, se llama Santiago Galván. Mucha tila alpina va a necesitar para manejar las cuentas del Ayuntamiento…

El responsable de Economía (el que corta el bacalao, vamos) hereda un departamento opaco. Él mismo se ha encargado de anunciarlo en rueda de prensa: no todo era como nos pintaba el mundo de fantasía e ilusión del anterior equipo de gobierno, donde brillaban las estrellas (de la fama), teníamos superávit (parece ser que lo teníamos en material de oficina) y por las calles florecían capullos de rosa al paso de la anterior alcaldesa.

Tocamos a 4.770,30 euros por jerezan@ de deuda municipal. En Madrid poco más de 1.500 euros por cabeza. Hemos despertado de un sueño inducido por el Ayuntamiento (otra vez y van ya unas cuantas). A tenor de los datos que presentó Galván y que pueden ver en este enlace nuestro Ayuntamiento sigue perdiendo dinero por cualquier boquete. De hecho, el déficit previsto para gasto corriente se eleva a 29,2 millones de euros hasta diciembre. Y si revisamos mes a mes (como bien viene indicado en los gráficos de los técnicos municipales) perdemos dinero. Y mucho dinero, si lo véis bien. Con los datos delante, podemos decir que el anterior equipo de gobierno ”sigue dormido” mientras Jerez ha despertado. Si hubiera superávit, ¿no estaría recogido en las cuentas?. Eso sí, las cuentas están ordenadas. ¿Pierden dinero? Sí. Pero ordenadas están.

Despertamos de un sueño… otra vez. Como si ya Jerez no hubiera oído las palabras bonanza y superávit una y otra vez. Y a cada fin de legislatura… volvemos a empezar. No ayuda que no haya un traspaso de poderes y que el equipo de gobierno y concejales entren a trabajar sin tener los datos claros. Tampoco ayuda que el equipo saliente solo sepa rumiar y no proponer (tampoco es lo que se espera de ellos). Si tan bien lo habéis hecho, ¿por qué no lo mostráis con la misma claridad que lo ha hecho el equipo de gobierno? Por cierto, cada semana quiero invitar a una tila a alguien para conversar largo y tendido. Esta semana me gustaría invitar a Santiago Galván. ¿Te apuntas? Pero eso sí, con grabadora (que ya sabéis que a mí eso me gusta mucho).

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *