Opinión

Movilidad Sostenible, la transición hacia otro modelo de transporte urbano

Esta semana se celebra en muchas ciudades europeas, españolas y andaluzas la Semana Europea de la Movilidad, iniciativa que surgió en Europa en 1999 y a partir del año 2000 contó con el apoyo de la Comisión Europea.

Se celebra cada año, del 16 al 22 de septiembre, realizando actividades para promocionar la movilidad sostenible y fomentando el desarrollo de buenas prácticas y medidas permanentes, que en muchos casos se quedan en efímeros intentos.

Cada año se busca un lema principal y el de 2019 es caminar y pedalear de forma segura.

Equo, como partido verde en España, apoya e impulsa desde su inicio esta actividad, pero además, buscamos desde las diferentes instituciones, que se haga realidad su objetivo, y sean por fin, MEDIDAS PERMANENTES, las que nos permitan transitar hacia un modelo de transporte realmente amable y sostenible en el futuro inmediato.

Seguro le suena al lector el proyecto Madrid Central, la zona de bajas emisiones que el gobierno de la capital instauró en la anterior legislatura, y que regula la circulación y aparcamiento en el centro de la ciudad, dependiendo del nivel de generación de contaminantes de los vehículos.

Sin embargo, lo que quizás el lector no sepa, es que la responsable de dicho proyecto fue mi compañera de EQUO, Inés Sabanés, concejala de medio ambiente en el gobierno de Madrid.

Esta medida es perfectamente extrapolable a cualquier municipio, tenga las dimensiones que tenga, e incluso en muchos municipios de dimensiones más reducidas que la capital de España, nuestra apuesta va en línea de crear espacios urbanos libres del tránsito de vehículos a motor, donde peatones y bicicletas tengan preferencia, generando ciudades más amables, menos ruidosas, donde las personas puedan pasar más tiempo, y por tanto el comercio local se vea favorecido mejorando sus ratios de venta. Es palmario, barrios peatonalizados aumentan las ventas del pequeño comercio en un 20%.

EQUO ha demostrado que sus propuestas las convierte en realidad allí donde ha tenido oportunidad de gobernar, como en Puerto Real la legislatura anterior, donde se pusieron en marcha Caminos al cole seguros y amables, cuya finalidad es promover y facilitar que niños y niñas vayan a la escuela caminando, de manera autónoma, sin necesidad de ser acompañados en coche y transitando por un itinerario seguro.

Además, la localidad gaditana tuvo el honor de convertirse en 2016 en la primera Ciudad 30 de Andalucía, reduciendo la velocidad máxima permitida a 30 km/h en su casco urbano, mejorando con ello el nivel de ruidos, disminuyendo los gases contaminantes y luchando contra el cambio climático, reduciendo el riesgo de atropellos y dando una mayor fluidez al tráfico generando menos atascos.

Otra medida permanente que impulsamos es el proyecto Al cole en Bicibus, donde las Ampa gestionan que el alumnado se desplace al colegio en grupos con sus bicicletas, reduciendo los repetidos atascos que se producen en las puertas de nuestros colegios a la hora de entrada y salida de la jornada escolar.

Añadir que no sólo el desplazamiento alternativo y sostenible, viene (ni vendrá), exclusivamente de la bicicleta, pues son muchas ya, las personas que disponen de vehículos de movilidad personal (VMP) eléctricos, y pocos los ayuntamientos que tienen regulado su uso.  Trabajamos para que se incluyan dichos vehículos en las Ordenanzas de tráfico, de uso de vías ciclistas, o bien en una ordenanza propia, pues sin duda, son parte del futuro modelo de transporte urbano, que debe basarse en una cuádruple alianza:

1.-A pie

2.-En bici y VMP

3.-Vehículo compartido

4.-En transporte público

Este último debe mejorar, y mucho, en nuestra provincia, no sólo en calidad del servicio y eficiencia, sino también en frecuencia de paso y precio.

Tanto los ayuntamientos como el Consorcio de Transportes, deben velar por traducir las reducciones de muchos costes sociales, ambientales y económicos, en el precio del billete, y ello aumentará exponencialmente su uso.

Hablamos de mejora en la salud de las personas y en el medio ambiente, aumento del empleo local en conductores y personal de mantenimiento, ahorro económico en la factura de importación de combustibles que no tenemos, ahorro energético y de emisiones de gases en línea con los acuerdos de París firmados por España para luchar contra el Cambio Climático.

Y por último, una de las medidas que irremediablemente siempre queda “aparcada”, generar en nuestras ciudades bolsas de parking, con lanzaderas de autobuses eléctricos con frecuencias de paso de pocos minutos, y redes de alquiler de bicicletas, incluido en el título de transporte.

A la vez, drástica disminución de espacios de aparcamiento en el resto de la ciudad, aumentando el espacio para peatones.

Estas medidas cerrarían el círculo virtuoso de todas las demás, porque existe un axioma, si no tienes expectativa de aparcar el vehículo en tu destino, buscarás medios alternativos de transporte.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *