Ocho estampas de la Semana Santa en la provincia de Cádiz

captura_de_pantalla_2018-03-23_a_las_17.33.55
captura_de_pantalla_2018-03-23_a_las_17.33.55

Desde la Bahía a la Sierra, pasando por la Campiña y La Janda, más de 300 hermandades procesionan desde el Sábado de Pasión al Domingo de Resurrección. 

La provincia de Cádiz cuenta con más de 300 hermandades repartidas por toda su geografía, algunas con siglos a de historia a sus espaldas, otras con solo unos pocos años de vida. Esto hace que haya una gran riqueza artística no solo en cuanto a imaginería, también en cuanto a altares de insignia, piezas de bordado, orfebrería o talla de algunos de los mejores artesanos andaluces de todos los tiempos.

Pero más allá de todo ese ingente patrimonio está la fe de miles de personas que acuden cada año al encuentro en la calle de sus imágenes devocionales. Muchas veces se viven momentos únicos, provocados por una saeta, una marcha o incluso el recuerdo de seres queridos, pero también hay otros que se repiten anualmente y que merecen la pena disfrutar, aunque sea, una vez en la vida. Aquí un pequeño listado de esas estampas que quedan grabadas en la retina en las distintas celebraciones de la Semana Santa gaditana.

1. La recogida entre bengalas del Santísimo Cristo de la Viga, en Jerez

El Santísimo Cristo de la Viga, está considerada la imagen más antigua de cuantas procesionan en la Semana Santa jerezana y una de las que más de toda Andalucía. De estilo gótico, fechado a finales del siglo XV o principios del XVI, debe su nombre a que estaba colgado sobre una viga de la primitiva Iglesia Colegial —hoy Catedral— que fundó el rey Alfonso X el Sabio sobre la mezquita Mayor de la ciudad tras la reconquista de Jerez. El crucificado sale a las calles en la jornada del Lunes Santo desde 1926 y lo hace sobre un sobrio paso de madera, pertrechado por cuatro hachones, y con varios cardos borriqueros bajo sus pies. Su recogida en la Catedral iluminado por decenas de bengalas es uno de los grandes momentos de la Semana Santa jerezana.

2. El encuentro entre el Nazareno y la Virgen de la Esperanza, en Cádiz

Otro clásico del Lunes Santo, esta vez en Cádiz, es la recogida del Nazareno del Amor, por la que prácticamente no pasan los años. En la plaza de San Francisco, el paso de misterio del Nazareno espera al palio de la Esperanza en un encuentro en el que se mecen al son de las últimas marchas procesionales antes de su recogida. Para poder coger sitio es recomendable llegar con tiempo a la plaza.

3. El Sermón de la Pasión al Nazareno, en Rota

La gran devoción roteña, el Nazareno, procesiona en la madrugada del Viernes Santo. Desde mediados del siglo XVIII se celebra el llamado Sermón de la Pasión, en el que, tras el toque de la trompeta dolorosa, un orador, normalmente un cantaor, recuerda como Jesús, tras ser condenado a muerte, tomó su cruz camino del monte Calvario, y una mujer, la Verónica, enjugó su rostro, que quedó estampado en un lienzo. Si bien se llevaba haciendo antes de la recogida, en 2017 la hermandad decidió adelantar el sermón justo a la salida, una decisión que levantó mucha polémica en la localidad roteña.

4. Plegarias al Señor de las Tres Caídas en la Venta de Vargas, en San Fernando

Aunque de reciente creación, hace apenas nueve años, la hermandad de las Tres Caídas de San Fernando, que procesiona en la jornada del Jueves Santo, ha convertido en clásica su paso por la mítica Venta de Vargas, donde el inmortal Camarón de la Isla dio sus primeros pasos en el mundo del flamenco. Cuando el paso de misterio —inspirado en su homónimo trianero— llega a la venta es recibido con plegarias al son de marchas tan populares como La Saeta, entre otras. El buen hacer de sus costaleros completan una atmósfera única y cargada de emoción.

5. La recogida, con los tres portazos, de la Soledad, en Puerto Real

La Virgen de la Soledad de Puerto Real es la única obra documentada de la imaginera Luisa Roldán, La Roldana, datada en 1688 y considerada una de las obras cumbres del barroco. La imagen procesiona tras la urna del Santo Entierro y pone fin a los desfiles procesionales en la localidad. Cuando se recoge el paso del Cristo Yacente, la Soledad recibe en su paso tres portazos, símbolo de aquellos que la reverenda madre Loreto Goenaga dio a quienes en 1936 quisieron quemar la capilla de la Victoria. La Reina Isabel II le concedió el título de Real a la hermandad y cada cinco años el Yacente procesiona fuera de la Urna.

6. La bendición del Nazareno, en Arcos de la Frontera

La Semana Santa arcense tiene un sabor especial debido a la estrechez de sus empinadas calles. Una de las grandes devociones del pueblo es la imagen del Nazareno. Al amanecer del Viernes Santo se viven algunos de los momentos más especiales, cuando la imagen recibe saetas, que son acompañadas por los sones de la banda que lo acompaña. El momento álgido se vive en San Francisco, cuando el Señor, gracias a su brazo articulado, da la bendición a todo el pueblo arcense reunido en la plaza.

7. La Borriquita viviente, en Alcalá de los Gazules

Sin duda, la Semana Santa en la Sierra de Cádiz es especial. Alejada de la espectacularidad de las celebraciones en Jerez o la Bahía, en sus poblaciones se vive con igual fervor, pero de una manera totalmente diferente. Un ejemplo de esto lo encontramos en Alcalá de los Gazules, donde el Domingo de Ramos se celebra la procesión de la entrada de Jesús en Jerusalén, la Borriquita, si bien aquí no hay pasos ni imágenes talladas en madera. Niños de educación infantil del colegio SAFA, vestidos según la tradición hebrea, acompañan a Jesús, también interpretado por un niño a lomos de una borriquilla.

8. Judas y los toros, en la Sierra y la Janda

El domingo de Resurrección adquiere tintes particulares en localidades de la Sierra y La Janda. Además de las tradicionales procesiones del Resucitado hay otras celebraciones de carácter festivo. Judas, el apóstol que traicionó a Jesús, tiene especial importancia en Conil y Benamahoma. En la localidad jandeña se le prende fuego a una figura que lo representa, mientras que en la población serrana es un toro el que destroza al traidor.

Si has llegado hasta aquí y te gusta nuestro trabajo, apoya lavozdelsur.es, periodismo libre, independiente y en andaluz.

Comentarios

No hay comentarios ¿Te animas?

Ahora en portada
Lo más leído