OpiniónMarca ACME

(Sin) homenaje a Cataluña, 5

Los hechos de Cataluña siguen manteniendo paralizado al cronista, incapaz de elaborar un discurso propio al respecto.

“En política nada pasa porque sí. Cuando pasa, puedes estar seguro de que se planeó así”, Franklin D. Roosevelt.

Los hechos de Cataluña siguen manteniendo paralizado al cronista, incapaz de elaborar un discurso propio al respecto, por lo que se limita a recoger distintas opiniones y noticias que no dejan de ser un relato propio. [Nota: casi todo el artículo está escrito antes de las encarcelaciones del jueves por la tarde y, la verdad, se nota. Desde aquí se cuestiona al menos la celeridad y oportunidad de estas encarcelaciones].

— La república catalana ha sido bautizada de muy distintas formas en los medios de comunicación, casi todas adjetivando: simbólica, efímera, fantasma, virtual, nonata… Con todo, el cronista se queda con una que en vez de adjetivar va directamente al sustantivo: la Republiqueta… todo muy catalán, cariñoso y dando por ahora la ‘justa medida’…

— Puigdemont proclama la república catalana (bueno, en realidad fue el Parlament el que lo hizo con un texto relativamente ambiguo) y al día siguiente, en vez de ponerse a trabajar como un poseso, se va a tomar el vermú a Girona. En realidad, y sin ánimo de ofender a nadie, todo es muy español: el vermú del sábado con los amigos es sagrado. Este al final devino en almuerzo, con su tortilla, sus embutidos, anchoas y, para rematar, un arroz (información de EFE). Conclusión: en España no se pueden proclamar repúblicas los viernes, es incompatible con la vida privada; para la próxima, mejor a mitad de semana…

— El ex presidente de la Generalitat se ha ido (dejémoslo ahí por el momento) a Bruselas, se entiende que con vista a dar altavoz al conflicto desde la capital de Europa. Yo, la verdad, no hubiera cambiado las deliciosas anchoas de L’Escala que, a buen seguro, degustó el pasado sábado, por los mejillones de la Gran Place de la capital belga (si habláramos de mejillones gallegos la cosa ya se equilibra), pero entiendo que no siempre se puede elegir…

— La primera semana de la república catalana realmente comenzó como una especie de semana gastronómica, no sé si de manera improvisada o, fieles a la cita de Roosevelt que encabeza este artículo, en realidad estaba todo previsto. La CUP, por ejemplo, ha propuesto no participar en las elecciones del día 21 de diciembre y, en cambio, celebrar una gran paella. Hombre, da tiempo a todo, pero… también la CUP, siempre bulliciosa, ha copado Twitter desde un punto de vista indepe-gastronómico con las dudas que a sus militantes y simpatizantes les generó la butifarrada del miércoles en Vic en apoyo a los Jordis. Varios cuperos veganos se quejaron de que ese no es el camino de la resistencia y solicitaron que la nueva república tenga algún tipo de declaración de principios de corte vegano. Otros, simplemente, han dicho que no se puede defender la causa yendo contra la dignidad de los cerdos…

— Por cierto, la declaración de independencia por el Parlament de Cataluña tuvo un seguimiento en televisión superior a los 9 millones de espectadores, equivalente a la retransmisión de un gran acontecimiento deportivo. Parece un mercado muy interesante para el share de las televisiones… El de las declaraciones de independencia, digo.

— De un editorial de La Vanguardia (sobre la escapada a Bruselas): “Puigdemont entra en el triste museo catalán de la exageración y la extravagancia”.

— El jueves, la juez Lamela mandó a prisión a todos los exconsellers que acudieron a la Audiencia. Programa de máximos. En el tema catalán, cuando tocaba la política, la justicia; cuando toca la justicia, la política. Vamos mal…

— (Escrito antes de las detenciones de los consejeros). Entre la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo han sido llamados a declarar por ahora Puigdemont, Junqueras, Turull, Romeva, Comín, Rull, Bassa, Borràs, Ponatí, Forn, Puig, Mundó, Vila, Serret, Forcadell, Corominas, Guinó, Simó, Barrufet y Nuet. Veinte personas en total. Sin embargo, los veinte apellidos más frecuentes en Cataluña (La Vanguardia) son, por este orden: García, Martínez, López, Sánchez, Rodríguez, Fernández, Pérez, González, Gómez, Ruiz, Martín, Jiménez, Moreno, Hernández, Muñoz, Díaz, Romero, Navarro, Torres, Álvarez (luego ya va Gutiérrez, para los que se estén preguntando qué pasa aquí…). Como dicen en las pelis americanas de abogados: señoría, no hay más preguntas…

— (En El Periódico). El archivo sobre la querella a Puigdemont se llama Más dura será la caída. Se ve que en la Fiscalía gusta el cine clásico de boxeo. Marcado por el odio también es bastante buena…

— En El País, varios columnistas de este periódico (Vidal-Folch, Rubén Amón y Lluís Bassets) apuestan por un nuevo escenario en el que el independentismo debe asumir su derrota y fijarse otros objetivos. Todos estos artículos se publicaron antes del jueves…

— Por cierto, la aplicación del 155 en Cataluña… pues tampoco es que a la gente le haya creado muchos problemas… Bueno, menos a Albano Dante Fachín, al que desde Madrid Podemos se le quiere aplicar también…  

— Ada Colau, siempre in the middle of the road (estupenda canción de los Pretenders): La legitimidad es de Puigdemont pero, eso sí, como Generalitat, no como república…

— En El Confidencial se puede leer que la Asamblea Nacional de Catalunya y Omnium Cultural piden a sus activistas que hagan como la Pantera Rosa: “(camuflarse) pintando el mundo de rosa para pasar desapercibida pero en realidad lo que hace [la Pantera Rosa] es contagiar al mundo con su espíritu”. Con el barco rebautizado ‘Piolín’ todavía en el puerto de Barcelona, creo que asistimos a un nuevo conflicto: la Mirisch (productora de la Pantera Rosa) por parte independentista frente a la Warner (Looney Tunes) por parte española…

— El Mundo, La Gaceta y otros medios dan a conocer que Julian Assange y Yoko Ono cobraron una buena pasta por pronunciarse a favor del ‘procès’. Assange hizo mucha gracia hace unos años a los medios de comunicación con lo del WikiLeaks, pero ya no tanto. De Yoko, qué decir, si a esta artista conceptual (ja, ja) hay mucha gente que todavía no le perdona que separara a los Beatles…

— En ABC, Salvador Sostres —que conoce personalmente a muchos dirigentes del PDdCAT… es lo que tiene pertenecer, como ellos, a la burguesía catalana— dice literalmente que Carme Forcadell “vomitó” el jueves en el Tribunal Supremo contra Puigdemont por no tener nada preparado para el día siguiente de la proclamación de la república. Nada de nada. ¿Se refería a una fiesta en condiciones? Pues entre otras muchas cosas, según Sostres, también. A una fiesta de la independencia como dios manda. Normal. De todas formas, la ex presidenta del Parlament se equivoca: Puigdemont tenía preparadas para el sábado unas estupendas anchoas…

— ¡Ay las costuras del PSC! El alcalde de Terrasa (cuarta ciudad catalana por población) se las pira. En su propio argot —el del partido—, es que no están preparados: papá o mamá, mamá o papá…

— Vale, hay que ser torpe para que siendo poli te cojan llamando osito a Junqueras a la puerta de la Audiencia Nacional cuando está punto de entrar en prisión… Todo acto tiene consecuencias, tanto para los ositos como para los ahora pringaos que deberían dar ejemplo…

— Última hora: Puigdemont se pone flamenco: anuncia que puede ser candidato a las elecciones catalanas, pero desde Bélgica…

—Como siempre, para lectores despistados, este artículo no es equidistante. La torpeza, por grande que sea (que lo es, que lo está siendo) no es comparable a la felonía…

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *