Política

Rechazan la moción de Vox contra el aborto y su término inventado ‘abortorio’

La formación de ultraderecha relaciona esta práctica con la baja natalidad. PSOE, Ciudadanos y Adelante Andalucía rechazan sus medidas y el PP se abstiene

El Parlamento de Andalucía ha rechazado este jueves, con los votos de PSOE-A, Ciudadanos y Adelante Andalucía, mientras que el PP-A se ha abstenido, las medidas planteadas por Vox para evitar el aborto y su referencia a “abortorios públicos y privados”, según se recogía en una moción relativa a política general en materia de familias.

Los 22 restantes puntos de la moción han sido aprobados por PP-A y Ciudadanos, mientras que PSOE-A y Adelante Andalucía la han rechazado en su totalidad. El punto de la moción de Vox relativo al aborto y que ha sido rechazado en su totalidad, recogía la creación de un plan de prevención que permita dar a conocer el drama del aborto. Dicho plan, según planteaba Vox, contemplaría dar apoyo emocional, laboral, educativo, médico y económico “para promover la continuación del embarazo, antes y después de dar a luz, así como de informar de todos los beneficios y ayudas existentes, así como la realización de los diferentes trámites de los que pudieran ser beneficiarias las familias”.

Asimismo, se planteaba implementar “medidas para garantizar la calidad de la asistencia en todos los abortorios públicos y privados, de tal modo que se garantice que estos centros cumplen escrupulosamente con la legislación vigente, evitando de esta forma cualquier práctica irregular”. Otra demanda se refería a la formación de los profesionales que están en contacto con las mujeres embarazadas en situación de riesgo de aborto voluntario, de manera que puedan ser capaces de ofrecer una alternativa a este drama personal y social que supone cada aborto

La enmienda de modificación que propuso el grupo popular, no admitida por Vox, recogía que se incorporara al plan de familias de Andalucía medidas para dar a conocer las consecuencias del aborto, trabajando de manera especial en las medidas de educación sexual y reproductiva para evitar así el drama que supone un aborto. La enmienda del PP-A suponía además la eliminación del término “abortorios” y planteaba “garantizar la calidad asistencial de todos los centros donde se practican interrupciones del embarazo, ya sean de titularidad públicas o privadas, de manera que cumplan con la legislación vigente y se evite cualquier práctica irregular”.

En cuanto a la enmienda de Cs planteada al punto de la moción de Vox sobre el aborto, que tampoco fue aceptada, planteaba “garantizar el respeto a la legislación vigente contenida en la Ley Orgánica del de 3 marzo de 2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, que reconoce el derecho a interrumpir el embarazo dentro de las primeras 14 semanas de gestación, siempre y cuando se haya informado a la mujer embarazada sobre los derechos, prestaciones y ayudas públicas de apoyo a la maternidad, y transcurran tres días desde esa información hasta la intervención, fomentando una adecuada educación afectivo sexual”.

En cuanto a los puntos aprobados de la moción, algunos transaccionados por PP-A y Ciudadanos, se refieren a la creación de un cheque de conciliación; a medidas para fomentar la natalidad; al estudio de la creación de una posible prestación para los abuelos que se encargan del cuidado de sus nietos, o al estudio sobre la exención para las familias numerosas del máximo número de tributos y tasas posibles en los trámites de la administración autonómica.

En el turno de intervenciones de los grupos, el diputado de Vox Manuel Gavira ha asegurado que su formación no pretende “enfrentar” con esta moción, sino que quiere evidenciar que en España se necesita que nazcan más niños porque hay un serio problema de natalidad. Ha insistido en que se necesitan más niños y el aborto es evidente que “impide los nacimientos”. Ha indicado que los niños nacen porque “tienen un padre y una madre” y ha apuntado que el concepto familia “es un concepto jurídico”.

Por su parte, la parlamentaria del PSOE-A, Mercedes Gámez, ha manifestado que esta moción “no es pro-familias, sino anti otras formas de entender la vida y las familias”, y en esa línea ha lamentado que modelos de familias como las “monomarentales o monoparentales, las de acogida, las de adopción, las familias sin hijos, unipersonales, con dos padres o dos madres, no encajan” en esta moción ni en la “mente” del grupo proponente.

Además, ha rechazado la política de “bonificaciones fiscales” que plantea la moción porque el PSOE-A aboga por que las “ventajas fiscales” estén “en función de la renta”, y ha criticado que desde Vox “atacan la legislación que protege a las mujeres que libremente deciden abortar”, cuando “somos dueñas de nuestro cuerpo”, y ha acusado a Vox de “criminalizar a las mujeres que no hacen lo que ustedes quieren”, que es “parir y criar”.

Por parte del PP-A, la diputada Beatriz Jurado ha avanzado el apoyo de su grupo a esta moción aunque con enmiendas, y ha apostillado que, con esta iniciativa, desde Vox, además de “mejorar la situación de las familias”, buscan “incorporar su ideología y opción política a la sociedad” en un momento de “inestabilidad y zozobra importante” tras las recientes elecciones generales del pasado 10 de noviembre.

Ha defendido que las familias constituyen un “eje” del Gobierno andaluz de PP-A y Cs, que, desde que tomó posesión, está “cambiando el rumbo” y formando “equipos coordinados” para poner en marcha “las medidas necesarias para beneficiar a las familias desde todas las perspectivas”, y ha apostado por “beneficiar y ayudar a las numerosas”, por “ahondar aún más en la conciliación”, y por que las mujeres no se vean obligadas a “elegir entre el desarrollo profesional y la maternidad”.

La diputada de Cs Mónica Moreno ha considerado que la moción de Vox “esconde abismos” detrás de las palabras, que en algunos casos nos llevan a épocas en las que se imponía un modelo de sociedad único, donde la tradición tenía que estar por encima de las libertades. Ha señalado que hay que hablar de familias, en plural, porque el singular nos arrastra a épocas ya superadas. Ha pedido a Vox que explique si cuando habla de familia, deja fuera a familias monoparentales o de acogida.

En cuanto al asunto del aborto, ha recalcado que, ante todo, hay que respetar la libertad de la mujeres de elegir ser madres o no, y ha considerado que hay que trabajar más en la prevención y en la educación “que en la prohibición”. Ha señalado que los avances sociales logrados no pueden echarse por tierra ni se puede pretender imponer un modelo de sociedad o de familia.

La portavoz adjunta de Adelante Andalucía, Inmaculada Nieto, ha expresado el rechazo de su grupo a la moción porque no comparten ni el modelo de familia ni las prioridades ni los objetivos de Vox. Ha mostrado su desacuerdo con que una familia por el hecho de ser numerosa tenga un tratamiento fiscal más favorable que otras familias. Ha señalado además que el aborto “no tiene nada que ver” con los índices de natalidad y ha criticado el término abortorio al que recurre Vox en su moción, una palabra que ni siquiera “aparece en el diccionario”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *