Cultura

Qué noche la de aquel viernes

Una atestada Alameda Vieja celebra, 37 años después, el Festival Alcazaba, con protagonismo para Danza Invisible, cuyo vocalista, Javier Ojeda, ha sido el primer rockero en estampar su firma en el libro de honor del Ayuntamiento

Una noche para el recuerdo 37 años después. La Alameda Vieja, por la noche, con una presencia de público multitudinaria. Pero solo era el colofón a unos días de máxima intensidad en la memoria cultural y sentimental de la ciudad. La teniente de alcaldesa de Empleo, Recursos Humanos y Deportes en funciones, Laura Álvarez, ha ofrecido una recepción en el Ayuntamiento a Javier Ojeda vocalista de Danza Invisible, que ha estado esta semana en la ciudad con motivo de la actuación de su grupo, en el marco del Festival Alcazaba Rock- Pop, que organiza el Ayuntamiento, a través del área de Juventud, y que se celebró en la Alameda Vieja en la noche del pasado viernes, ante una multitud de asistentes que convirtieron la noche en un evento extraordinario y para el recuerdo. 37 años después, la Alameda Vieja volvió a acoger a rockeros como los de Medina Azahara y otros grupos como La Tarambana y Fitoscopia.

La teniente de alcaldesa ha aprovechado este encuentro para agradecer su iniciativa y su empuje al grupo de personas que ha trabajado junto al equipo de Juventud, para poner en marcha esta nueva edición del festival. Se trata del periodista Pepe Contreras, impulsor de las primeras ediciones de Alcazaba Rock, Joaquín Carrera, director de Cultura en tiempos de la Corporación que impulsó los festivales de los años 80 y presidente de Comunicasur Media, la empresa que edita lavozdelsur.es, y Rafael Lobo, de la asociación Doble Cero Club y la Máquina del Tiempo. A todos ellos la responsable de Juventud en funciones les ha entregado una pequeña escultura de metacrilato en forma de mástil de guitarra, como reconocimiento. Antes de finalizar esta recepción, Javier Ojeda ha firmado en el libro de honor del Ayuntamiento, convirtiéndose en el primer artista de un grupo de rock-pop que estampa su dedicatoria en el salón noble municipal.

Javier Ojedo, tras firmar en el libro de honor del Ayuntamiento. FOTO: AYTO. DE JEREZ.

Dentro del ciclo Alcazaba Rock-Pop, también tuvo lugar en la librería La Luna Nueva la presentación en Jerez del libro Danza invisible. Compañeros de camino, de Salva R. Moya (Circulo Rojo, 2017), con motivo de la actuación de esta banda en el Festival Alcazaba Rock-Pop 2019. En el acto participaron el autor del libro, Javier Ojeda, vocalista del grupo así como los periodistas Pedro Ingelmo y Pepe Contreras.

La obra que se ha presentado es una biografía de Danza invisible, en la que se narra la intrahistoria de los miembros de la banda, después de 35 años juntos. A este homenaje literario se han sumado dedicatorias de artistas y críticos, así como de músicos y colaboradores de este grupo que se han subido con ellos al escenario a lo largo de todo este tiempo. En esta biografía de Danza Invisible se desvelan también fotos inéditas, anécdotas, travesuras y locuras de juventud de los miembros de la banda.

Salva R. Moya (Madrid, 1970) es licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y periodista de Canal Sur. Es doctor en Humanidades por la Universidad de Almería y autor de varios libros.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *