Sociedad

Moreno Bonilla ficha para dirigir el SAS al responsable de casi 4.000 despidos en Castilla La Mancha

El malagueño Moreno Verdugo, nuevo gerente de la sanidad pública andaluza, también trató, bajo mandato de Cospedal, de privatizar cuatro hospitales

El nuevo gerente del Servicio Andaluz de Salud (SAS), Miguel Moreno Verdugo, viene precedido por un pasado de recortes e intentos de privatización. Fichado por el nuevo Gobierno de la Junta de Andalucía, que preside el líder del PP andaluz, Juanma Moreno Bonilla, el recién nombrado nuevo responsable del SAS asumió el cargo de director general de Recursos Humanos del Servicio de Salud en Castilla-La Mancha (Sescam) en el periodo 2013 a 2015, bajo el mandato de María Dolores de Cospedal, y propició, según cifra CCOO, el despido de casi 4.000 profesionales de la sanidad pública, al tiempo que trató de privatizar cuatro centros hospitalarios.

El nuevo gerente del servicio sanitario andaluz impuso con Cospedal un “ajuste continuado y progresivo” de la plantilla de profesionales. Cuando la exdirigente del PP llegó al Gobierno de esa comunidad en 2011, la plantilla de médicos y enfermeros era de 26.500. Al final de su mandato, en 2015, la había reducido hasta los 23.000 profesionales, según publica eldiario.es. Nacido en Málaga en 1964, al nuevo gerente del SAS,  nombrado este martes por el nuevo Gobierno de coalición andaluz PP-Cs, no se le recuerda con demasiado cariño por los sindicatos castellano-manchegos.

Desde CCOO, la secretaria general de la Federación de Sanidad de CCOO en Castilla-La Mancha, Consuelo Cuadra, recuerda en declaraciones a Diario de Sevilla que “fue la etapa más negra de la sanidad pública. Como director general de Recursos Humanos eliminó casi 4.000 puestos en la sanidad pública. Los que llegaron después comprobaron que en su hoja de ruta incluía la eliminación de hasta 6.000 puestos de trabajo. Entre sus proyectos: la privatización de cuatro hospitales públicos, que no logró porque no encontró ninguna empresa privada interesada”.

Pese a que el presidente Moreno ha negado que vaya a privatizar hospitales, lo cierto es que el nombramiento de Moreno Verdugo inquieta al sector sanitario público andaluz, ya de por sí muy mermado en los últimos tiempos con las políticas socialistas al frente de la Junta de Andalucía. Y es que en su etapa en Castilla La Mancha, acometió cierres en Urgencias en la zona rural y diferentes restricciones al personal y recortes que provocaron un hondo rechazo y masivas movilizaciones del personal sanitario de la comunidad autonómica.

Además, como está publicado, su nombramiento en Castilla-La Mancha estuvo rodeado de polémica por proceder del sector privado, en concreto de una empresa aseguradora interesada en las privatizaciones hospitalarias anunciadas por el Ejecutivo regional del PP. Moreno Verdugo sustituirá en el cargo a Francisca Antón Molina, que desempeñaba el cargo desde junio de 2017 con el último gobierno socialista y que promovió el diseño de la última reforma de la Atención Primaria.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *