La plaza del Arenal, en silencio, este pasado domingo en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA
La plaza del Arenal, en silencio, este pasado domingo en Jerez. FOTO: MANU GARCÍA

Cosas bonitas que me han ocurrido en estos primeros tres días de encierro...

Me he sentido muy cuidada por toda mi familia y amigos con skypes divertidos y a la vez emotivos. He visto conciertazos con mucho corazón de El Kanka, Ruibal, Rozalen, Tim Edey... Maravillosos...

He comenzado un libro que realmente promete, El hilo de Ariadna; me he reído lo más grande con todos los memes que circulan por ahí sobre esta situación tan surrealista, algunos incluso protagonizados por amigos ?

He hablado con personas con las que habitualmente no lo hago por el simple placer de conversar y acompañar.

Hoy he visto a mis padres después de dos días sin verlos porque he tenido que acercarles cositas que necesitaban; he recogido a mis perros después de un mes sin estar con ellos. Gracias a ellos he podido pasear por un pueblo completamente vacío y en silencio, donde me ha acompañado una sensación maravillosa pero a la vez aterradora...

Por primera vez he escuchado el sonido del agua de la fuente de la plaza del Arenal, ¡¡por primera vez en 41 años!!, porque os aseguro que nada que ver tiene con lo que escuchamos cuando la calle está llena de vida...

Me quedo con esto...

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído