Sociedad

Recuperan 350 restos de peces con 6.200 años de antigüedad en San Fernando

Los investigadores de la Universidad de Cádiz han encontrado 15 hogares y cuatro fosas de la época neolítica en el Campo de Hockey 2

Investigadores de la Universidad de Cádiz (UCA), dirigidos por los arqueólogos María Sánchez y Eduardo Vijande, profesor de Prehistoria en la UCA, han llevado a cabo una excavación en el Campo de Hockey 2, en la localidad de San Fernando. En dicho enclave se han encontrado más de 350 restos de pescado de dimensiones milimétricas de más de 6.200 años de antigüedad.

Esta excavación, que ha sido autorizada por la Delegación Territorial en Cádiz de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía, “nos ha llevado a encontrar, en un espacio de dimensiones similares a las de una pista de tenis, 15 hogares y cuatro fosas (concheros) de la época neolítica que contenían una gran cantidad de restos de moluscos y peces”, ha explicado la arqueóloga María Sánchez.

La UCA ha señalado en un comunicado que gracias a la flotación, el cribado con agua y triado del sedimento de estas estructuras, ha sido posible documentar más de 350 restos de pescado de dimensiones milimétricas. Dichas labores de triado han estado coordinadas por José María Corona, cuyo trabajo de fin de máster (en Arqueología Náutica y Subacuática de la UCA) se centrará en el estudio pormenorizado de estos peces.

“El objetivo es determinar las especies que fueron capturadas y aproximarnos a las posibles estrategias y técnicas que utilizaron para su captura”, ha afirmado José María Corona. Los resultados preliminares apuntan a un predominio de los espáridos (doradas y pargos), aunque también se han documentado restos de corvinas, cazón, boquerón, sardina, raya y marrajo. En la determinación de las especies han participado las especialistas Alicia Hernández Tórtoles, arqueóloga, y Milagrosa Soriguer, profesora de Biología Marina de la Universidad de Cádiz.

El coordinador científico de los estudios, Eduardo Vijande, ha indicado que este estudio es “de gran interés dada la escasez de yacimientos neolíticos en el sur peninsular con amplios registros de ictiofauna” y ha señalado que “la presencia de estas fosas con gran cantidad de peces junto a más de 15 hogares en un espacio de dimensiones reducidas, nos hace plantear la hipótesis de estar ante un área de procesado de pescado donde, en primer lugar, llevarían a cabo labores de limpieza y fileteado para, posteriormente, ahumarlos en los hogares permitiendo así una conservación prolongada de este recurso alimenticio”.

Una posible área de ahumado de pescado para su almacenamiento FOTO: UCA

Las dataciones radiocarbónicas de este trabajo se han realizado gracias al proyecto CEIJ-015 del Campus de Excelencia Internacional del Mar (CEI·Mar), dirigido por el profesor Eduardo Vijande Vila, y al proyecto del Plan Nacional I+D HAR2017-87324-P, dirigido por el profesor José Ramos Muñoz.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *