Política

Ruiz-Berdejo: “Objetivamente, no es bueno que la izquierda vaya en listas diferentes”

El candidato de la confluencia Adelante Jerez el próximo 26M afirma que las negociaciones para incluir a Ganemos en el bloque fallaron porque no coincidían en "el cómo y el para qué". Aspira a ser fuerza mayoritaria y que "el PSOE nos vote a nosotros en la investidura"

Raúl Ruiz-Berdejo (Jerez, 1978) es desde hace casi veinte años empleado de Onda Jerez, la emisora de radio y tele municipal. Desde hace cuatro años y medio lidera la coalición de Izquierda Unida en Jerez. Desde hace casi cuatro años, es concejal y portavoz de esta formación política, donde milita a la par que en el PCE. Ahora, por primera vez en más de treinta años en la historia democrática municipal, IU cede el protagonismo y suma su marca a una confluencia con otras formaciones de izquierda. Si en 2015 no fue posible, ahora la alianza con Podemos ha fructificado y se ha dado en llamar Adelante Jerez. Él volverá a ser el aspirante a la Alcaldía el próximo 26 de mayo.

¿Pasó por la cabeza en algún momento que Adelante Jerez no viera la luz, que sucediera como ha ocurrido en Córdoba o Madrid, con una izquierda hiperfragmentada?

Era una posibilidad porque no era fácil. Somos en este caso cuatro organizaciones, y dos especialmente con cierto peso en la ciudad, como son Podemos e IU, por lo que no era fácil armar esa confluencia y eso nos ha retrasado con debates profundos, en algunos casos, sobre la propia mecánica de funcionamiento que íbamos a necesitar. La posibilidad de que no saliera estaba sobre la mesa, pero afortunadamente hemos sido capaces de encontrar un punto de equilibrio y conformar un espacio en el que estamos a gusto y en el que todos nos podemos sentir representados.

¿Usted, personalmente, temió afrontar las elecciones en solitario con IU?

Yo no le llamaría temor porque, en ningún momento, hemos tenido miedo de haber tenido que afrontar solos las elecciones, ya nos ocurrió en 2015 y demostramos que esta organización estaba perfectamente capacitada para enfrentarse a cualquier escenario por muy complicado que fuera. Aquel fue especialmente complicado, mucho más que éste. Por tanto, temor no, pero sí era una posibilidad, y es cierto que durante algunos momentos la situación no ha sido fácil porque entendíamos que alcanzar un acuerdo de estas características no iba a serlo, pero afortunadamente, en un contexto como el que tenemos, se ha conseguido y es lo mejor. Es lo mejor porque la amenaza es real y necesitábamos cerrar filas. Cuantos más, mejor. Ahora de lo que se trata es de trabajar y de presentar una alternativa solvente.

Ha llamado la atención que no haya habido proceso de primarias para liderar la candidatura. ¿Ha habido consenso ahí desde el primer minuto?

Sí, bueno, las distintas organizaciones habían elegido a sus candidatos ya previamente, y se barajaron distintas alternativas: una de ellas era haber ido a un proceso de primarias entre los candidatos de las distintas organizaciones; y otra, era acordar una lista de consenso con los perfiles que entendíamos y el espacio que debía ocupar cada una de las organizaciones para que no perdiéramos ese equilibrio que necesitábamos. Y optamos por esta fórmula. La asamblea la ratificó por unanimidad por dos razones: entendíamos que ir a una confrontación, que en cierto modo lo es, no nos beneficiaba, porque habíamos llegado a un punto de trabajar en el mismo espacio y hacerlo cómodamente; y después, por una cuestión pragmática y de tiempo, es cierto que todo esto nos ha retrasado a la hora de presentar la candidatura y habernos embarcado en unas primarias nos hubiera retrasado un mes más, y no era lo deseable. Apostamos por esta fórmula, alcanzamos el consenso, y fruto de eso, la candidatura que se ha presentado.

¿Qué ha fallado para que finalmente no se haya podido sumar en esta confluencia a Ganemos Jerez?

Yo creo que a la hora de plantear y ver la posibilidad de acudir juntos a unas elecciones hay que coincidir en el cómo y en el para qué. En el cómo, en este caso hablo de la fórmula jurídica, que es una cuestión fundamental porque si no se coincide en eso, es imposible presentar algo conjunto. Y ahí ya no coincidíamos. Y luego es muy importante el para qué, para que no suceda lo que, por ejemplo, ocurrió entre Podemos y Ganemos en este mandato. Ahí surgen tensiones que pueden amenazar con destrozarlo todo. Nosotros creíamos que eran dos cuestiones fundamentales y si íbamos juntos, íbamos con todas las consecuencias. Hemos tenido claro el cómo y el para qué, y en eso desde el primer momento no hemos coincidido con Ganemos.

Un momento de la entrevista con el alcaldable de Adelante Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

¿Qué quieren ellos y qué quiere Adelante Jerez?

Nosotros planteábamos que nuestra presencia en un gobierno debe tender a la premisa de que cuando gobernamos lo hacemos para transformar. El PSOE no es una fuerza de cambio y no íbamos a entrar en un gobierno para ejercer de subalternos del PSOE. Si hacíamos algo así, era porque tenemos mayoría en la junta de gobierno local y podemos aplicar nuestras políticas. Todo lo demás no nos interesa. No nos interesa calentar sillones si no tenemos una garantía real de poder aplicar nuestras políticas. Que es ya el discurso que planteamos cuando fue imposible conformar aquel tripartito. Ahí ya IU cerró la puerta porque no se trataba de entrar a toda costa. Y eso no es lo que nos planteaba Ganemos. En vista de que no había acuerdo con eso y en vista de que no había acuerdo respecto a cómo se iba a presentar la coalición, porque Ganemos apostaba por la fórmula de la agrupación de electores y estaba absolutamente descartada por el resto de organizaciones, entendimos los unos y los otros que no tenía sentido alargar conversaciones que estaba claro que no iban a llegar a ningún sitio.

¿Esta situación de división perjudica a la izquierda el próximo 26 de mayo?

Entiendo que, objetivamente, sí. Lo deseable es que todos hubiésemos sido capaces de conformar una misma lista, y hemos apelado también a la responsabilidad de Ganemos. En este caso, lo que no podía pretender es que cuatro organizaciones, cambiáramos las decisiones que tenemos adoptadas porque ellos no están de acuerdo con alguna de ellas. Hablamos de que Izquierda Andalucista, Primavera Andalucista, Podemos e Izquierda Unida han alcanzado un acuerdo con respecto a cuestiones importantes para cerrar la confluencia, y lo que no puede pretender Ganemos es que todo el mundo baile al son que ellos van marcando. Nosotros le pedimos un esfuerzo de generosidad que, realmente, es el que hemos hecho cada una de las organizaciones porque en una confluencia de estas características todos estamos sacrificando cosas. Les emplazamos a ese ejercicio de responsabilidad y generosidad, y a que entendieran que para llegar a acuerdos hay que ceder en cosas, y ellos pues no estaban dispuestos y, por tanto, no fue posible. Pero sí que creo que, objetivamente, no es bueno que la izquierda vaya en listas diferentes.

Sobre Ganemos: “El candidato de la confluencia Adelante Jerez el próximo 26M afirma que las negociaciones para incluir a Ganemos en el bloque fallaron porque no coincidían en “el cómo y el para qué”. Aspira a ser fuerza mayoritaria y que “el PSOE nos vote a nosotros en la investidura”

Se quejaban en todo este proceso de que ustedes no fuisteis lo suficientemente receptivos como para negociar desde la base, como que todo estaba ya preparado desde arriba. ¿Esto se ajusta a la realidad?

No, no lo es porque, a ver, Ganemos nos cita a una reunión cuando ellos entienden que tenemos que empezar las conversaciones, que no coincidía con el momento en el que entendíamos que hacerlo. En ese caso, Podemos por su parte e IU por la nuestra, estábamos embarcados en distintos procesos asamblearios. No era posible cerrar nada porque, previamente, teníamos que ver cómo quedaba la composición y cuál iba a ser la estrategia de nuestra organización. IU se estructura en distintos niveles y tenemos una estrategia que va más allá de lo municipal, y entendemos además que debe de ser así porque Jerez no está sola en el mundo y necesitamos estructurarnos a todos los niveles. A partir de ahí, cuando se despejan esos escenarios, Podemos y nosotros lo primero que hacemos es llamar a Ganemos y sentarnos. Les planteamos las dos cuestiones fundamentales que te he comentado y estábamos dispuestos a construirlo todo y a hablar de todo, pero evidentemente si en dos premisas fundamentales no coincidíamos, no tenía sentido seguir porque no iba a ser posible el acuerdo.

Dicho todo esto, ¿quién será el principal adversario político de Adelante Jerez en las municipales?

Nuestro adversario es la derecha, siempre lo ha sido y siempre lo serán las políticas de la derecha. A nosotros ha habido cosas de este gobierno que no nos han gustado y con las que hemos sido muy críticos, como por ejemplo el papel servil que se ha ejercido con respecto a las multinacionales que prestan servicios en esta ciudad, blanqueando el hecho de que Aqualia y Urbaser hayan funcionado como Pedro por su casa, y por eso te digo que nuestro adversario es tanto la derecha como las políticas de derecha que aspiramos a combatir; y lo hacemos con un proyecto y un modelo de ciudad que es el que básicamente siempre ha defendido IU y que también coincide, en lo general, con el que tiene Podemos. Nosotros combatimos la privatización de servicios públicos, el deterioro de estos servicios que se prestan a los ciudadanos, el maltrato a los trabajadores… Creemos en otra cosa y es lo que vamos a volver a defender.

¿Por qué el votante debería apostar por Adelante Jerez frente a otras opciones de izquierda o progresistas?

Tendría que apostar por Adelante Jerez porque siempre hemos tenido claro de qué lado estamos, ninguna de las organizaciones que forman parte de esta confluencia son sospechosas, tenemos unas estructuras y unos principios basados en un proyecto político testado y que es heredero de muchos años de acción política e institucional, y en las calles… Ahí está nuestro trabajo y nuestras propuestas, y somos una apuesta política solvente, que no da bandazos. Todo el mundo sabe qué defendemos y no vamos a sorprender a nadie con posicionamientos extraños.

El candidato de Adelante Jerez el próximo 26M, en conversación con este medio. FOTO: MANU GARCÍA

Si tenemos en cuenta que las mayorías absolutas pasaron a la historia, ¿cómo se plantean ese horizonte? Podemos ya dejó claro que no entraría en un gobierno con el PSOE…

Partimos en este proceso electoral con el firme objetivo de estar por delante del PSOE y que sea el PSOE quien nos tenga que votar la investidura a nosotros para poder gobernar y aplicar el mayor porcentaje posible de las políticas que presentamos en el programa. Ese es el objetivo con el que partimos: ganar la Alcaldía de esta ciudad. Evidentemente, hay otro escenario de no conquista de ese objetivo principal. Si nos viéramos en ese escenario de que quien tiene esa mayoría es el PSOE, y somos clave para conformar a un gobierno alternativo al de la derecha en esta ciudad, tenemos claro, como te decía antes, que no ejerceremos de subalternos del PSOE, en una correlación de fuerzas que nos condene a comulgar con ruedas de molino, pero esto no significará que no vayamos a responder al compromiso que siempre hemos tenido de cerrarle el paso a la derecha. En ese supuesto, hablaríamos para conformar el mejor gobierno posible que permitiera aplicar el mayor número posible de propuestas que defendemos, y a partir de ahí, haríamos un ejercicio de oposición crítica y responsable como el que hemos hecho durante este mandato.

En ese caso, está claro que no entrarían en un gobierno…

Si estamos por debajo del PSOE, no.

¿Fue un error la ‘performance’ de la lejía?

(Risas) Entiendo que no, entiendo que no. Sí es verdad que nos ha permitido sacar muchas conclusiones. Pero entiendo que no porque veíamos que teníamos que poner el foco en un problema que va desde el uso de recursos públicos para proteger a la ultraderecha de una amenaza, que al menos en Jerez, no existe, y no entendíamos ese despilfarro de recursos públicos policiales, hasta alertar del auge del discurso de la extrema derecha y su entrada en las instituciones. Queríamos llamar la atención sobre eso y lo conseguimos. Es cierto que la foto ha sido criticada por determinadas personas y asumimos cualquier crítica…

Partimos en este proceso electoral con el firme objetivo de estar por delante del PSOE y que sea el PSOE quien nos tenga que votar la investidura a nosotros para poder gobernar

Incluso de gente de dentro…

Claro, porque ahí se ha abierto un debate sobre si actuaciones de este tipo no vienen a visibilizar aún más a Vox y que eso no sería conveniente. Nosotros no estamos de acuerdo con eso.

¿No es hacerle el juego a lo que ellos quieren?

Pero Vox está ya en todas partes, no somos nosotros los que le podemos hacer publicidad. En todo caso, será Vox quien nos haga publicidad a nosotros. Su discurso y Vox en sí mismo está hoy en cada conversación de café. En la Alemania de 1930, el PC debatía acerca de sí podía ser un error o no visibilizar a los nacionalsocialistas. Se decidió que mejor no visibilizarlos, pero los nazis ya estaban en todas partes, tanto es así que dos años después ganaron las elecciones. Creo que a esta gente hay que quitarles la careta, sin miedo, y decir claro qué es lo que son y qué es lo que quieren. Lo contrario es eludir una responsabilidad que tenemos y, mientras lo pensamos, no nos equivoquemos, ellos siguen extendiendo su mensaje de odio sin oposición. Hemos lanzado un mensaje contrario que fuera lo más efectivo posible. ¿Hay gente a la que no le ha parecido la forma más adecuada de hacerlo? Lo respetamos y asumimos la crítica, pero queríamos lanzar un mensaje del peligro que supone ese ascenso de la extrema derecha y entendíamos que esa era la mejor manera.

En la Alemania de 1930, el PC debatía acerca de sí podía ser un error o no visibilizar a los nacionalsocialistas. Se decidió que mejor no visibilizarlos, pero los nazis ya estaban en todas partes, tanto es así que dos años después ganaron las elecciones

Como quizás lo que siempre se espera de la izquierda es que su discurso se articule sobre propuestas de transformación, ¿podría enumerar dos o tres ejes fundamentales del programa que van a presentar y alguna concreción de los mismos?

Hay una cuestión que es fundamental: el escaso peso del sector industrial en el modelo productivo que tiene esta ciudad. Creemos que es imprescindible relanzar el PTA y tenemos propuestas para crear una bolsa de suelo industrial que sea la más importante de la provincia por la importancia logística de ese espacio concreto. Luego, llevaremos una propuesta muy interesante para reforzar el papel y la importancia para la ciudad que tiene el polígono industrial El Portal, conectándolo con vías de gran capacidad. Hay que conectarlo como corresponde con el Puerto de Algeciras, no puede ser el patio de atrás de la ciudad.

Llevamos una apuesta por el urbanismo sostenible, con especial atención con el centro histórico y apostaremos por planes especiales, uno en concreto para el centro histórico que permita aplicar políticas urbanísticas sobre sus problemas. La gestión y la disciplina urbanística están completamente abandonadas y hay una responsabilidad en esto y también en los propietarios, que no son familias, sino bancos y fondos buitres. Y luego, hay otra propuesta, que ya hemos trabajado en este mandato, como es Tierras de Sidueña, que comprende la conformación de un gran cinturón verde en torno a la ciudad, con parques agrarios, para intentar aprovechar ese pulmón verde y esos parajes que tenemos para revalorizar el patrimonio medioambiental que disponemos. Lo que vamos a hacer es continuar la línea que ya hemos iniciado en este mandato.

Ruiz-Berdejo, en la entrevista con lavozdelsur.es / FOTO: MANU GARCÍA

¿Cómo se consigue reactivar y motivar a la plantilla municipal, clave para la recuperación de la ciudad?

Lo primero, dejar de etiquetar al personal, que es un vicio que han adquirido distintos gobiernos que han pasado por el Ayuntamiento. Este trabajador es del PP, este otro, del PSOE, ese es pachequista… Con eso hay que acabar. Son trabajadores municipales y tienen una responsabilidad con este Ayuntamiento, y desde el Ayuntamiento tenemos la responsabilidad de aprovechar al máximo los recursos humanos de que disponemos. Hay que hacer un debate profundo sobre qué Ayuntamiento queremos y cuál es el que necesitamos. En este caso, sabemos qué Ayuntamiento defienden otros, uno desprovisto del máximo número de competencias y que funcione como una mera oficina de gestión de impuestos y cuatro cosas más.

Nosotros creemos que hay que modernizar nuestro Ayuntamiento y para eso probablemente tendremos que ir a un nuevo catálogo de servicios y tendremos que hacer modificaciones importantes

Nosotros creemos que hay que modernizar nuestro Ayuntamiento y para eso probablemente tendremos que ir a un nuevo catálogo de servicios y tendremos que hacer modificaciones importantes. Nos hemos encontrado un Ayuntamiento que está enfocado hacia dentro, y eso hace que los distintos procesos sean tediosos y provoca que muchos ciudadanos abdiquen de solicitar ayudas o exigir que se les dé una respuesta. Hay que apostar por los servicios más que por la burocracia interna que se ha ido tejiendo con la ayuda de los diferentes gobiernos. En este Ayuntamiento estamos absolutamente convencidos de que no sobra nadie, pero hay que acometer una ambiciosa reforma para ofrecer unos servicios acorde a lo que los ciudadanos necesitan.

¿Usted está satisfecho con su aportación en estos cuatro años? Si tuviera que hacer autocrítica…

En líneas generales, estoy satisfecho, hemos defendido el programa con el que nos presentamos, y si tuviera que hacer autocrítica, que siempre es recomendable, sí que es cierto que en determinados momentos hemos sentido cierta impotencia, de la cual en algún grado seremos responsables, por la incapacidad para hacer virar las políticas que estaba aplicando el PSOE. Hay cosas que hemos conseguido sacar adelante y otras que han sido imposibles.

Ha habido gente que no ha terminado de entender la confluencia, gente que no ha terminado de entender cómo se ha hecho, y nos ha abandonado por eso

A nivel orgánico, serán las primeras elecciones en algo más de treinta años en las que IU no concurrirá con su propia marca en la ciudad, ¿de alguna manera se ha descapitalizado el proyecto? ¿Cómo ve a la organización en el municipio? Recientemente, se ha ido al PP la candidata y alcaldesa que tenían en El Torno.

Bueno, en primer lugar, IU concurre con su marca dentro de la confluencia, los ciudadanos van a encontrar su logo de IU en esa coalición. Por eso era muy importante ir en este tipo de confluencia, porque creemos que el proyecto de IU sigue muy vigente y vamos a seguir defendiéndolo. Estos procesos en los que hemos estado, y en los que se han cometido errores, y es sano ejercer esa autocrítica lo más sincera posible, nos ha generado un desgaste. Ha habido gente que no ha terminado de entender la confluencia, gente que no ha terminado de entender cómo se ha hecho, y nos ha abandonado por eso. Por decisiones más o menos respetables, ha habido compañeros que han dado un paso al lado, y otros compañeros que se incorporan para seguir aportando a un proyecto de IU en la ciudad que sigue perfectamente vigente y con la misma fuerza del principio. Evidentemente, se genera un desgaste y seguirá ocurriendo, pero no solo en IU, sino en cualquier organización política. Más si cabe, en un ciclo electoral como el que estamos teniendo.

¿Qué tipo de errores?

Hemos sido muy críticos, al menos en Jerez, con cómo se articuló la confluencia a nivel general. Entendíamos que había mucha gente de IU que no se iba a ver debidamente representada en esa confluencia. Afortunadamente, Adelante Andalucía es otra cosa y hablamos de una confluencia más horizontal. Y Adelante Jerez, aún más, si cabe. Es lógico que hubiese errores y será lógico que se sigan cometiendo porque esto es nuevo para todos y no es una estrategia sencilla, hay que alcanzar acuerdos y ceder cosas porque el contexto político lo requiere.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *