Opinión

Mucho más que festivales

El verano es el momento del año más propicio para los festivales. A lo largo del verano se suelen suceder uno tras otro en distintos lugares, y quien quiere disfrutar de ellos tendrá muchas posibilidades de hacerlo. Pero en muchos de esos festivales no se trata sólo de música. Muchos cuentan con una programación de actividades paralelas de muchos tipos. Y Amnistía Internacional, siempre que puede, está en ellos. Y estamos en ellos porque, al igual que no sólo de música vive el hombre y no sólo hay música en los festivales, no sólo se violan los derechos humanos en remotos desiertos o en montañas lejanas; y no solo se defienden en sesudos encuentros o en manifestaciones reivindicativas.

Amnistía Internacional sabe que se pueden violar los derechos humanos en cualquier lugar donde se juntan al menos dos personas y una de ellas se impone sobre la otra, y que se defienden en cualquier lugar donde se juntan varias personas dispuestas a ponerse en el lugar del otro y tomarse la justicia como algo personal. ¿Por qué no aprovechar el ambiente festivo, cargado de empatía y actitud solidaria de los festivales de verano?

Y eso hemos hecho. Este verano Amnistía Internacional Andalucía va a estar en algunos de los festivales andaluces. El pasado fin de semana ya estuvimos en Jazz Véjer y los próximos 19, 20 y 21 nuestros activistas estarán en Jaén, en Alcalá la Real, en Etnosur. Y ya en el mes de septiembre también estaremos en Nerja para estar presentes en el Chanquete World Música 2019. En todos ellos estarán los activistas de Amnistía Internacional con sus petos amarillos repartiendo abanicos morados y recogiendo firmas e informando de nuestra campaña #NoConsiento.

La campaña #NoConsiento es una campaña que nos pilla muy de cerca y que pretende sensibilizar sobre una de las violaciones de derechos humanos más extendidas y que a más personas afecta. La violación de sus derechos que sufre la mitad de la población por el hecho de ser mujeres.

En la campana #NoConsiento nos centramos en un tipo de violación de derechos de la que se ha hablado, y mucho, en estos últimos años a partir de desgraciados casos, de los que muchos están relacionados con nuestra comunidad, la violencia sexual.

Con esta campaña pretendemos visibilizar el trauma de muchas mujeres que, después de haber sido violadas y haber sobrevivido a la violación, siguen encontrando montones de piedras en el camino. Los prejuicios, los estereotipos y la violencia institucional se siguen cebando con ellas, que más que como víctimas acaban viéndose tratadas como culpables.

No podemos seguir viviendo en una sociedad que acepte el maltrato como algo cotidiano, no podemos seguir aceptando la impunidad de los abusos y la agresiones a mujeres. Durante mucho tiempo las mujeres víctimas de violencia sexual han tenido que oír preguntas y comentarios de jueces y policías que parecían hacerlas responsables de su desgracia.

Nuestros activistas estarán en los festivales no porque en algunos festivales se produzca a veces este tipo de violencia, sino porque pensamos que todos, hombres y mujeres, tenemos que dejar claro que no consentimos la violencia sexual, que no consentimos que la sociedad ponga piedras en el camino a las mujeres que la sufren, que no consentimos seguir cerrando los ojos a esta realidad; y que estamos dispuestos a decir basta ante una realidad, demasiado presente en nuestro país, que no es sino una violación de derechos humanos.

Juan Francisco Villar Caño, activista del equipo de MMCC e Amnistía Internacional Andalucía.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *