ejt_018.jpg
ejt_018.jpg

Abejorro, ¿cuántos destinos representa esta imagen de tu muerte? ¿Cuántos otros y otras que, como tú, han recorrido los campos con la esperanza de alcanzar el jardín soñado, al final deberán fallecer o perderse sin probar la miel? Tu cadáver en el suelo de mi jardín, esta mañana, no me ha dejado indiferente. He sentido compasión, primero por ti, y después por esas flores de mi jardín que ya no polinizarás. Me he reconocido en ti, forastero, pues tu suerte es mi suerte.

Dicen que Einstein dijo una vez: "Cuando las abejas hayan desaparecido de la tierra, a la humanidad le quedarán sólo cuatro años en el planeta". No queda claro si consideró algún tipo de relación causa-consecuencia entre esos dos hechos funestos, o si, para él, quizá conocedor del futuro, la desaparición de las abejas no sería más que una simple referencia cronológica que le permitía recordar la fecha de nuestro final…

Cualquiera de nosotros hemos podido ser responsables de la muerte de este abejorro, sin saberlo. Greenpeace ha difundido los resultados de unos análisis realizados en plantas ornamentales procedentes de centros de jardinería y supermercados de varios países de Europa, en las que se encontraron niveles de contaminación muy altos de plaguicidas dañinos para los insectos polinizadores, algunos de ellos incluso prohibidos por la legislación europea.

Los jardineros debemos ser conscientes de tales amenazas y, sobre todo, estar preparados para acoger a toda clase de abejas en nuestros jardines.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído