Sociedad

Sevilla prohíbe circular a patinetes eléctricos por sus aceras y zonas peatonales

El pleno aprueba de forma definitiva una medida que han respaldado PSOE y Adelante, la abstención del PP y el rechazo de Cs y Vox

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla ha aprobado de forma definitiva la iniciativa del gobierno del socialista Juan Espadas para modificar la Ordenanza de Circulación y regular el auge de los vehículos de movilidad personal, como son los patinetes eléctricos, que no podrán circular por las aceras, ni zonas peatonales o calzadas, salvo por los espacios declarados Zona 30 o 20.

La modificación, que ha contado con el apoyo de PSOE y Adelante Sevilla, la abstención de PP y el rechazo de Cs y Vox, recoge concretamente que los patinetes eléctricos con sillín sólo podrán circular por la calzada y deberán cumplir la normativa relativa a los ciclomotores convencionales. Los patinetes sin sillín con una potencia máxima de 250 vatios (W) podrán transitar por vías ciclistas a un máximo de 15 kilómetros por hora, aunque no podrán hacerlo por las aceras ni zonas peatonales o calzadas —salvo por los espacios declarados Zona 30 o 20—, ni podrán ser usados por menores de 15 años, a excepción de que vayan acompañados por un adulto, con casco y por el carril bici.

En el caso de los vehículos autoequilibrados, como los segway, los monociclos y los hoverboard, no podrán sobrepasar los 20 kilómetros hora y tendrán una potencia máxima de 1.000 vatios para los ‘segway’, 500 vatios para los monociclo y los 700 vatios para los hoverboard, y no tendrán autorización para circular si exceden esas características. Además, los segway sólo podrán circular con fines turísticos por zonas determinadas marcadas para ello y con autorización del Consorcio de Turismo, previo informe del área de Movilidad.

El delegado de Gobernación, Juan Carlos Cabrera (PSOE), ha explicado que en el proceso de aprobación se han tenido en cuenta dos de las 12 enmiendas presentadas. A raíz de ello, se darán unas pegatinas por parte de Movilidad para que los usuarios no tengan que llevar toda la documentación del vehículo y se indica que, cuando entre en vigor el reglamento de la Dirección General de Tráfico (DGT), las calles de un carril y un sentido tendrán limitación 30 kilómetros por hora por lo que ahí podrán circular los patinetes.

“Venimos a poner orden a una situación que ya está en muchas ciudades. No se establece una velocidad restrictiva, al estar por encima de ciudades de Francia, Suecia o Alemania“, ha dicho Cabrera, que se ha comprometido a abordar las peticiones realizadas desde Adelante para apoyar la aprobación de esta norma, como es el arranque del plaqueado de las calles de Zona 30 y avanzar en la regulación de las empresas, elementos en los que Cabrera indica que ya trabaja el Ayuntamiento.

De hecho, la portavoz de Adelante, Susana Serrano, que ha pedido también un mayor diálogo con los usuarios, ha incidido su preocupación por evitar accidentes viales, advirtiendo del “grave problema de caos, desorden e inseguridad” existente en Sevilla. “No aprobar la norma supone decirle a la ciudadanía que en un año nada va a cambiar”, recalca. Serrano recuerda que algunos usuarios con patinetes van “a gran velocidad y están generando conflictos en los carriles bici, llegando a ser un riesgo para quienes van en silla de ruedas”. Por ello, considera que es “mejor aprobar la norma y después realizar modificaciones que rechazarla”.

Por su parte, el portavoz del PP, Beltrán Pérez, ha defendido la abstención de su grupo por “interés público” al entender que “tenía que haber una regulación y retrasarlo podría provocar un aluvión de llegada de sistemas de movilidad eléctrica que contribuyera al caos que se ha producido en otras ciudades”.

En este marco, afirma que propondrá en los próximos días una reforma de la norma al gobierno local, defendiendo que no presentara alegaciones a la ordenanza por la “sobrecarga de trabajo” existente en el periodo en el que se tramitó. Apuesta por “la movilidad eléctrica y a la peatonal segura”, como el edil del PP José Luis Pérez, quien añade que la norma es “restrictiva” porque impone patinetes de 15 kilos de máximo cuando los del mercado “tienen entre 18 y 20 kilos”.

La regulación de empresas

Tras recordar que los segways “sí tienen más peso y potencia y se permiten” y criticar lo que supondrá para las empresas del sector que se quieran instalar en la ciudad, ironiza indicando que el Día de Reyes Magos los policías locales estarán por los parques “multando a los niños con los patinetes que les han traído ese día al ser de más de 15 kilos”. Al respecto, Cabrera le recuerda que los informes indican que los patinetes de 15 kilos son el 90 por ciento de los que se fabrican y que su peso está ligado a la velocidad y potencia que tienen. Además, recalca que las empresas que alquilan estos vehículos se están implantando “de manera salvaje, ocupando aceras y espacios públicos, dañando el patrimonio”, por lo que afirma que se actuará.

“A lo mejor lo que las empresas no quieren es que regulemos y establezcamos un cupo. Hay comercios que están llegando a acuerdos ilegales con las empresas que operan los patinetes para que sean los lugares de recogida, donde incluso recargan las baterías sin sistemas de autoprotección, por lo que estas baterías pueden recalentarse y explotar”, manifiesta.

De su lado, el portavoz de Cs, Álvaro Pimentel, ha reiterado que la norma “contradice a la DGT, no se escucha a los usuarios y tiene dudas de legalidad”. Señala que apoyó inicialmente la aprobación de la ordenanza porque esperaba que durante el proceso se llevara a cabo un diálogo con las entidades, pero lamenta que sea “más restrictiva” que la de otras ciudades.

“En ciudades como Madrid o Barcelona los patinetes han de tener un peso de 25 kilos, tal como señala como máximo la DGT, pero en Sevilla se limita a 15 kilos. No se trata de que unos tengan más derechos que otros, sin de convivir”, ha dicho, ante lo que Serrano le ha recordado que las circunstancias de esas ciudades es diferente a la de Sevilla, ya que en Madrid, por ejemplo, hay “muchos menos carriles bici”.

Por último, el concejal de Vox Gonzalo García Polavieja considera que hay que regular los patinetes, pero “hacerlo bien porque si no, no sólo no se arregla el problema, sino que se puede empeorar”, como asegura que ocurre en este caso. Así, afirma que la norma es “restrictiva” y dice que “muchas” bicicletas van a más de 15 kilómetros por hora al no tener velocímetro por lo que se pregunta por qué limitar entonces a los patinetes a esa velocidad. Además, pide esperar a las directrices de la DGT.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *