Sociedad

Piden expropiar un bosque de pinsapos de 19 hectáreas en Grazalema por su especial valor ecológico

Es el único terreno privado, propiedad de Breña del Agua Investments SL, que cuenta con la máxima protección dentro del parque natural de la Sierra gaditana

En la sesión de la junta rectora del Parque Natural Sierra de Grazalema celebrada el pasado lunes, el representante de Ecologistas en Acción, Juan Clavero, ha presentado la propuesta de expropiación del pinsapar de la Sierra del Hinojar, ubicado en pleno corazón del parque. Este importante bosque de pinsapos es muy poco conocido, ya que está ubicado en una finca privada, El Navazo, propiedad de la sociedad Breña del Agua Investments SL, del conocido empresario belga Marnix Galle. Por sus particulares valores fue incluida en la Zona de Reserva del Parque Natural, siendo el único terreno privado que cuenta con la máxima protección dentro de este Parque Natural. La superficie de este bosque de pinsapos es de unas 19 hectáreas.

La solicitud se realizó en base a lo previsto en la “Ley 2/1989,  de 18 de julio, por la que se aprueba el Inventario de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía y se establecen medidas adicionales para su protección”, que establece que “la declaración de los espacios naturales protegidos conllevará la de utilidad pública a efectos de expropiación de los bienes y derechos afectados”. Una disposición legal que nunca se ha utilizado en Andalucía y que permite la adquisición por parte de la Junta de Andalucía de terrenos de especial valor ecológico dentro de los parques naturales.

“No es lógico que una zona de tan alto valor ecológico se encuentre dentro de una finca privada, cuando, además, el Plan de Ordenación de Recursos Naturales (PORN) impide al propietario realizar actividades productivas en esta zona”, ha expuesto Clavero. La normativa del Parque Natural sólo permite en las zonas de reserva las visitas controladas y actividades de investigación y educación ambiental, que no se pueden realizar si el pinsapar sigue siendo privado. La titularidad pública de este bosque de pinsapos puede abrir nuevas oportunidades para la investigación y el turismo de naturaleza en el Parque Natural, y reducir la presión sobre el pinsapar de la Sierra del Pinar, el único que se puede visitar actualmente. La valoración de estos terrenos, realizada por la propia Junta de Andalucía, asciende a unos 100.000 euros, “una bicoca”. Habría que destacar que cuando el antiguo ICONA compró el famoso Pinsapar de Grazalema, el coste fue de 18 millones de pesetas; que ha sido, sin duda, la mejor y más rentable inversión jamás realizada en la Sierra de Cádiz.

Tras la presentación de la propuesta, han recordado, “nos encontramos con la esperada oposición del representante de Asaja, y con el incomprensible rechazo de la dirección del Parque Natural y del Ayuntamiento de Grazalema, municipio en el que está ubicado este pinsapar y que sería el más beneficiado con su adquisición por la Junta de Andalucía”. Muy al contrario, fue apoyado por científicos y otros representantes de entidades sociales. Ante la situación de bloqueo provocada, la junta rectora no adoptó ningún acuerdo, comprometiéndose el delegado provincial de la Consejería de Agricultura, Ganadería Pesca y Desarrollo Sostenible, Daniel Sánchez Román, que actuó como presidente, ya que la presidencia lleva vacante casi tres años, a elevar la propuesta a la dirección de la Consejería, y a informar a la Junta Rectora de la decisión adoptada.

“Esperemos que desde la Consejería se tenga un criterio más objetivo y un compromiso con lo público mayor que el demostrado hasta ahora por quienes debieran trabajar para aumentar el patrimonio público del Parque Natural”, ha ultimado Clavero.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *