CulturaNegro sobre blanco

Pequeñeces

Nunca disfrutarán tanto con una serie como con Los Simpson. Jamás recordarán un protagonista más impresionante que el doctor House. 

Poco o nada interesa al hombre si es ajeno a él. Vivimos días extraños y lo peor de todo es que no son evitables ni celebrables. Dudamos si la siembra supondrá los suficientes frutos como para alimentar a un pueblo. El milagro de los panes y los vinos queda lejos.

Todo plato de pasta mejora con orégano. La posesión no importa si acabas perdiendo un partido. En el dedo meñique de Keith Richards hay más talento que en el 90 por ciento de las canciones indies. La genialidad se posee o no. Sé que esta frase y otras memeces parecidas son del gusto de los modernos. Lo siento pero a Picasso la inspiración le pillaba trabajando porque nació genio y era el mayor currante de su generación. Otro ejemplo: si eres un jugador mediocre jamás llegarás a los talones de Messi o Cristiano por mucho que intentes hacer gambetas con la pelota o pesas en el gimnasio.

Rara vez estás con la persona que debes. Y ella, tampoco. Lo mejor que puede pasarte es que todo se vaya al carajo y que en el tacho de la basura haya un gramo de locura. Por regla general, la próxima es la mejor hasta la siguiente. Tus amigos van rotando. Con quien tomas café y te absuelves, es tu confesor. Lo mejor que te puede pasar es encontrar un cómplice y cien años de perdón. El horizonte no es el río. Lo verdaderamente transcendental llega a ti. Es falso que uno busque, encuentra. El trabajo sirve para purificar los pecados y acumular dinero. La inspiración es lo único que importa. La prosa afecta al estilo del poeta. El Real Madrid siempre estará en crisis y jamás tendrá un proyecto deportivo pero seguirá ganando copas de Europa. No te esfuerces por cambiar el mundo. Déjalo para mañana.

Nunca disfrutarán tanto con una serie como con Los Simpson. Jamás recordarán un protagonista más impresionante que el doctor House. Nada nos impresiona tanto como cumplir ciclos rutinarios. Hace demasiado tiempo que los veranos no tienen razón. Disfruten de las pequeñeces cotidianas. 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *