Sociedad

“¡Por favor, dejadlo, que lo vais a matar!”

Una testigo de la manifestación antifascista de Cádiz se ofrece a declarar en el juicio a los dos detenidos acusados de delito de resistencia, de desobediencia, de atentado contra agentes de la autoridad y de desordenes públicos. Apdha y Podemos han solicitado una investigación policial para aclarar lo sucedido

La manifestación antifascista que tuvo lugar en la ciudad de Cádiz dos días después de las elecciones andaluzas en respuesta a la entrada de Vox en el Parlamento, se saldó con desordenes públicos y con la intervención de la Policía. Fueron varios los medios de comunicación que denunciaron haber sufrido agresiones por parte de varios manifestantes que, sin embargo, no han sido identificados.

De la misma forma, se achacó el vuelco y la quema de contenedores, y el lanzamiento de piedras hacia las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado a una parte de los manifestantes, entre los que según la Policía Nacional figuran los dos detenidos con los que terminó una protesta inicialmente pacífica.

Este medio, lavozdelsur.es, se hizo eco de la declaración de uno de esos dos detenidos, Vicenzo, hispano-peruano de 23 años que reside en Chiclana. El joven ha denunciado no haber participado en los disturbios y haber sufrido actos violentos en el momento de su detención, y después de ésta, teniendo que acudir al hospital la misma noche del martes, antes de pasar a disposición judicial, acompañado del otro detenido.

Tras haber sido puestos en libertad con cargos, ambos, este lunes han tenido que compadecer en los juzgados, algo que tendrán que repetir los días 1 y 15 de cada mes hasta la celebración del juicio. Una de las personas que se ha ofrecido a declarar en este juicio es María, una joven gaditana que presenció la otra detención, la de Manuel, de 41 años de edad, quien ha preferido no dar declaraciones “por miedo a represalias” y que queda a la espera de las indicaciones de su nuevo abogado.

La testigo, que iba con unos amigos, sostiene que iba de vuelta ya a casa por la Avenida, a la altura de CCOO, cuando empezó a ver a la gente correr. “Este chico (en referencia al detenido) se comió literalmente una señal de tráfico y se cayó al suelo. Dijimos: vaya porrazo que se ha pegado. Y no le dio tiempo de levantarse cuando vinieron los policías y empezaron a darle palos por todos lados”, declara a lavozdelsur.es. “Había un furgón aparcado de ellos. Lo cogieron de la camisa o del chaquetón y lo arrastraron por toda la acera hasta la carretera, por el bordillo que hay, y siguieron pegándole”, denuncia. “Yo alcé la voz con mucha educación porque a mí estas cosas… verás, soy un poco nueva, yo fui a manifestarme pacíficamente”.

La mano de la joven que declarará como testigo de uno de los detenidos

Ante el Policía, la joven sostiene que alzó la voz y que gritó: “¡Por favor, dejadlo, que lo vais a matar!”, a lo que respondió uno de los agentes, según la joven, acercándose hacia ella. “La escena la tengo grabada en la mente como si fuese una película, se volvió Terminator, para que nos entendamos”, dice. “Vino hacia a mí, yo no pensaba en ningún momento que me fuera a agredir ni a decir nada malo. Pues nada, este individuo, por llamarlo de alguna manera, empezó a chillar violentamente. Quitarse de aquí, quitarse de aquí. Sacó la porra y me embistió con la porra, en el costado, mi acto reflejo fue quitarme pero me volvió a dar y me dio en el nudillo”, narra. Tras el incidente, se fueron y se enteraron más tarde de que “le dieron una paliza de muerte a este chico”. La joven, que se ha ofrecido de testigo, ha estado este lunes dando apoyo al detenido en el juzgado. “También hemos visto al otro chico, al peruano, que no puede ni andar”, declara.

Apdha (Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía), que suscribe en un comunicado no confiar “excesivamente en la imparcialidad de las investigaciones sobre actuaciones policiales que desarrolla el Ministerio del Interior”, ha pedido una investigación “de forma imparcial” que aclare lo sucedido. Un requerimiento al que se ha sumado Podemos, que exige “una investigación pormenorizada de los presuntos malos tratos” a los detenidos. Su coordinador provincial en Cadiz ha recordado que “independientemente de los motivos de la detención, se tienen que garantizar el cumplimiento de los derechos humanos a todas las personas detenidas. Es una cuestión básica en un Estado de derecho que pretenda serlo”. Ambas organizaciones han condenado el ataque de algunos de los manifestantes a los medios de comunicación.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *