I+N (Ideas y Negocios)

¿Qué son los fondos indexados y qué ventajas tienen?

El mercado de los fondos de inversión es muy extenso, tanto que para los menos entendidos, puede resultar realmente complicado, debido principalmente a que existen diferentes formas de clasificar los fondos de inversión.

Centrándonos en el tipo de gestión, tenemos que diferenciar entre la gestión activa y pasiva. Aquí es donde entran en juego los fondos indexados, conocidos también como fondos índice, que son el claro ejemplo de cómo se lleva a cabo la gestión pasiva de los fondos de inversión, y a continuación te vamos a contar en qué consisten y qué ventajas ofrecen.

¿En qué consisten los fondos indexados?

Basándonos en la información de Fondosindexados.net, uno de los portales referentes del sector, un fondo indexado tiene el objetivo de replicar de la manera más exacta posible el comportamiento de un índice bursátil o un índice de renta fija, distanciándose lo menos posible del propio comportamiento que dicho índice tenga.

Como ya hemos comentado, los fondos indexados son fondos de gestión pasiva, lo que significa que están gestionados por un gestor que no tiene que estar constantemente buscando estrategias para obtener rentabilidad. La principal diferencia respecto a los fondos de gestión activa, que por lo general son gestionados por un banco, es que tienen unos gastos y comisiones inferiores.

La gestión pasiva resulta más simple que la activa, puesto que el inversor se encomienda a una inversión inicial en activos financieros que mantendrá en cartera durante un periodo de tiempo.

Principales ventajas de los fondos indexados

Mayor diversificación

Los fondos indexados son una alternativa a los fondos convencionales de gestión activa, que consiguen una mayor diversificación para la inversión realizada. Esto se debe porque al invertir en un índice concreto, recogen los movimientos primarios del mercado.

Menos comisiones

Una de las principales ventajas que ofrecen los fondos indexados es que tienen unas comisiones más bajas que los fondos de gestión activa, debido a que los costes de transacción son menores, dado que requieren de una menor intervención por parte del gestor.

Las comisiones de gestión y depósito de un fondo indexado pueden llegar a reducirse en una cuarta parte respecto a los fondos de inversión tradicionales.

Fácil seguimiento

Para un inversor es mucho más sencillo realizar el seguimiento de la inversión realizada en un fondo indexado, puesto que únicamente deberá revisar el comportamiento general del índice que está tratando de replicar.

Esto permite que un inversor sin demasiados conocimientos pudiera acceder a un fondo de inversión con una evaluación muy fácil de seguir, disfrutando de un importante ahorro económico.

No operan a corto plazo

Los fondos indexados por lo general no operan a corto plazo, lo que evita que puedan surgir sorpresas, más allá de las que depare el propio mercado, ya que reflejarán el comportamiento del índice en todo momento.

Están en auge

Podríamos decir que los fondos de gestión pasiva están en auge, y cada vez están adquiriendo un mayor protagonismo, sobre todo entre los inversores institucionales. Además, cada vez son más las instituciones financieras que ofrecen productos indexados.

Claves para invertir en fondos indexados

Mucha gente tiene dudas sobre si la inversión en un fondo indexado realmente ofrecerá rentabilidad. Para salir de dudas, lo más recomendable es echar un vistazo a la evolución que han tenido algunos de los índices bursátiles más importantes durante los últimos años. No hay que olvidar que un fondo indexado bajará o subirá en función de cómo lo haga el índice.

Es cierto que el mercado experimenta constantes subidas y bajadas, pero los fondos indexados, al tratarse de una inversión a largo plazo, evitan cualquier contratiempo puntual del índice.

Dicho esto, a la hora de invertir en este tipo de fondos, es posible que tu banco no te ofrezca la posibilidad de hacerlo. Esto se debe a que los bancos con lo que realmente ganan dinero es con las comisiones, y por lo general la comisión de un fondo indexado no suele alcanzar el 0,30%.

Por ello lo más recomendable al invertir en fondos indexados es hacerlo por tu cuenta, pero si no tienes los conocimientos necesarios, también puedes hacerlo mediante un gestor especializado o a través de un robo advisor como Indexa Capital o Finizens, entre otros.

Características de un fondo indexado de calidad

Liquidez del fondo

El tamaño del fondo indexado será clave para comprobar su liquidez. Nuestra recomendación es centrarse en fondos que tengan muchos activos gestionados, ya que aseguran una base inversora más diversificada.

Comisiones

Cuanto menos sean las comisiones que debamos pagar por la gestión del fondo indexado, mayores serán nuestros beneficios.

Un fondo indexado no debería tener una comisión superior al 0,30% anual en ningún caso, pero es importante comprobar las comisiones que nos cobrarán nuestro banco o gestor para no cometer errores. Aquí hay que destacar los fondos Vanguard, que ofrecen unas comisiones inferiores a las de los mejores fondos de inversión.

Réplica del índice

Antes de invertir, es importante asegurarse de que la evolución del fondo será lo más similar posible al índice que va a tratar de replicar. Para ello utilizamos el tracking error, que permite medir la desviación de un fondo respecto al índice replicado.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *