JerezPolítica Municipal

Pacheco cargó facturas “burdas” e “imposibles” de que pasaran los controles municipales

El exgerente de la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo, Luis Cruz, uno de los procesados en el caso 'Casa del Rocío', deja en evidencia al exalcalde en la primera sesión del juicio.

El exgerente de la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo, Luis Cruz, uno de los procesados en el caso ‘Casa del Rocío’, deja en evidencia al exalcalde en la primera sesión del juicio.

El exalcalde de Jerez Pedro Pacheco ha vuelto al banquillo de los acusados para ser juzgado por cargar al erario público las obras que regaló a la hermandad de El Rocío, con unas facturas falsas tan “burdas” que era “imposible” que pasaran los controles municipales. Así lo ha asegurado hoy el exgerente de la extinta Gerencia Municipal de Urbanismo, Luis Cruz de Sola, una de las ocho personas que son juzgadas junto a Pacheco por este caso, en el que la Fiscalía Anticorrupción pide seis años de prisión para el exlíder andalucista. 

El que fuera alcalde de Jerez durante 24 años, que cumple ya dos condenas que suman siete años de cárcel, se enfrenta a este tercer juicio “hastiado” de tantos procesos judiciales y con “ganas” de que se le escuche, según ha explicado su abogado, Manuel Hortas, quien entiende que en esta primera sesión del juicio ha quedado demostrado que las obras que se hicieron en la casa de la Hermandad de El Rocío de Jerez en Almonte (Huelva) eran “subvencionables”, por lo que no entienden que sea un delito penal. No es de la misma opinión el fiscal, que acusa a Pacheco de prevaricación, delitos continuados de falsedad en documento oficial y mercantil y fraude a la administración, en concurso medial con el de malversación en grado de tentativa, todos ellos cometidos cuando Pacheco decidió en el 2007 que el Ayuntamiento se hiciera cargo de las obras de la casa de hermandad, que alcanzaron un coste de 123.627 euros, y que se cargaran al consistorio con facturas falsas, como si se hubiera tratado de obras menores en barriadas de la ciudad que nunca se llegaron a hacer. 

El que fuera hermano mayor de la hermandad del Rocío de Jerez, Francisco Gómez Rodríguez (para el que el fiscal pide una condena de un año y seis meses de prisión) ha contado que la corporación se dirigió a los responsables municipales para pedir una ayuda para acometer varios proyectos con motivo de la celebración de su 75 aniversario. Ha contado también que Pacheco, entonces teniente de alcalde de Pilar Sánchez y delegado de Urbanismo en Jerez, atendió su solicitud. El arquitecto municipal, José Manuel Muñoz Alcántara, otro de los acusados y para el que el fiscal solicita dos años de prisión, hizo un presupuesto de las obras que necesitaba la casa de unos 77.000 euros, que luego se fue incrementando con otros gastos. El propio Muñoz declaró posteriormente que él nunca puso “en duda” que el trabajo que le encomendaron sus superiores obedecía a algún tipo de convenio.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *