Política

Rota abre en julio un parque acuático en las parcelas donde debía haber un colegio y un parque

El proyecto, avalado por el ejecutivo local y que parte del Hotel Alegría Costa Ballena con una inversión de 2 millones, cuenta con el rechazo de numerosos vecinos y organizaciones conservacionistas

Rota contará a partir del próximo 1 de julio con un parque acuático. Enclavado en Costa Ballena, AquaFun Costa Ballena estará gestionado por el hotel Alegria Costa Ballena y estará comunicado con el alojamiento. Esta inversión privada ronda los 2 millones de euros y la previsión es que las instalaciones puedan dar cabida desde este próximo verano a un máximo de 1.200 plazas. La concesión municipal (en Rota gobierna el PSOE) es a 20 años, pero la controversia estriba en que las dos parcelas sobre las que se levanta la iniciativa, que suman unos 7.500 metros y son aledañas al hotel, han sido reclasificadas hace ahora algo más de un año por el pleno municipal roteño para permitir este nuevo uso, en lugar del previsto: servicios públicos educativos y zona verde.

Para el director del Hotel Alegría Costa Ballena, Domingo Molina, “es una buena noticia para la localidad ya que completa la oferta turística de Rota y pone en valor la coordinación y el trabajo del Ayuntamiento de Rota con el sector privado”. Sin embargo, desde que tuvieran conocimiento de la construcción de este parque acuático y aparcamientos en las dos parcelas municipales cedidas por dos décadas, algunos vecinos de Costa Ballena se han constituido en plataforma y, aparte de mantener reuniones para ver qué acciones llevar a cabo, así como la recogida de firmas (unas 1.300 en change.org), llevaron a pleno la posible paralización del proyecto. Visto lo visto, con poca receptividad por parte de las autoridades locales.

Organizaciones como Equo en Rota lamentaron que la Corporación municipal “no tenga en cuenta el derroche de un bien esencial para la vida como es el agua, ni la destrucción de zonas verdes que serán convertidas en aparcamientos, ni los procedimientos a la hora de tomar decisiones que sólo benefician a empresas privadas y de fuera de Rota, que apenas crea puestos de trabajo y que estos además son precarios y estacionales, y que sorprendentemente acelere los procesos en beneficio de unos pocos, cuando para “el resto de los mortales” los procesos se dilatan en el tiempo, y no atienda las quejas de los vecinos y vecinas afectadas”.

Desde la plataforma, aseguran que “algunos vecinos y vecinas de la zona estamos intentando paralizar esta actuación entendiendo que no es necesario un parque acuático en una zona de urbanizaciones con piscinas y muchos kilómetros de playa, y con parques acuáticos a muy pocos kilómetros. El gasto de agua, dados los problemas de abastecimiento que ya hemos sufrido en el pasado, no es más que el despilfarro de un bien tan necesario, y a la vez tan escaso”. “Que sepan todos los roteños y roteñas, que van a pagar de sus bolsillos todos los gastos que genere devolver a su estado original la parcela educativa cedida durante 20 años al Hotel Alegría por el Ayuntamiento de Rota, además de perder zonas verdes en la zona de juegos infantiles cambiadas por parking para coches, y pagarán por los beneficios privados del Hotel Alegría cuando cese la actividad por falta de agua”, asegura Mateo Quirós, activista roteño de Equo.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *