Opinión

¿Rosalía? ¿Por qué no te callas (y sigues viendo OT)?

Quiero volver al caso Rosalía, no para hablar de ella sino para hablar de vosotros. Hoy, al “abrir” la prensa, con sus espantosas noticias de todo tipo, vuelven a aparecer artículos hablando mal sobre el fenómeno Rosalía, sobre que si está hasta en la sopa, sobre que si es de una ambición sin límites… en fin, todo esto en un país que cada temporada aúpa a unos críos sin talento ni originalidad a través de programas como OT (el fenómeno Rosalía se queda en nada comparado con fenómenos pasados como el de Amaia) o a personajes-basura como Isabelita Pantoja, Belén Esteban o Suso (cuya procedencia desconozco). Por no hablar de los que ya se consideran “estrellas” y responden al nombre de Pablo Alborán, Chenoa, Bisbal o Busta.

Vivimos en un país con tan mal gusto y tan acostumbrado a la basura maloliente que lógicamente hemos perdido el norte. Rosalía te puede no gustar porque no sepas como suena lo bueno (tú que no sabes quién es La Niña de los Peines ni Mayte Martín ni Manuel Torres ni Carmen Linares ni el Sordera ni la Macanita ni José Menese; tú que asocias el flamenco con su versión más degenerada y hortera; tú que no has oído jamás nada bueno: ni clásico, ni contemporáneo; tú que no tienes oído y solo escuchas música mala como fondo a las estupideces que decís tú y tus amigos cuando estáis en los bares) y lo disfraces con que no te gusta el “flamenquito” (aunque bien que te gustaba Ketama o bien que bailaste el Bulería, Bulería); puede que te gustase más su primer disco con Refree (como a mí) porque te parecía más intimista, menos comercial, más elegante…

Puede que incluso te parezca que hay una campaña de marketing agresiva por vender a Rosalía internacionalmente, algo que la convierte más en un producto aséptico sin mucha alma digno de aparecer en ese espanto que es El Hormiguero… pero, cariño, en un país que se traga sin filtros cualquier producto made in USA, donde la calidad nunca ha sido un referente (sobre todo en la cultura más mainstream y con particular énfasis en la música, de un tiempo a esta parte), en ese país que idolatra a Belén Esteban y a Alaska y a Amenábar y compra muchos libros de Mínim Huerta (al que iban a hacer ministro), en ese país que dedica media hora de los telediarios a hablar de dos equipos de fútbol y donde los jugadores tienen más líneas que los políticos (no te digo ya que los pensadores, artistas o escritores), no critiques lo nuevo de Rosalía ni a ella por estar hasta en la sopa.

Porque por fin el mainstream se ha aliado con cierta calidad, porque por fin se atisba tras el producto un esfuerzo original y artístico, una estética, una dedicación, un trabajo. Piensa más bien que eres un poco miserable, que eres incapaz de ver el auténtico talento y que posiblemente también seas un poco machista y un poco charnegófobo (andalucatalanófobo, toma ya). Y llegados aquí solo me queda decirte lo que dijo el emérito: ¿por qué no te callas (y sigues viendo OT)?

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. Por qué no te callas, o mejor dicho, dejas de escribir tú para sentirte moralmente superior a la media. Escribiré con celeridad, porque no mereces que pierda en exceso el tiempo contigo. Quizá tu problema sea tu alrededor, pero en España ha habido fenómenos mainstream con calidad que han funcionado en el mercado musical. Nacha Pop, Héroes del Silencio, Amaral, La Mala Rodríguez. Quizá, si salieras de tu conciliábulo de hipsters, verías que hay mucha más gente abierta de miras de la que presupones. Que si vas a un festival en tu tierra como es el Serie Z, te encontrarás a melómamos que aman igual a Kiss como La leyenda del tiempo de Camarón u Omega de Lagartija Nick y Morente, dos discos que en su publicación recibieron bastantes críticas adversas. O Barcelona, que seguramente no sepas que fue un álbum entero de Mercury con Caballé, no sólo una canción, y extrapoló el mundo de la ópera a una audiencia ajena a ella. En vez de explicarnos por qué Rosalía debemos escucharla, nos insultas. Y con todo mi respeto a Rosalía, en mi lecho de muerte si me dieran a elegir entre escuchar a Rosalía o a Maria Callas, a quién crees que elegiría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.