Política

Pedro Sánchez, Susana Díaz y Grande-Marlaska, juntos de precampaña este sábado en Jerez

Los socialistas ya han lanzado su campaña #LaEspañaQueQuieres, que presentarán en la ciudad en un acto con Irene García y Mamen Sánchez, llamando a la movilización el 28A "para que la abstención no nos robe el futuro"

El presidente del Gobierno y líder del PSOE, Pedro Sánchez, ha presentado este martes el que será el eje de la campaña de su partido para las elecciones generales del 28 de abril, para las que pide un “esfuerzo extra de movilización”. El lema de esa campaña apela directamente al votante para que acuda a las urnas y no se quede en casa, porque está en juego que España siga avanzando o retroceda “al peor de los pasados”.

“Un voto puede decidirlo todo”, ha advertido Sánchez en el acto de presentación del lema de la campaña del PSOE. ‘Haz que pase’ es el eslógan escogido por los socialistas para dar continuidad al lema que han usado en la precampaña, ‘La España que quieres‘, y que les ha permitido exponer ante la ciudadanía el proyecto del PSOE para España, a la que quiere feminista, progresista, europeísta y comprometida con la protección del medio ambiente.

La estrategia que está desplegando el PSOE pasa por identificar estas siglas con el progreso y el futuro, en contraposición con el pasado que representan, a juicio de los socialistas, las tres derechas de PP, Ciudadanos y Vox. Sólo un Gobierno moderado en torno al PSOE, con mayoría suficiente para no depender de los demás, repiten los socialistas, puede garantizar que España siga avanzando. “España necesita cuatro años de estabilidad para hacer las transformaciones de futuro” que precisa, ha incidido Sánchez en el acto celebrado en la sala Truss del Wizink Center (Palacio de Deportes), arropado por la plana mayor de su Gobierno.


 

Una vez que el PSOE ha presentado las líneas maestras de su programa electoral, con el avance de 110 medidas, y ha dedicado la precampaña a identificar el país que quiere seguir construyendo y el tono positivo, sin caer en la crispación y el enfrentamiento, con el que pretende actuar, de ahí el corazón que acompaña sus eslóganes, el partido se dispone ahora a concienciar al votante de la necesidad de que vote, y vote PSOE.

“Es la hora de construir ese futuro, es la hora de unir desde la diversidad, de sumar, para que con el poder del voto España vuelva a contar con un Gobierno fuerte, un proyecto común y de país”, ha pedido el candidato a la reelección, que llama a votar para que “España no se pare”. “Que la abstención no nos robe el futuro”.

Este sábado los socialistas presentarán su campaña en Jerez

Este sábado 6 de abril a las 18.00h en las Bodegas del Grupo Estévez del Real Tesoro, el candidato a la presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, presentará la campaña #LaEspañaQueQuieres junto a la secretaria general del PSOE en Andalucía, Susana Díaz, Irene García, secretaria general del PSOE en Cádiz, y Mamen Sánchez, alcaldesa de Jerez y secretaria local de los socialistas en la ciudad.

El cartel del acto en Jerez.

El evento será un acto de precampaña, ya que la campaña electoral empezará oficialmente en Dos Hermanas la noche del 11 de abril.

Sánchez presenta la campaña con cinco testimonios de la “España que avanza”

“Las urnas llenas significarán futuro e ilusión, pero vacías podrá suponer involución”, ha alertado en el acto de presentación de la campaña, invocando el miedo a la suma de las tres derechas, el principal riesgo que amenaza otro Gobierno del PSOE.

Como hiciera en el acto de presentación de la precampaña, el PSOE ha invitado a tomar la palabra a cinco ciudadanos representativos de esa España que los socialistas quieren seguir construyendo: una pensionista viuda, una ganadera de la España rural, un joven emprendedor regresado del extranjero, una millenial que votará por vez primera y una mujer adulta feminista.

Conchi, granadina de 67 años, ha pedido a Sánchez que garantice unas pensiones “dignas”, que elimine el copago farmacéutico y que mejore la atención a las personas dependientes porque no todo el mundo se puede pagar una residencia y resulta una odisea conseguir plaza en una pública o concertada.

Judit, una joven de 27 años que decidió seguir los pasos de su padre y hacerse ganadera transhumante, ha reclamado políticas para hacer frente al fenómeno del vaciamiento de la España rural. “El mundo rural se está muriendo. Pido igualdad entre los pueblos y las ciudades”, ha reclamado, demandando servicios básicos también en los municipios más pequeños.

El gallego Xoel, de 30 años, ha encarnado la voz de los jóvenes emprendedores que, con muchas dificultades, se arriesgan a poner en marcha un proyecto propio. El ha conseguido montar una empresa tecnológica que da empleo a 11 personas, pero el suyo no ha sido un camino de rosas: se vio obligado a aparcar sus estudios para ayudar en el negocio familiar y aceptó regresar a su Galicia natal para cobrar menos de lo que ganaba en Irlanda.

Y todo para hacer realidad el sueño de emprender en su propia tierra. Y lo consiguió. Pero su llamado a Sánchez ha sido para que arrope a los autónomos, que en lugar de “luchar por su supervivencia” deben contar con el apoyo del Estado para ayudarles a crear riqueza.

Maite, maestra malagueña en su madurez profesional, sueña con un país en que las mujeres no tengan que salir a la calle a reclamar sus derechos porque eso querrá decir que ya los tienen todos, quiere que ninguna mujer sienta miedo cuando está sola en la calle y escucha pasos detrás, y persigue un país en que sus hijas y nietas no tenga que demostrar que valen tanto o más que un compañero de trabajo varón.

La última en intervenir ha sido una millenial de 20 años, Inés, estudiante de cocina, que ha compartido sus miedos a no contar en el futuro con ingresos suficientes que le permitan independizarse y formar una familia.

Para Sánchez, estos cinco testimonios representan a “esta España que avanza” y que el próximo 28 de abril no puede quedarse a casa, sino que tiene que llenar las urnas para evitar que el país dé un paso atrás.

El PSOE no descarta un acuerdo con Ciudadanos

En un momento en que todas las encuestas dan la victoria al PSOE, los socialistas son conscientes del riesgo que existe si su potencial electorado se confía y no va a votar, como ocurrió en las elecciones andaluzas del dos de diciembre, cuando la desmovilización del votante socialista echó al PSOE de la Junta de Andalucía por primera vez en toda la democracia, un escenario que ningún sondeo contempló.

“Cuando todo está tan hecho, se puede dar por hecho”, advierte un miembro del Gobierno, que reconoce que el recuerdo de lo ocurrido en Andalucía pesa mucho en el PSOE. Por eso el partido apela a este esfuerzo extra de movilización no sólo porque no confíe en su victoria, sino porque sabe que cuánta más amplia sea esa victoria, cuantos más escaños consiga, más posibilidades tendrá de sumar con unos y con otros, y por tanto, de poder incluso elegir a sus socios de investidura.

Entre esos posibles socios de investidura, el PSOE no excluye a Ciudadanos. Si la formación de Gobierno depende de ellos, los socialistas creen que no les quedará otra que levantar el cordón sanitario que han establecido en torno al PSOE. De lo contrario, será su responsabilidad abocar al país a unas segundas elecciones.

En su intervención en el acto, Sánchez ha puesto en valor el poder del voto. Es, ha dicho, la manera que tiene un ciudadano de conseguir que su voz cuente. “Las cosas pasan porque hacemos que pasen”, ha subrayado apelando a la responsabilidad de cada uno el próximo 28 de abril.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *