Obras son amores… ¿y votos?

La alcaldesa y candidata del PP el 24 de mayo multiplica sus actos oficiales por toda la ciudad con la mente puesta en la cita electoral. Una campaña más, los políticos se aferran a todo tipo de intervenciones y ejecuciones urbanísticas como aval frente al electorado indeciso. 

En la desenfrenada carrera hacia el 24 de mayo, la alcaldesa y candidata del Partido Popular, María José García-Pelayo, estira su agenda como si fuera chicle y redobla sus apariciones públicas para no dar por perdida ni una foto. Hace no tanto los políticos enfilaban la recta final de sus mandatos cortando cintas inaugurales por doquier, lo mismo daba un centro de día de mayores que una zona de juegos infantiles, lo mismo daba inaugurar un nudo semafórico que un monumento inclasificable en una rotonda. Lo importante era hacerse la foto tijera en mano.

Pese a que la experiencia demuestra que las obras públicas no son sinónimo de más respaldo en las urnas, más aun si, como en el caso de Jerez, hay 35.000 desempleados en la lista del paro y, por tanto, los problemas reales de la ciudadanía son otros, la alcaldable del PP no ha dudado en lanzarse compulsivamente a por la foto junto al jefe de obra de turno o junto al cemento todavía fresco. En un solo día de esta semana, Pelayo junto a otros miembros de su gobierno local, ha acudido a visitar las obras del último tramo por urbanizar de la antigua circunvalación -paralizadas desde finales del año pasado-, ha asistido a ver la culminación de los trabajos de rehabilitación en el polideportivo Acuña de La Plata, y se ha adentrado en el Palacio Riquelme del barrio de San Mateo, donde el Ayuntamiento va a destinar alrededor de un 2% del presupuesto que necesitaría para su consolidación y recuperación.

“Se ha estado trabajando para conseguir que las obras se retomen, y no sólo para que se retomen, sino también para que se terminen en el plazo de un mes, según las previsiones de la empresa”, expresó la regidora jerezana, según recoge la nota de prensa municipal, tras visitar las obras de la avenida Reina Sofía, a la altura de Las Torres y el Hospital. Después de casi medio año de paralización, y tras recrudecerse las protestas vecinales de los cientos de vecinos y vecinas de la zona, no hay nada como la llegada de unas elecciones para acelerar las obras, que a veces, ya se sabe, pueden ser interminables.

Luego estuvo en Riquelme. La visita parte de una obra de emergencia, muy básica, a la que apenas se dedica un importe de 85.704 euros, el 2% de los 4 millones de euros que requiere la rehabilitación del inmueble. Las obras, ha explicado el ejecutivo del PP, consisten en la limpieza y consolidación de elementos estructurales de los muros de carga originales. “El objetivo del Gobierno municipal es posteriormente asumir la rehabilitación del edificio con fondos europeos dentro del proyecto para la recuperación del centro histórico en el que está trabajando el gobierno local”.

La tourné acabó en La Plata. Hasta allí se desplazó para comprobar el estdado de la obra de rehabilitación de la cubierta del pabellón deportivo municipal Manuel Moscoso Acuña. Además de la cubierta, también se ha procedido al pintado y arreglos varios del interior. Todos los trabajos se adjudicaron el pasado 19 de diciembre a la empresa INUR SL por un importe de 117.814,58 euros con IVA y un periodo de ejecución de tres meses. Este polideportivo, que se encuentra ubicado en la calle Maestro Álvarez Beigbeder, ha sido objeto de una actuación en la cubierta de los aseos y vestuarios con una limpieza completa y la impermeabilización de los componentes, y volverá a estar abierto al público en los próximos días.

“Estamos apostando por el trabajo permanente y la actividad permanente en la ciudad, porque ha habido muchos años de abandono y de falta de mantenimiento y ahora estamos haciendo un esfuerzo de puesta a punto para que los ciudadanos puedan disfrutar de unos equipamientos de calidad”, dijo Pelayo, y avanzó: “El reto es ir mejorando todas las instalaciones, y a partir de la semana que viene se comenzarán unas obras similares a estas en el Kiko Narváez”. Ya saben, obras son amores, pero ¿siguen traduciéndose en votos?

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *