Un hombre ante una lápida en un cementerio. FOTO: MANU GARCÍA.
Un hombre ante una lápida en un cementerio. FOTO: MANU GARCÍA.

Patria es una palabra de significado transparente: es la tierra del padre. Tan transparente que resulta incómoda, pues no nombra la tierra del hijo, ni la de la hija, ni la de la madre. La patria atañe a éstos solamente en la medida en que ellos a su vez pertenecen al padre. La patria es la tierra que heredó o que conquistó el padre, y en ese sentido implica difuntos y sangre derramada. La patria no es la lengua, pues en realidad la palabra lengua designa literalmente el órgano de la palabra y de ahí la capacidad de hablar del ser humano. En todo caso, la patria estaría ligada al idioma específico de la nación de la que procede el padre.

Pero la patria tampoco es la nación, pues este término no describe un territorio sino la pertenencia a una especie, raza o tribu. Confundida hoy la idea de nación con la de territorio político, y la de territorio político con la de patria, se explica que podamos afirmar que ni la ciencia ni el arte tienen patria. Tampoco la tienen las grandes empresas, ni los proletarios (como dijo Marx), aunque estos últimos por razones muy diferentes a las de los primeros…

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído