Sociedad

Piden 18 años de cárcel para un hombre acusado de asesinar a su padre dependiente tras asfixiarlo

Un jurado popular enjuiciará desde este martes en la Audiencia Provincial de Sevilla a un vecino de la localidad sevillana de Pedrera

Un jurado popular enjuiciará desde este martes en la Audiencia Provincial de Sevilla a un hombre acusado de asesinar en junio de 2018 a su padre en la vivienda donde ambos convivían en la localidad de Pedrera (Sevilla), hechos por los que la Fiscalía reclama para el encausado un total de 18 años de cárcel.

De este modo, está previsto que el juicio comience con la constitución del jurado popular, la presentación de las alegaciones previas por las partes personadas en este procedimiento y la declaración del acusado y de varios testigos, mientras que al día siguiente comparecerán más testigos y los peritos y los informes finales se expondrán por las partes el día 5 de diciembre, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

En su escrito de acusación, el Ministerio Público atribuye al investigado un delito de asesinato con la agravante de parentesco y la atenuante de alteración psíquica y solicita para el mismo 18 años de prisión y que, en concepto de responsabilidad civil, indemnice con 22.000 euros a los otros dos hijos de la víctima.

La Fiscalía relata que, sobre las 21:40 horas del día 15 de junio de 2018, el acusado se encontraba viendo un partido de fútbol en un bar ubicado frente a su domicilio, momento en el que fue requerido por su padre para que acudiese en su ayuda “al ser una persona dependiente dada su escasa movilidad derivada de las diferentes enfermedades que padecía”.

El Ministerio Público indica que, al llegar el encausado a la vivienda, se originó entre ambos una discusión “dada la insistencia de la víctima para que su hijo lo atendiese”, y en el marco de dicha discusión el investigado, “con ánimo de acabar con la vida de su padre, y aprovechando la escasa movilidad de éste y sus reducidas posibilidades de defensa, colocó sus dos manos en el cuello, apretando con fuerza, taponando igualmente las salidas de aire de la boca y la nariz hasta que la víctima dejó de respirar y tener pulso”.

Finalmente, el varón, que era viudo y tenía tres hijos aunque únicamente convivía con el encausado, falleció como consecuencia de una asfixia mecánica por estrangulación a mano y sofocación. Según indica la Fiscalía, el acusado, que se encuentra en situación de prisión provisional por esta causa desde el 18 de junio de 2018, presenta una esquizofrenia paranoide con inteligencia límite, así como rasgos anómalos de personalidad, presentando sus capacidades intelictivas y volitivas una merma moderada-importante en el momento de ocurrir los hechos.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *