Reportajes

Nazis en Cádiz antes del Holocausto

La provincia fue un punto estratégico para los fascistas alemanes, antes, durante y después de la Segunda Guerra Mundial

Atiborraron los vagones de almas para llenar el campo de muerte. Todavía hoy, 78 años después, el aire pesa tanto como un millón de cuerpos sin vida. La tierra recuerda cada gota de sangre derramada. Los espacios habitados nunca pierden la memoria. El 20 de mayo de 1940 fue abierto en Polonia el campo de concentración de Auschwitz concebido en primer lugar como un campo de tránsito para someter a los judíos como mano de obra por parte de los nazis. Allí se cometió el mayor asesinato de la historia. Encontraron 600 cadáveres, 7.000 presos, 837.000 vestidos, algunos de ellos de niños, 44.000 pares de zapatos y 7,7 toneladas de pelo. Entraron más de un millón trescientas mil personas, y más de un millón cien mil fueron asesinadas, en su mayoría judíos, en las cámaras de gas.  

Los nazis cometieron aproximadamente once millones de asesinatos. Tras la gran tragedia, una vez finalizada la II Guerra Mundial, España sirvió de escondite para muchos de esos nazis. Pero algunos de ellos, sin embargo, ya anidaron aquí años antes del comienzo de la contienda. Concretamente la provincia de Cádiz, debido a su posición estratégica, con Gibraltar y el Estrecho, se convirtió “en un auténtico nido de espías y saboteadores en la que se sucedieron operaciones, situaciones y personajes sorprendentes”. Algunos de estos casos se dan a conocer por primera vez en el último libro de Wayne Jamison, Esvásticas en el Sur, al que le acompaña un documental que contará con numerosas voces de expertos y que verá la luz a comienzos de junio.  

El partido nazi tejió una gran red de apoyos en España durante los tres últimos años de la República (1933-1936). Documentos secretos revelan que creó hasta 163 grupos formados principalmente por alemanes residentes que trabajaban para la causa nacionalsocialista. Llegó a tener 5.000 afiliados repartidos en 23 provincias más el Marruecos español. En la capital gaditana existe constancia de dos protestas que se dieron entre esos años por parte de la izquierda contra la ideología nazi o fascista, aunque posiblemente fueran muchas más.  

Una la encontramos en la celebración del mitin del 1 de mayo de 1934, en la plaza de Toros. Una de las resoluciones que apoyaron los asistentes para hacerla llegar al Gobernador Civil fue una protesta por las actividades de los regímenes de Italia, Austria y Alemania, tal y como expone el historiador José Luis Gutiérrez Molina en su libro Crisis burguesa y unidad obrera. El sindicalismo en Cádiz durante la Segunda República. “Las intervenciones –en el citado mitin–tuvieron un claro contenido político, incluida la del orador de la CNT, Celestino Alvarado. Por lo que se conoce de sus palabras, estas no se refirieron a ninguna cuestión sindical y, por el contrario, sí atacó a la recién promulgada amnistía y a las actividades de un centro fascista de la ciudad”.  

A principios de marzo de 1936, unos manifestantes al pasar por delante del Consulado Alemán ascendieron por su fachada hasta hacer caer su bandera y “la destrozan”

Más tarde, a principios de marzo de 1936, unos manifestantes al pasar por delante del Consulado Alemán ascendieron por su fachada hasta hacer caer su bandera y “la destrozan” (según informaba el periódico ABC en su edición de la mañana del viernes 17 de abril). Antonio Garrachón Cuesta (periodista de entonces del periódico La Información -el más conservador de la ciudad-) escribía en su libro de 1938 De África a Cádiz y de Cádiz a la España Imperial: “Al pasar por este lugar los manifestantes y darse cuenta de que ondeaba en el Consulado del Reich la bandera nacional alemana, se apoderaron violentamente de ella. Los más exaltados no se contentaron con arriarla y la destrozaron a la vez que proferían gritos y frases molestas y despectivas para la gran nación germana, verdadera amiga nuestra”. Diario de Cádiz también se hace eco de esta información, pero lo que ninguno de los medios señala es que se trataba de la bandera nazi, es decir, la bandera de la esvástica.  

Estos hechos hacen más que evidente el respaldo que encontraron los nazis en Cádiz. Es más, estos acontecimientos llegaron a tener represalias una vez instaurada la dictadura española. La hija del alcalde de Tarifa en aquella época, Amador Mora Rojas, fue acusada de haber estado implicada en el suceso de la bandera. “Carmen –que así se llamaba– fue detenida en diciembre y le hacen un juicio sumarísimo donde aparecen varias acusaciones hacia ella de distintas personas. Entre ellas se encuentra una vecina que, ante las preguntas del tribunal, acusa al hermano de Carmen de haber sido uno de los responsables del incidente de la bandera, llegando incluso a asegurar que llegó a la casa con un trozo de la misma. Su hermano ya había sido asesinado al estallar la Guerra Civil, y a ella la fusilan en abril de 1937 con 22 años”, relata Cristian Gaviño, historiador de Tarifa.  

La hija del alcalde de Tarifa en aquella época, Amador Mora Rojas, fue acusada de haber estado implicada en el suceso de la bandera

Sin dejar este hecho de marzo de 1936 debemos señalar, por otro lado, que fue usado por los que preparaban el golpe de Estado en aquellos meses para hacer alarde de la supuesta violencia generalizada que se extendía por todo el país. El propio Calvo Sotelo lo incluyó en su intervención en el Congreso, en los primeros días de abril, cuando presentó un listado sobre “sacrilegios, incendios y asaltos de iglesias”. Como dice el historiador Paul Preston en su libro El Holocausto Español: “el problema entonces, al igual que ahora, era que la pura estadística carece de significado sin el contexto social del que se extraen los datos”. Y es que, la presencia de nazis, antes, durante y después de la II Guerra Mundial en esta provincia, también impulsó la importancia de la zona en los años previos y posteriores a la contienda. “La ‘batalla’ que se libró aquí fue, eso sí, muy diferente a la de otros frentes”. El nuevo libro de Wayne Jamison y el documental arrojarán luz sobre un tema del que aún falta mucho por conocer.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *