'Pintando sueños' en un patio dormido

Publicidad

'Pintando sueños' en un patio dormido

Cinco universitarios del grado de Educación Infantil de la UCA recaudan fondos para darle color a los diez muros del CEIP Luis Vives. "El colegio es el segundo hogar de todos los niños".

16-04-2018 / 10:27 h.

"No lo hacemos solo para decorar el patio, este es un espacio importante donde se desarrollan los niños", expresa Cristina Carmona, de 21 años. "El patio también es un lugar de aprendizaje", enlaza Sara Peña, de 22, al tiempo en que su compañera remata: "El colegio es el segundo hogar para todos los niños". En el CEIP Luis Vives, cada vez que los alumnos salen al patio, los diez muros blancos y sobrios que cercan al centro educativo, irradian un sentimiento de tristeza y frialdad que, de manera inconsciente, contagia a los pequeños.

Hace al menos cinco años, el colegio jerezano entró "en una fase del sueño". Toda la comunidad educativa hizo un ejercicio de reflexión para saber las necesidades del centro, y entre ellas, todos coincidieron en que al patio le faltaba color. Sin embargo, los fondos del colegio no podían costear tal actividad y la idea se quedó en un sueño.

Mientras, este año, cinco universitarios jerezanos debían escoger entre hacer un proyecto de aprendizaje o una investigación, para la asignatura Cultura, políticas y prácticas inclusivas, del grado de Educación Infantil de la Universidad de Cádiz, en Puerto Real. Todos prefirieron apostar por el aprendizaje, y Gregorio Bello, de 28 años, propuso trabajar de manera social con Proyecto Hombre. No obstante, Violeta Rodríguez, de 23, y Sara, que se encontraban haciendo prácticas en el colegio Luis Vives, plantearon retomar aquella propuesta de darle un baño de color a las paredes blancas del recreo. Y así, a día de hoy, trabajan en el proyecto 'Pintando sueños' con el objetivo de conseguir fondos que costeen el material necesario para llevar a cabo este cambio social en un colegio marginal de Jerez, que abrió sus puertas en 1959.


Manu García
El director del CEIP Luis Vives, Eloy Andújar, frente a los muros sobrios del patio del colegio.

Cristina Espinosa, de 23, destaca que el CEIP Luis Vives "no es el típico colegio en el que sueltes al niño y luego vuelvas a por él". Este grupo de universitarios explica que se trata de una comunidad de aprendizaje "que nace como alternativa a la escuela tradicional", a causa del nivel socioeconómico del centro y por el fracaso escolar que sufría el propio colegio. Pero desde hace unos años, padres y madres, maestros, equipo directivo, voluntarios y personal no educativo se han implicado al máximo por la educación de estos pequeños. "El sistema de enseñanza es muy diferente, en Infantil no existen los libros de texto, se trabaja a través de asambleas, grupos interactivos, por ambientes de trabajo...", señala Violeta. "Y quien quiera colaborar con este colegio, es bienvenido", añade Sara. 

De ahí que para realizar este proyecto, estos cinco jerezanos hayan reunido a toda la comunidad educativa para trabajar en grupo y que sean los alumnos los que traten los muros blancos como lienzos. "Como hay diez muros, lo que hemos hecho es que cada clase tenga su muro", indican. Eso sí, cada pared tendrá un tema diferente y es que ya han elegido hacer, por ejemplo, un homenaje a mujeres artistas, a la obra El dormitorio en Arlés de Van Gogh, o también reflejarán conceptos como la amistad y el respeto, todo, a través de la pintura.

Si bien el resultado final será obra de los escolares, el diseño en de cada pared lo realizarán los alumnos de la Escuela de Arte. "Los niños están súper ilusionados, igual que los padres y los maestros. Es más, hace poco estuve allí y un pequeño le dijo al director —Eloy Andújar—: El patio está muy soso, el patio hay que pintarlo", sonríe Gregorio. "Estamos todos ilusionados... Estamos revolucionando el colegio", agrega Cristina Espinosa.


Manu García
Desde izquierda a derecha: Cristina Carmona, Violeta Rodríguez, Gregorio Bello, Cristina Espinosa y Sara Peña, estudiantes del Grado de Educación Infantil de la UCA que han retomado el proyecto del CEIP Luis Vives, en el Campus de Jerez.

Desde el grupo promotor de este proyecto anuncian que pretenden iniciar los dibujos a finales de mayo. Pero antes, para poder llevar a cabo esta iniciativa, necesitan recaudar, como mínimo, 1.000 euros. "Para pintarlos, cada muro cuesta unos 100 euros, y como son diez...", incide Violeta. Por ello, desde aquí, hacen un llamamiento para que la gente colabore con esta actividad para que cuando los pequeños salgan al patio, "vean color, algo calentito, no frío". 

Los puntos para poder aportar, ya sea económicamente o con materiales de pintura, son los siguientes: Librería Luna Nueva (calle Eguiluz), Farmacia Pozalbero (calle Ortega y Gasset), Peluquería Miguel Ángel Estilista (El Retiro), Alma Bebé (Merca 80), Chabeli Modas (Viveros Hermosín, Guadalcacín), La Almáciga (calle Ancha), Jerezana de Pintura (calle Jabato), El árbol de las palabras (plaza San Andrés),  Farmacia Marimanta (calle Diego Fernandez Herrera), Ya voy mamá (plaza del Progreso), La Panacea (calle Veracruz), Estanco de la calle Diego Fernandez Herrera.