ejt_078_dama_de_noche.jpg
ejt_078_dama_de_noche.jpg

En septiembre aun podemos disfrutar del jardín o del balcón en los ratos libres al caer la noche y por la mañana muy temprano.

En septiembre, con el frenesí del inicio del año escolar y del retorno a la vida rutinaria, aun podemos disfrutar del jardín o del balcón en los ratos libres al caer la noche y por la mañana muy temprano. Es el momento propicio entonces para descubrir los secretos del jardín nocturno, mientras nos deleitamos con el perfume de plantas como la dama de noche.

Es difícil saber si la dama de noche adoptó la costumbre de florecer al caer el sol para utilizar como polinizadores a las mariposas nocturnas o si fue al revés, que algunas mariposas adquirieron hábitos nocturnos para alimentarse del néctar de la dama de noche. En cualquier caso, es interesante destacar que existen más mariposas nocturnas que diurnas. Este dato, que puede parecernos sorprendente, es un botón de muestra del desconocimiento generalizado que pesa sobre el medioambiente nocturno.

El concepto de medioambiente nocturno se usa desde los años 90 para dar cuenta de la interacción entre especies y medio que tiene lugar desde el crepúsculo hasta el alba en cada ecosistema. Es una dimensión muy importante de la vida regulada por la oscuridad. Actualmente la contaminación lumínica de las ciudades está degradando de forma alarmante ese espacio del medioambiente que funciona como un puente que nos lleva de hoy a mañana… y del hoy al mañana.

 

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído