Elecciones generales

Por qué Vox triunfa en barrios obreros de Jerez donde el paro y la exclusión son insoportables

La zona Sur cuenta con una mayor abstención pero más del 26% de los vecinos que votaron se decantaron por la formación ultraderechista, tres puntos más que en el resto de la ciudad

Juan está sentado en un banco de una barriada de la zona Sur de Jerez, fumando, hablando con un vecino, cuando interrumpe la conversación para atender a lavozdelsur.es. Él es uno de los vecinos del Distrito Sur, donde la tasa de paro y de exclusión son insoportables, que votaron a Vox. ¿Por qué? “Mira —dice, enseñando una pulsera con la bandera española—, una, grande y libre. ¿Sabes lo que significa eso?”. Juan es votante de derechas desde que cumplió la mayoría de edad, pero estas elecciones se ha decantado por Vox, “por la inmigración, por las ayudas que tienen, por el problema que hay en Cataluña…”, enumera. Él dice que el partido es “ultraderechista”, porque lo ve “más radical que el PP, que es más diplomático y puede hacer más concesiones”.

El padre de Juan es afiliado del PSOE, y en su casa lo llevan con filosofía. “Si el PSOE defendiera un poco más la unidad de España…”, dice, confesando que el conflicto catalán ha pesado a la hora de decidir su voto, “aunque mi posición ideológica viene de lejos”. Los partidos que votaron Juan y su padre fueron los que consiguieron más apoyos en Jerez el pasado 10 de noviembre. Los socialistas, con 32.000 votos, ocuparon el primer puesto, seguidos por Vox, la sorpresa de la jornada, que logró más de 25.000 votos en la ciudad, convirtiéndose en segunda fuerza, con casi 5.000 papeletas más que el PP y casi 10.000 más que Unidas Podemos.

Juan, un votante de Vox de la zona Sur, atendiendo a lavozdelsur.es. FOTO: MANU GARCÍA

Muchos de los votantes de Vox los captó en el distrito Sur, una zona que cuenta con altos datos de paro y exclusión. La ciudad ronda el 30% de desempleo, pero las cifras en algunas barriadas de la zona Sur casi duplican esta cifra. Eso hace que la abstención, cuando llegan unos comicios, sea mayor. El 10N la abstención de la ciudad superó el 33%, pero en este Distrito se disparó por encima del 43%.

“¿Qué hacemos? ¿Dividimos España?”, insiste Juan cuando avanza la conversación, durante la que cuenta que ha vivido durante tres años en Cataluña, quejándose de que en las escuelas se hable catalán. ¿Por qué? Si es España. ¡Hay que hablar español!”, dice. La charla la interrumpe un vecino de mayor edad. “Pues yo voté a Podemos, ¿qué quieres que te diga?”. Él, en su caso, porque entiende que “había que hacer un cambio de Gobierno, siempre están el PSOE y el PP y siempre estamos en las mismas”.

Manuel Parra, delante del bar Hermanos Romero. FOTO: MANU GARCÍA

Del bar Hermanos Romero, de San Telmo, sale Manuel Parra, un camionero que lleva 30 años trabajando como transportista. El 10N estaba en Reino Unido con su camión, pero votó antes por correo. “Nulo, porque son todos unos sinvergüenzas”, dice sin tapujos. “No estoy de acuerdo con ninguno, no hay ninguno bueno. Hace 20 años votaba al partido de Felipe González, que hacía cosas por los trabajadores, pero como hoy solo hacen robar… nada”, agrega. Él cree que el aumento del voto a Vox no es porque “seamos todos fascistas”, sino porque “estamos hartos de que nos roben”.

Un joven que sigue la conversación se une a ella. ¿Qué hizo el 10N? “Yo no he votado”, confiesa, “veo muchas mentiras, prometen mucho y sigue habiendo mucho paro”. Él lleva tres años sin trabajar, “haciendo algunos chapucitos” como peón de albañil, y realizando cursos de formación, “pero no hay nada”. En las pasadas elecciones generales y en las locales confiesa que votó al PSOE, “pero ya me he cansado”, señala. “Me cabrea que digan los políticos que van a dar trabajo para los jóvenes y luego, cambian tanto que dices: no voto más”.

El distrito siete de Jerez, que comprende a las barriadas de la zona Sur, tiene 35 mesas electorales y en trece de ellas fue Vox la fuerza más votada. En las 22 restantes se impuso el PSOE, pero seguido muy de cerca, en algunas, por la formación ultraderechista, que aglutinó el 26,4% de los votos de los vecinos de la zona Sur, por encima de la media lograda en el resto de Jerez, donde roza el 23%. La ciudad cuenta con 263 mesas electorales, en 52 de ellas fue Vox la fuerza más votada, en torno al 20% del total. El PSOE, con 165, y el PP, con 46, se impusieron en el resto.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. ¡Jajaja! O sea, que según declaran algunos conspicuos opinadores de este medio en sus “sesudos” artículos, la barriada de San Telmo y otras de la deprimida zona sur jerezana son un nido de “fachas” y franquistas; ¿será por lo de las “condiciones objetivas” que decía Marx? ¡Ah, no! Que dice uno de esos brillantes opinadores que es porque esos votantes son una colección de subnormales incapaces de apreciar las grandes virtudes políticas de Sánchez e Iglesias y lo mucho que hacen por los desheredados de la Tierra. Por cierto, ¿Al hábil periodista no se le ocurrió preguntarles a los entrevistados si algo tenía que ver el alto nivel de inmigración residente en esos barrios? Lo digo porque, por ejemplo, en Francia, sin ir más lejos, la izquierda hace años que perdió los barrios obreros a base de favorecer la inmigración ilegal e indiscriminada y quizá también esté empezando a pasar eso en España, un suponer…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *