Sociedad

Roban en siete viviendas de Cádiz haciéndose pasar por técnicos de una compañía eléctrica

La Policía Nacional informa que los falsos operarios seleccionan los domicilios de las víctimas y se decantan por aquellas en las que viven personas mayores

La Policía Nacional ha tramitado en Cádiz siete denuncias sobre los hurtos perpetrados en sus viviendas durante una supuesta revisión de la instalación eléctrica de sus domicilio, tras personarse una persona haciéndose pasar por técnico de una empresa suministradora de electricidad con la escusa de revisar la potencia contratada y realizar una oferta muy beneficiosa para rebajar la factura de la luz.

Los falsos operarios seleccionan los domicilios de las víctimas, tras realizar un estudio exhaustivo, decantándose por aquellas en los que viven personas mayores, especialmente mujeres. Una vez centrado el piso, los investigados se personan en el lugar, vestidos con la uniformidad característica de las empresas suministradoras de electricidad y con identificación falsa.

Mientras uno de ellos queda apartado sin que la víctima lo vea, el primero le pide el contrato del suministro con la escusa de ver la potencia contratada y la factura mensual. Con la escusa de ver los aparatos eléctricos que tienen en la cocina, el falso técnico entra junto con la víctima, dejando la puerta de entrada de la vivienda abierta para permitir la entrada del otro implicado si que sea visto y así proceder a sustraer todos los efectos de valor que se encuentren en la casa, especialmente dinero en efectivo y joyas.

La Policía Nacional recuerda a los ciudadanos una serie de pautas de seguridad básicas para evitar ser víctima de esta modalidad delictiva: No abrir la puerta de su domicilio o el portero automático a personas desconocidas; desconfiar siempre de quien llame a su puerta ofreciéndole cualquier cosa, aunque le diga representar a un organismo público: sospechar de los servicios técnicos que no hayan sido solicitados por usted o por su familia.

La Policía Nacional también recomienda identificar a todos los empleados que deban efectuar reparaciones, revisiones o cobros en su domicilio (luz, gas, teléfono etc.); cuando se reciban llamadas telefónicas, no dar nunca datos personales o bancarios, aunque digan pertenecer a organismos públicos; no marcar números de teléfono de tarificación especial (normalmente comenzarán por 905, 803, 806…), ya que la llamada tendrá un coste muy elevado.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *