Jerez

Menos público ‘fantasma’ en el MotoGP, más ingresos para el Circuito

Cirjesa contabiliza unos 63.000 espectadores, unos 59.000 menos que en 2015, y 4,3 millones en ingresos, entre 600 y 700.000 euros más que hace un año. "Estamos aquí para decir la verdad", asegura la alcaldesa tras dar las cifras provisionales.

Cualquiera que haga seis o siete años (o más) que no pisa la zona de paddock y/o las mezzaninas (salas VIP) del Circuito de Jerez comprobará cómo los filtros y los controles de acceso se han multiplicado a cada paso en los últimos tiempos. Es difícil moverse de un espacio a otro sin que registren telemáticamente la acreditación o te intercepten porque “con eso no puedes entrar por aquí”. El estricto control para lograr alcanzar los espacios privilegiados para el postureo y las relaciones públicas durante las carreras no ha sido ni mucho menos parejo a la fiscalización de la contabilidad oficial del Gran Premio de España de MotoGP. Una prueba que el año que viene cumplirá 30 años celebrándose en el trazado de la carretera de Arcos. Algo, no obstante, parece haber cambiado en esta edición.

De los 122.551 aficionados que se dijo que habían asistido el domingo de carreras de la última cita en Jerez con una de las pruebas deportivas de mayor repercusión del mundo se ha pasado este año a “unos 63.000 espectadores”. Unos 59.000 menos. En los tres días de campeonato en el trazado jerezano se han dado cita en sus instalaciones más de 120.000 aficionados, muy lejos de los 243.570 que se ‘vendieron’ en 2015. Los datos, ofrecidos en un primer balance provisional por la alcaldesa, Mamen Sánchez, parten de Dorna, la organizadora y propietaria de los derechos del Mundial. De forma llamativa, pese a que podía pensarse en un descenso brutal de espectadores y del impacto de la prueba, nadie ha notado huecos en las gradas, la Pelousse estaba atestada, y la organización y la seguridad han funcionado como un reloj tanto para acomodar como para desalojar a la ingente masa de público.

Los datos confirman que no ha sido una mera percepción a vuela pluma. La recaudación de la taquilla –que maneja la empresa pública Cirjesa, que gestiona y explota el equipamiento deportivo- ha crecido entre 600 y 700.000 euros frente al año anterior. Se han rebasado los 4,3 millones de euros en ingresos para un evento deportivo que solo en concepto de canon por su celebración supone más de 6 millones de euros de dinero público, sin contar con el gasto de dinero público en un dispositivo compuesto por unas 5.000 personas. En cambio, la manipulación en las cifras de espectadores y el taquillaje basado en público fantasma han sido una constante durante muchos años. El descontrol de la venta de entradas y la asistencia real, como está publicado, es un turbio asunto que incluso se halla en manos de la Fiscalía y de la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF), que emprendieron una compleja investigación hace un par de años sin que hasta la fecha se hayan producido grandes avances.

“Este Gran Premio se puede considerar un éxito, con datos reales y verdaderos, y no digo nada más…”, ha mantenido la regidora socialista a preguntas de los periodistas. Pero le han tirado de la lengua: ¿Y esa diferencia? “No estamos aquí para mentir, estamos aquí para decir la verdad. En este Gran Premio no se han regalado por ejemplo 5.000 entradas a nadie como hizo en el anterior gobierno del PP”. Ayudada por las cifras manejadas por Cornelio Vela, nuevo director gerente de Cirjesa -ente con control mayoritario del Ayuntamiento-, Sánchez ha avanzado que “se han llegado a unos 4,3 millones de recaudación; esto es un pedazo de Gran Premio, se ve y se palpa”. “Queda Gran Premio para rato en Jerez. Sois medios locales, vendamos Jerez en positivo, no hay una persona menos que el año pasado, pero estamos dando los datos reales”, ha instado a la prensa.

En paralelo, no ha podido ocultar su satisfacción por el enorme ambiente que ha vivido la ciudad en el fin de semana, especialmente el centro y la zona de la avenida Álvaro Domecq, casi una década blindada a los moteros. “Los jerezanos contribuimos en un 40% al Gran Premio, y el objetivo es hacer que los hosteleros y los jerezanos también lo vivan. En los últimos años hemos visto pasar muchas motos y también hemos conseguido recuperarlas. Hay que hacer Andalucía y provincia pero Jerez no podía permanecer al margen”.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *