Jerez

“Queremos convertir el Museo Arqueológico en el equipamiento cultural de referencia de Jerez”

Fernando Núñez, abogado y antropólogo, pasa a dirigir una institución que celebra 85 años de su apertura en 2020 y siete de su reapertura este fin de semana. Habrá esgrima medieval y un recorrido de músicas improvisadas: "Cualquier excusa" con tal de dar a conocer a la gente el corazón de intramuros

El Museo Arqueológico de Jerez celebrará 85 años de su apertura en 2020. Este fin de semana próximo conmemora, con una serie de actividades que van desde la esgrima medieval a las músicas improvisadas en un sorprendente recorrido sonoro por su exposición, los siete años desde que, con mucho esfuerzo y reivindicación, reabrió sus puertas en la plaza del Mercado. Será el primer aniversario sin Rosalía González al frente. Directora durante tres décadas y media de la institución, certificó su jubilación el pasado verano pero, de una manera o de otra, siempre será el “alma mater” de lo que representa hoy el Museo para la ciudad. Lo dice Fernando Núñez Gómez (Sevilla, 1975), quien como jefe del Departamento de Gestión del Patrimonio Histórico ha cogido el testigo que deja la salmantina de nacimiento aunque jerezana de adopción.

Núñez, licenciado en Derecho y Antropología, llegó a la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo en 2000 y ha seguido vinculado en estos años al Ayuntamiento a través de las sociedades municipales de Suelo y Vivienda. Desde hace unos tres meses gestiona el día a día del Museo junto a veteranos como los arqueólogos Francisco Barrionuevo y Laureano Aguilar, la restauradora Carmen Martín Mochales, y la responsable del área pedagógica María Ángeles Comesaña. Con encargos pendientes que dejó la anterior directora, como remozar la parte antigua del Museo, que durante 20 años no ha sufrido intervención alguna, o ampliar a varias fincas traseras de titularidad municipal para mejorar la zona de almacenaje, Núñez asegura, en declaraciones a lavozdelsur.es, que “una de las obsesiones que tenemos es acercar el Museo a todo el mundo”.

“Ten en cuenta que un Museo Arqueológico parece que es solo para gente que está interesada en la arqueología, no es como una pinacoteca, que va la gente como atractivo turístico, de forma más fácil y tal; nosotros queremos convertir al Museo Arqueológico de Jerez en un espacio de la cultura, sin más apellidos, en el que se hable de patrimonio histórico, pintura, escultura, música y, por supuesto, de arqueología. Queremos que sea el equipamiento cultural de referencia en la ciudad. En eso estamos trabajando desde hace ya unos cuantos meses”, desgrana el nuevo responsable técnico de la prestigiosa institución jerezana.

Núñez junto al resto de personal técnico del Museo Arqueológico de Jerez, en días pasados. FOTO: MANU GARCÍA

El Museo de la Ciudad es el Museo Arqueológico. En el pasado hubo proyectos fallidos para desgajar absurdamente estas dos ideas. Hoy en día es evidente que la historia milenaria de Jerez se concentra en la plaza del Mercado, corazón de intramuros y antiguo centro urbano de la ciudad. “Está claro, el Museo recoge la historia de la ciudad desde sus orígenes hasta el siglo XIX, y estamos trabajando en exposiciones sobre cuestiones muy contemporáneas, como una muestra por el 150 aniversario de la traída de las aguas de Tempul. No solo hablamos de un pasado remoto sino de cuestiones que son contemporáneas”.

Con unos 20.000 visitantes al año, el Arqueológico es mucho más y la demanda ciudadana demuestra que cuando se propone oferta interesante la gente responde. Así lo entiende su responsable: “La respuesta que tenemos a todas las cosas que organizamos de difusión del patrimonio es extraordinaria. Hay mucha gente que repite, un público fiel, pero hay mucha expectación y me sabe mal, porque parece que estoy vendiéndote lo que estamos haciendo, pero el otro día por ejemplo estuve en un sitio estupendo, en una conferencia de mucho nivel en Sevilla, y no había ni treinta personas. Aquí estamos metiendo de media 60, 80, 90… hacemos visitas guiadas que podríamos multiplicarlas porque tenemos una demanda tremenda, hay interés“. Y abunda: “En cuanto a la gente se le ofrece una programación variada, con visitas al patrimonio eclesiástico, con historia contemporánea, la gente responde, hay mucho interés. Ese es nuestro primer interés, que la gente conozca, y desde el conocimiento, valore y divulgue”.

El Museo ha concentrado toda la labor de difusión del patrimonio que promociona el Ayuntamiento de Jerez y sus actividades no se reducen solo a su apertura como centro arqueológico. “La gente viene y conoce el Museo; y aunque a lo mejor no viene por la arqueología en principio, comprueba al estar aquí que todo le interesa más de lo que pensaba. La idea es traer a la gente al Museo con cualquier excusa y ya que los tenemos aquí, convencerlos de que se queden y conozcan esto y lo trasladen a sus conocidos. Indudablemente, eso repercute en que el centro histórico se conozca más y haya más vida”. Ahí entramos en un punto caliente: intramuros y su presente y futuro.

Fernando Núñez, que desde la gerencia de Emuvijesa peleó lo indecible por diagnosticar la realidad de intramuros y, fundamentalmente, intervenir, cree que “se van dado pasos que animan a seguir”. “Creo que la reapertura de la plaza Belén es un hecho objetivo de importancia y sobre la base de eso, es algo que da pie a seguir. Queda muchísimo por delante, eso está claro, pero este gobierno municipal es un convencido de que, por ejemplo, este Museo debe ser un motor de atracción de temas culturales y así, poco a poco, iremos consiguiendo que la gente venga más a intramuros y alcanzar el objetivo final de su repoblación”.

Expectante con los nuevos hallazgos de La Corta y con el nuevo rumbo de Asta Regia, que se someterá en 2020 a nuevos estudios previos a una intervención en serio, Núñez admite que “a la luz de nuevos hallazgos se redefine lo que conocemos de la ciudad y esos dos elementos son clave”. En este contexto, dice, “hay una idea clara en el gobierno municipal, en la delegación de Cultura, y a nosotros como técnicos nos lo trasladan, y es que un gran desafío sobre el que no debemos dejar de trabajar es sobre Asta Regia. Para eso hay que destinar recursos humanos y económicos, pero sobre todo tener la voluntad y eso lo tenemos”.

Por último, el responsable del Museo Arqueológico forma parte también del equipo municipal que trabaja en la candidatura de Jerez, Capital Europea de la Cultura 2031. Y, claro está, es un convencido de que hay posibilidades de disputar la candidatura a Granada. “Estoy convencido de que sí; ¿que es muy difícil? Por supuesto, pero más allá de lo que consigamos o no, todo el esfuerzo, la reflexión, el trabajo que hagamos en planteárnoslo va a ser positivo; eso nos va a requerir que montemos un plan estratégico de la cultura que nos pondrá en el camino, y recorrer el camino hasta aspirar a la candidatura es una cosa que Jerez debe hacer porque le va a dar un salto de calidad a su programación cultural enorme”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *