Sociedad

Sevilla, turismo a dos velocidades: Obama, 400.000 dólares por una conferencia; una ‘kelly’, 1,50 euros por habitación

La 'World Travel & Tourism Council' se celebra en la capital hispalense con protestas en contra de la turistificación y con la precariedad en el sector como gran olvidada

La WTTC (World Travel & Tourism Council) es el colofón del crecimiento turístico de Sevilla”, expresó días atrás el concejal de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo del Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Muñoz. Es la valoración institucional del congreso que acoge la capital andaluza esta semana, con la esperada visita del ex presidente del gobierno estadounidense, Barack Obama. Más de 1.600 asistentes (la inscripción cuesta más de 4.000 euros) participarán en este evento que sitúa a Sevilla en el plano internacional de nuevo en materia turística, tras haber sido nombrada como mejor destino turístico de 2018 por la prestigiosa guía de viajes Lonely Planet. El impacto económico que la ciudad prevé es de al menos dos millones y medio de euros de forma directa, algo más de 500 euros por asistente a la cumbre, según fuentes municipales.

Sin embargo, poco o nada se ha hablado sobre la cruda realidad que refleja la visita del ex mandatario norteamericano y las numerosas autoridades nacionales e internacionales que acuden a la ciudad hispalense esta semana. “Por fin Obama saldará su deuda con Sevilla”, apuntan diversos medios locales, tras la fallida visita de 2016, cuando siendo todavía presidente los asesinatos en Dallas precipitaron su vuelta a Estados Unidos tras un breve paso por Rota. En esta ocasión, Obama vuelve y lo hace para ver Sevilla en la cumbre dirigida por la mexicana Gloria Guevara. Según sus tarifas internacionales y según publica El Confidencial, Barack Obama se llevará al menos 400.000 dólares (aproximadamente 367.000 euros al cambio) por dar su conferencia esta tarde en Sevilla, si bien no se sabe con exactitud si esta cifra será mayor, ya que en Milán en 2017 llegó a cobrar medio millón de dólares.

El que fuera líder del Partido Demócrata quiere conocer Sevilla, y de forma privada. Alojado en el hotel Alfonso XIII, según publica Vanitatis, Obama conocerá la ciudad hoy de forma sigilosa, acompañado del diplomático James Costos, reconocido amigo del ex presidente. Lo que parece seguro que no conocerá es la otra cara de un turismo a dos velocidades. Concentrados en diferentes puntos de la ciudad, grupos de activistas han protestado en contra de la turistificación que puede convertir el centro en un parque temático, acabar con las formas de vida tradicionales de la ciudad, elevar los precios de los alquileres de forma desorbitada dada la demanda de alojamiento turístico, como ya está sucediendo en la ciudad, o el fomento del trabajo precario. Una realidad, esta última, de la que lavozdelsur.es se ha hecho eco en diferentes ocasiones y que hoy merece recordar de forma especial con la celebración del WTTC: el salario de una kelly o camarera de piso, a duras penas sobrepasa los 1,50 euros la hora, Obama ganará con una charla 200.000 veces más. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. Obama como político y presidente, pienso que ha sido un fiasco, como a tantos se les regala dinero por sus conferencias, que suelen ser aburridas y de andar por casa. No se donde cotizan estos ex sus grandes sus ingresos. extras. En España, incluso cobrando jubilaciones, gentes así han cobrado burradas o se han colocado de enchufe en empresas a cambio de nada, o de sus posibles influencias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *