Voces de Aquí

Rober Pazo, ‘icono’ de la primera televisión local de España

El presentador de Onda Jerez, que celebra este 2019 sus 30 años en antena, se inició en el mítico 'Guati Guati', y es 22 años después uno de los emblemas de la cadena

No está acostumbrado a estar al otro lado ni a sentarse en uno de los sillones del Programa de Rober como entrevistado. Mientras posa orgulloso en uno de los platós de Onda Jerez Televisión, Rober Pazo (Jerez, 1969) reconoce a lavozdelsur.es no solamente que no suele hacerlo, sino que las veces que se lo han propuesto no ha aceptado. “No sé cómo he accedido a esto, ¿eh?”, advierte, con el humor que le caracteriza. “Me pongo nervioso, no sé qué responder”, dice una de las caras públicas más conocidas de la tele local, que seguramente puede contar a lo largo de su trayectoria por miles sus invitados.

El próximo mes de abril, Rober cumple 22 años en antena. Lo que fue para el emblemático presentador jerezano una oportunidad se convirtió en una realidad aquel 1997, cuando entró a formar parte de Guati Guati, uno de los programas más recordados en la historia de la cadena pública municipal. “Todavía me saludan gente por aquello… Rober, ¿tú no te acuerdas de mí? Yo es que iba al gusano del Guati Guati“, comenta. El jerezano, que trabajaba en el sector de la hostelería, siempre había estado interesado en el mundo de la comunicación, pero no pudo acceder por circunstancias familiares a estudiarlo, lo que no le eximió de realizar cursos y acercarse a este mundo de forma autodidacta.

Rober Pazo durante el encuentro con lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA.

“Realmente yo empecé aquí porque un amigo actor, Pingüi que estuvo en la serie Hospital Central y ahora vive en Madrid, me llamó”, reconoce. Pingüi, que recientemente ha trabajado en La que se avecina, hacía en aquel entonces un personaje en Guati Guati, y ante la creación de otro nuevo, se acordó de su amigo Rober. “Yo tenía miedo a la tele, pero como a mí me gustaba quería que fuera al casting. Me lo comentó un miércoles, la prueba era el lunes y yo estaba todo el tiempo diciendo: no voy a ir, no voy a ir”. Rober, pese a resistirse hasta el último momento, al final acabó yendo. “Él ya había hablado con Rafa y José María Abad (realizador del programa) y tenía que ir… fui y del tirón me cogieron”.

Rober, que pensaba que era algo “anecdótico” empezó a hacer uno de los personajes del programa infantil estrella de Onda Jerez, que presentó durante las dos primeras temporadas su ex compañero Rafa, y que llegó a toda una generación de niños jerezanos de los 90, quienes lo siguen recordando con cariño más de dos décadas después. “A los niños le encantaba Bobalín, me escondía detrás (señala el pasillo que da entrada al plató), asomaba un poco la cabeza y lo flipaban”, cuenta. Después de Guati Guati, José Antonio Carmona, el primer director de Onda Jerez, le llamó para un reportaje de ultraligeros con María José García Mondelo, presentadora con la que luego hizo Ático derecha, en el que el plató se convertía en un piso, donde ambos eran los protagonistas. “Se supone que en el ático izquierda había una productora de televisión, la gente se equivocaba y llamaban al ático nuestro. ¿La productora? No, no, está en el otro lado, pero sube y te indicamos”.

Rober Pazo lleva 22 años en la televisión pública municipal, y se ha convertido en un icono de Onda Jerez. FOTO: MANU GARCÍA.

Y de ahí hacia su consolidación como presentador televisivo, llegando a dirigir Clack!, que desde Jerez se emitía en otras televisiones locales de España. Rober pasó a formar parte de la plantilla de Onda Jerez, haciendo numerosos reportajes, directos y magazines, su punto fuerte, con el que ha acogido a todo tipo de personas e iniciativas sociales de ciudad en plató, un legado que continúa hoy en la tercera temporada de El programa de Robe. Como gran conocedor de lo que se respira en la ciudad  al dar cobijo a numerosos artistas, políticos y personalidades, Rober se sincera ante lavozdelsur.es y sostiene que Jerez, pese a su situación, se mueve y es una ciudad muy activa.

La televisión pública de Jerez, que es la más antigua de España, se abrió tan sólo dos meses después de Canal Sur, y en este 2019 celebra su trigésimo aniversario. Rober, a ese respecto, se enorgullece de pertenecer a una televisión “pionera” y llama a ponerla en valor. “La televisión local es importante e imprescindible para la ciudad, porque es como un rotativo local pero en imágenes”, dice de una cadena que sigue siendo referencia por acoger estudiantes en prácticas de todas partes de España y habiendo lanzado a presentadores como Jaime Cantizano, Mercedes Núñez o Enrique Gallego, entre otros. El presentador reconoce que “la televisión, por mucho que hayamos avanzado tecnológicamente, redes sociales e internet, sigue siendo la televisión”. Sin embargo, se considera casi un rara avis y confiesa, pese a ser un icono televisivo local, no ser telespectador. “Yo no veo la tele, es decir, nada. ¿Por qué? Porque no encuentro nada atractivo que me llame la atención. Lo que yo veo hoy en la televisión ni me distrae siquiera”, ríe.

Rober reconoce tener “miedo escénico” y recuerda sus inicios en la televisión entre risas. FOTO: MANU GARCÍA.

Aun así, cree que la televisión local se sigue viendo y prueba de ello es su propio conocimiento público. “Yo voy por la calle y todo el mundo me saluda, desde los mayores hasta los niños pequeños y los jóvenes, que normalmente son muy reacios, y a mí me dicen: ¡Rober, quillo, eres el mejor!”, cuenta, al tiempo que hace gala de que Onda Jerez goce de buena salud y de que cuenta con una programación heterogénea y para todos los públicos. “La gente dice que no ve Onda Jerez pero eso es mentira, te lo digo yo porque la gente nos lo comenta, Onda Jerez se sigue viendo y si es en fechas puntuales o en fiestas como Feria, Semana Santa o Navidad, más”.

Rober reconoce que tiene la idea de retomar un programa infantil, algo que ha comentado a la dirección de la televisión local, sabedor también de que 2019 no es 1997. “Los niños de hoy no son los de hace 20 años, en aquel se sentaban en un debate, pero hoy no salen de los videojuegos. Había que estudiar de qué forma hacer un programa infantil adaptado a los tiempos de hoy, algo que me encantaría hacer con María Espejo”, confiesa. Un magazine infantil que vuelva a unir a las niñas y los niños jerezanos en torno a su tele local, que tantas alegrías y risas les dio en el pasado y que, pese a las dificultades de los últimos años, respira gracias al trabajo de profesionales como él.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *