Blogs del SurCafé de las Américas

“No debería ser difícil aprender catalán en Sevilla”

 Hablamos de las lenguas y curiosidades con las doctoras: Olga Cruz Moya y Mercedes de la Torre García.

Empezamos hablando con la Dra. Olga Cruz Moya, sobre su opinión por los dialectos, hablas de tránsito, étc.

Cuando nosotros hablamos de dialecto, algunas personas no lo ven así, pero yo lo analizo desde un punto de vista histórico. Un dialecto es una lengua que ha evolucionado a partir de otra. Desde ese punto de vista existen los dialectos del latín, que son las ‘lenguas romances’, pero también existen lenguas actuales y  realizaciones particulares de cada lengua en determinadas zonas. Actualmente lo que sí son diferentes lenguas, los dialectos y tal como se entienden ahora yo los considero “hablas”, es decir, las manifestaciones particulares de ese sistema en una zona y circunstancia determinada (el registro, el individuo, étc.).

Todos/as deberíamos de conocer todas las lenguas que se hablan en España, forma parte de nuestro patrimonio. Es algo que debemos respetar y promocionar por igual. No debería ser difícil, por ejemplo, aprender catalán en Sevilla. Que se viera de una forma natural.

 

  • ¿Cómo sería el sistema lingüístico en las escuelas si se pudiera tener la posibilidad de aprender, de forma optativa, las diferentes lenguas del país?

 

Cuando se habla de las lenguas se relaciona con la identidad. Tú hablas una lengua porque te sientes de una zona por ejemplo ¿no?. Eso es falso. Realmente se aprende un idioma por un motivo económico no por un motivo identitario. ¿Por qué tanta gente estudia inglés? No es porque vayas a desarrollar una conciencia lingüística inglesa, a lo mejor no tienes nada que ver con esa cultura sino lo haces con un fin instrumental.

Entonces, igual que a las humanidades se las ha criticado mucho porque tiene un fin instrumental, encajaría dentro de ellas muy bien el conocimiento de nuestras lenguas.

 

  • ¿Hasta qué punto ese conocimiento tiene que ser un saber que sirva para comunicarse?

 

Hay que analizarlo. Si existen personas que se extrañen de que se hable de forma diferente en las distintas provincias de Andalucía, pues cómo se sentirán cuando se hable en otra lengua. Por eso hay que aprender a no darle tanta importancia, ya que estamos en un mundo globalizado.

 

  • ¿Cómo influyo el árabe durante Al-Andalus en la formación de nuestro idioma?

 

La dominación árabe en la Península Ibérica duró casi 8 siglos y durante ese tiempo, con la forma de vida que tenían – por ejemplo el aprovechamiento de los recursos naturales – influyeron en nuestro vocabulario y estructuras gramaticales. Es decir, aunque parezca que el español tenga muchas palabras del árabe, en realidad no son tantas frente a las que provienen del griego o del latín. Lo que pasa es que son palabras de uso frecuente, dado que están relacionadas con instrumentos de cocina o productos agrícolas.

 

  • ¿Cómo podemos denominar a ‘las hablas andaluzas‘?

 

Para empezar, para mí no serían un dialecto porque implican una razón histórica. Para mí ‘el andaluz’ no es solo uno sino varias ‘hablas andaluzas’, es decir, que compartimos un código común con la lengua española. Si nosotros habláramos un dialecto tendría que ser de alguna forma diferente a como lo escribimos, y no es así.

Las características fundamentales de un habla tienen que ver sobre todo con la fonética. Nosotros tenemos muchas peculiaridades de carácter fonético, pero no escrito.

 

Para terminar, la Dra. Mercedes de la Torre García opina que con respecto a otros lugares de España hemos evolucionado de forma distinta. En su análisis concluye que no se puede caracterizar al andaluz por ser más “económico” dado que los andaluces “somos mucho más que eso”. Hablar solo sobre “la economía del lenguaje” es una visión muy simplista.

En los primeros viajes de los españoles hacia América había mucha parte que provenía de Andalucía. Pero lo que influyó realmente fueron  las muchas mujeres andaluzas que se encargaban de trasmitir el idioma cuando tenían hijos (para concretizar, se trata del andaluz occidental de 1530, una época de la que existen documentaciones donde se puede ver el “seseo” y su evolución).

 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.