I+N (Ideas y Negocios)

¿Sabes cuál es la razón del bienestar de los residentes en Grupo Reifs?

La calidad de vida durante la tercera edad es uno de los factores más importantes que influyen en el bienestar de los mayores., segun el Grupo Reifs Debido a que mantener una vida activa y en sociedad contribuye a lograr un envejecimiento saludable. 

El ocio es una buena opción para abarcar el tiempo libre durante la vejez en los centros del Grupo Reifs. Entre sus beneficios destaca el aumento de la autonomía de las personas de la tercera edad y el desarrollo de un estilo de vida más sano y activo. También se considera una acción de socialización, ya que la interacción entre los compañeros de la residencia durante las actividades de ocio es algo fundamental. 

Ocio y entretenimiento en Grupo Reifs para los mayores

Las Residencias Reifs crean un entono rico para el desarrollo de los residentes, que les ayuda a desenvolverse por sí mismos y a trabajar su autonomía, además de que favorece todo tipo de experiencias relacionadas con el aprendizaje. De esta forma, la aplicación en los centros del Grupo Reifs de ejercicios que mejoran la memoria, la atención y la percepción, así como la motricidad, el equilibrio y la flexibilidad han demostrado muy buenos resultados a la hora de potenciar las habilidades de los mayores. 

Las actividades de ocio que organiza el Grupo Reifs fomentan la participación porque estimulan a los residentes a alcanzar una serie de logros. El tiempo libre es una oportunidad para que los mayores desarrollen sus cualidades y para que salgan de la rutina. También fomenta las relaciones sociales y potencia los deseos de los mayores por conocer gente nueva y hacer amistades dentro del centro. Así, a la vez que realizan las actividades físicas e intelectuales, se divierten e interactúan con otros residentes. 

Integración y participación social entre los residentes

El ocio que se encuentra en el Grupo Reifs supone un elemento de integración social que, a su vez, mejora el bienestar personal y la autoestima de los residentes que se encuentran en la Residencia Reifs. Aunque también es un importante potenciador de la creatividad y ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad. 

El conjunto de experiencias que viven los mayores en las residencias del Grupo Reifs contribuyen a aumentar su calidad de vida. Debido a que vivir en comunidad supone un apoyo social para los usuarios del centro, a la vez que tiene efectos favorables sobre la salud y el bienestar psicológico de los mayores, sobre todo en los casos en los que las personas mayores vivían solas en sus domicilios. Sin olvidar el conjunto de actividades que permiten una rehabilitación física o psicológica, así como un  envejecimiento activo y saludable.

Envejecimiento activo y saludable en la Residencia Reifs

El envejecimiento activo consiste en lograr el desarrollo personal de los mayores, dándoles las claves para alcanzar la vejez con un estado de ánimo positivo para que puedan aprovechar las oportunidades que se presentan en esta fase de la vida. En los centros del Grupo Reifs se ofrece a los ancianos un conjunto de herramientas necesarias para enfrentarse a lo cambios que llegan con la vejez, y que se transmite a través de sus actividades, cursos y talleres orientados a mayores. 

Las actividades del Grupo Reifs que ayudan a mejorar la salud y el bienestar, como ejercitar la mente, la motricidad y enseñar unos hábitos de alimentación saludables a los residentes, logran la autonomía personal y un envejecimiento activo durante la tercera edad. Un ejemplo de actividades en exteriores que se ofrecen en la Residencia Reifs son la natación terapéutica, las visitas a museos y las excursiones. 

Pero también hay un amplio abanico de actividades dentro del propio centro como los talleres de artesanía, la terapia musical y las sesiones de cine. Sin olvidar las actividades que son las favoritas de los residentes y las más demandadas, se trata de la terapia asistida con perros y las actividades intergeneracionales. 

La importancia de la socialización de los mayores en Grupo Reifs

La falta de sociabilización en personas de la tercera edad supone una reducción en la calidad de vida. El apoyo social y formar parte de una comunidad han demostrado mejorar la salud física y psicológica durante el proceso de la vejez. De esta forma, recibir de forma habitual las visitas de los familiares y amigos, en los caso de mayores que viven solos, es muy positivo. 

Cuando los mayores viven en una residencia o acuden a un centro de día encuentran más fácil establecer relaciones interpersonales y hacer nuevas amistades. Ya que el contacto con personas que comparten sus circunstancias y necesidades es muy beneficioso. También los cuidadores del centro ofrecen una grata compañía a los residentes a través de un trato excelente y cercano, además de que son profesionales altamente cualificados. Asimismo, la coordinación con los familiares de los usuarios para las visitas en el centro es algo habitual para lograr que el anciano se sienta con mayor autoestima y plenitud. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *