Marca ACME

Sobre el ‘arboricidio’

¿Está cometiendo el Ayuntamiento de Jerez un ‘arboricidio’? (por cierto, un neologismo estupendo). Si es así…, ¿es por error o se hace con pleno conocimiento, por comodidad, en definitiva? No sé en los últimos casos que han denunciado distintas organizaciones como Ecologistas, Ganemos Jerez, Podemos e IU, pero es un hecho constatable que siempre que ha sido necesario —perdón, que se ha estimado necesario—, el Ayuntamiento (tanto este gobierno municipal, como anteriores de distinto signo) se ha llevado por delante los árboles que, por lo que sean, molestaban (con perdón).

Casualmente, eso sí, los árboles siempre están enfermos. Todos. Como ocurrió en León de Carranza (actual Ingeniero Ángel Mayo) durante las obras del carril-bici o como se ha venido denunciando a lo largo del año en Álvarez Beigbeder, Princi-Jerez, Biarritz o República Saharaui, entre otros, pero como ocurrió también muchos años antes en otras obras en las que se fue asentando esta supuesta doctrina, como en el Altillo o los laterales de la vía férrea, en que también se adujo ‘enfermedad’ desde el Ayuntamiento.

Jerez es una ciudad que se declara explícitamente amiga de los árboles (incluso en su día el Ayuntamiento llegó a editar un librito muy cuidado en el que se reseñaban, debidamente fotografiados, algunos de los principales ejemplares existentes por entonces en la ciudad), pero claro, aquí parece que tiene aplicación ese refrán, el de “quien bien te quiere te hará llorar”. Es cierto que hay veces que los árboles molestan y en algunos casos llegan a tapar lo que no deben o incluso a reventar las aceras —monumental la leche que se pegó una noche una amiga mía en una calle de una urbanización de unifamiliares junto a Hipercor al tropezar con una vigorosa raíz— pero ese problema en realidad es de origen, de una selección no adecuada de las especies empleadas.

Adoquines, árboles…, después de un protagonismo discreto a lo largo del mandato que se acerca a su fin, el delegado de Medio Ambiente e Infraestructuras, José Antonio Díaz, lleva unas semanas que no para…

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.