Política

Moreno: en una mano, la “revolución verde”; en otra, el Fondo de Barril o una autovía en Doñana

El presidente de la Junta, que en su programa electoral de hace un año apenas mencionaba la lucha contra el cambio climático en la comunidad que más contamina de España, se erige ahora como "líder de las políticas de sostenibilidad en España y Europa"

Los tres puntos más relevantes con los que arrancaba el programa electoral con el que Juanma Moreno concurrió como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía por el Partido Popular hace un año versaban sobre la “defensa de la Unidad de la España Constitucional frente al independentismo radical; libertad y seguridad (apoyo sin fisuras a la prisión permanente revisable); y creación de 600.000 empleos en cuatro años”. En las más de 400 páginas del programa electoral apenas aparece el concepto ‘cambio climático’ en cuatro ocasiones.

Un año después, investido presidente con los votos de Cs y Vox —que niega directamente el cambio climático—, Juanma Moreno se ha erigido en impulsor de lo que llama la “revolución verde” en Andalucía. En el marco de la Cumbre del Clima que se celebra estos días en Madrid, el presidente popular se ha comprometido a trabajar para conseguir que “Andalucía lidere las políticas de sostenibilidad en España y en Europa en la lucha contra el cambio climático”, al mismo tiempo que ha incidido en la “apuesta sin precedentes del Gobierno andaluz con la acción por el clima”. Un compromiso que, según ha dicho, “se verá reforzado aún más el año que viene con el presupuesto más verde y sostenible de la historia de Andalucía”.

Falta hace. Entre 1990 y 2018, Andalucía ha lanzado 1.483.238.322 de toneladas de CO2 a la atmósfera. Solo Cataluña se acerca a la región andaluza en emisión de gases de efecto invernadero. Endesa, Repsol-Petronor y Naturgy son las más contaminantes a nivel nacional. Son datos Emergencia Climática en España, el informe presentado hace solo unos días por el Observatorio de Sostenibilidad con motivo de la celebración de la COP 25, que acoge Madrid. Esa reunión internacional a la que Juanma Moreno ha acudido para aludir a “la revolución verde que ha comenzado en Andalucía”, manifestando que el presupuesto para el 2020 “cuenta con una perspectiva climática integral que compromete toda la acción de Gobierno”.

Hace un año, en su programa electoral, se contaban una decena de páginas que, englobadas en el epígrafe Un Medio Ambiente protegido en una Andalucía sostenible, abordaban cuestiones como el apoyo a las energías renovables (“Desde el PP estamos convencidos en la necesidad de transformar el sistema energético para que predominen las energías renovables, en el marco del cumplimiento de los compromisos de la lucha contra el cambio climático y del proceso de transición energética); y la necesidad de poner en pie un pacto andaluz por el agua (“el cambio climático está provocando que los periodos de sequía sean cada vez más prolongados y perniciosos, los episodios de lluvias torrenciales se suceden con más frecuencia e intensidad”).

Asimismo, también se recoge en el programa la puesta en marcha de un plan de empleo verde para los municipios andaluces pertenecientes a la Red de Espacios Naturales Protegidos de Andalucía; la aprobación de la ley de Economía Circular en Andalucía; y la defensa de un “urbanismo sostenible”, que por ahora se ha traducido en un decreto para regularizar más de 300.000 viviendas ilegales en enclaves como espacios naturales protegidos o zonas de costa. Lo que Ecologistas en Acción ya ha calificado de “amnistía al urbanismo ilegal”.

Juanma Moreno, en la Cumbre del Clima COP 25, que se celebra en Madrid.

La autovía en Doñana o el Fondo de Barril en San Roque

En la página 319, fuera ya del contexto de estas acciones medioambientales, también aparece la construcción de la autovía Cádiz-Huelva que atravesaría o bordearía el Parque Natural de Doñana, un proyecto que se ha dejado en suspenso tras la oleada de críticas que suscitó en su momento. Fuera del programa, aunque con la aquiescencia de su Gobierno, la Junta ha autorizado el proyecto Fondo de Barril en la refinería Gibraltar en San Roque.

Una macroinversión de Cepsa en la comarca gaditana que, según denuncian los ecologistas, ya ha arrasado en sus 35 hectáreas cientos y cientos de acebuches y hasta restos arqueológicos. Sobre los acebuches, la petrolera explica que todos los ejemplares están en un vivero y serán replantados. Pero no se explica bien cómo se va a sortear la denuncia que Verdemar ha cursado ante el Ministerio de Transición Ecológica, al que piden que acuda a Fiscalía, para denunciar a la Junta de Andalucía por “un posible incumplimiento de la Declaración de Impacto Ambiental”.

Para esquivar este imperativo, argumentan, se ha recurrido a la declaración de interés estratégico del proyecto, “incumpliendo nuevamente las normativas estatales”. El proyecto, por ahora, sigue en marcha. Desde Greenpeace, Julio Barea aseguraba en declaraciones a El Confidencial, que es un “despropósito absoluto” y recuerda que las dos zonas son de alta intensidad industrial y en cada uno de los enclaves existe una refinería de Cepsa. “Soportan ya una alta concentración de industria pesada y además son dos de las zonas de España con mayor tasa de mortalidad por cáncer”.

A pesar de esto, Moreno ha insistido en el marco de su viaje a la COP25 que “el Gobierno andaluz va a intentar liderar el proceso de transformación desde la Administración y va a invitar a la sociedad a un cambio cultural que implique cambio a la hora de consumir y un cambio en su mentalidad”. “No se trata sólo de conservar el mundo, sino de trabajar por conseguir que éste sea mejor, más moderno, sensible, humano y saludable”, ha agregado, insistiendo en que “el cambio climático es una realidad que vivimos todos los habitantes del planeta y probablemente uno de los mayores problemas de la humanidad por lo que ha insistido en la importancia de poner entre todos nuestro granito de arena para revertir la situación del planeta en la crisis climática”.

Entre las novedades, el presidente autonómico del PP ha avanzado que “es la primera vez que en los presupuestos de la Junta existe la posibilidad de que los ciudadanos puedan ver la huella ecológica de cada una de las acciones de ese presupuesto empezando a controlar el impacto de cada una de las decisiones y de las inversiones”, algo que ha calificado de “pionero en España y prácticamente en el resto del mundo”. Del mismo modo, ha animado a las empresas a que “no vean esto como un mero discurso porque son convicciones y oportunidades de prosperidad, de desarrollo y de empleo”. El presidente de la Junta ha afirmado que “Andalucía es la región más vulnerable de Europa al cambio climático y ha asegurado que se trata de un tema de Estado por lo que ha lamentado que a veces se sobreactúe o se manosee este asunto con intereses partidistas”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *