ActualidadCádiz

El problema de aparcar en Cádiz en su máxima expresión: cuatro días con su coche bloqueado

David dejó estacionado su vehículo junto al Parque Genovés y ahora tiene otros dos totalmente pegados al suyo por delante y por detrás. El 092 le dice que no puede hacer nada por retirarlos

Cádiz, y sobre todo su casco histórico, tienen un serio problema de falta de aparcamiento que se incrementa en verano, cuando miles de personas llegan a la ciudad para disfrutar de sus playas o pasar sus vacaciones. Lo sabe bien David Piulestán, vecino de Arcos cuyos padres residen en la Tacita de Plata y que cada vez que cruza las Puertas de Tierra sabe lo que es estar “20 minutos o media hora buscando aparcamiento”.

La última vez que aparcó su coche lo hizo el sábado, a las puertas del Parque Genovés, en la avenida del Doctor Gómez Ulla. Lo que no se imaginaba, para su sorpresa, es que desde ese día su coche se viera totalmente bloqueado entre otros dos vehículos, hasta el punto de que le impiden hacer cualquier tipo de maniobra.

“Cuando aparqué, dejé una distancia de unos 20 centímetros con respecto al vehículo de delante. Detrás, como a un metro, tenía una señal de obra que impide aparcar. Pero se ve que el coche que tengo atrás, con tal de aparcar y no meterse en la zona de estacionamiento prohibido, me ha empujado hasta pegarme con el de delante, de manera que estoy aprisionado por un lado y por otro”.

Lo cierto es que David, que está pasando unos días con su familia, no ha conocido los hechos hasta este jueves, cuando ha recibido un mensaje de su compañía de seguros de que se había abierto un parte. Al parecer, el conductor del coche que tiene delante también se ha visto con el mismo problema que él, aunque David asegura que éste “sí tiene más margen de maniobra por delante y creo que podría salir”.

Uno de los carteles que ha puesto David tanto en su coche como en los que le afectan.

David se ha puesto en contacto con la Policía Local y desde el 092 le han confirmado que ambos vehículos que le aprisionan son foráneos, lo que les impide que puedan retirar cualquiera de los dos. “Me han dicho que si fueran de Cádiz se podían poner en contacto con los propietarios para que quitaran los coches, pero al no serlo ninguno de los dos no pueden contactar con ellos”.

El problema para David, según le ha confirmado la Policía Local, es que tampoco pueden retirar ninguno de los vehículos a menos que el que tiene detrás molestara a los implicados en la obra —algo que parece que no es así tras cuatro días laborales— o a menos que él mismo abone los 80 euros de la grúa municipal. “Yo en principio iba a irme hoy de Cádiz, pero estando en casa de mis padres puedo esperar a mañana, a ver si me quitan alguno de los coches”.

Hay que señalar que el Reglamento General de Circulación, en su capítulo VIII y artículo 91B dice que “se consideran paradas o estacionamientos en lugares peligrosos o que obstaculizan gravemente la circulación los que constituyan un riesgo u obstáculo en el supuesto que impidan incorporarse a la circulación a otro vehículo debidamente parado o estacionado”, algo que está considerado infracción grave, por lo que David no entiende este desamparo por parte de la Policía Local.

De momento, y a la espera de que alguno de los conductores de los vehículos que le bloquean los retiren, lo único que ha podido hacer es colocar en las lunas unos carteles pidiendo por favor que le dejen un mínimo margen de maniobra.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

  1. Hace una hora me llamo un hombre y me dijo que el coche de atrás se había largado, le había puesto una nota en su luna para que me llamará pero paso de mi, menos mal que el hombre vio la nota en mi parabrisas y tuvo la atención de llamarme. Quisiera dar las gracias a este hombre, al chaval que se interesó y que gracias a él se pudo publicar esta noticia y a Jorge por exponer un grave problema que existe en Cádiz: La pesadilla del aparcamiento. Muchas gracias!

  2. La Policía local como siempre al no servicio de sus ciudadanos. Un gato hidráulico, elevarlo, empujarlo para que caiga hacia atrás y a continuación una multa que se recuerde en muchos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.