Cultura

Medio siglo de amor por la fotografía en tiempos de Instagram

La Agrupación Fotográfica Jerezana San Dionisio celebra sus 50 años con una muestra en los Claustros de Santo Domingo que recoge, hasta el 13 de octubre, la memoria gráfica de un colectivo que comenzó reuniéndose para hablar de imagen en el viejo surtidor del Arenal

Amor por las fotografías antiguas, por el revelado, por lo analógico, en tiempos de Instagram. Un grupo de románticos se resiste a olvidar aquellos carretes, aquellas instantáneas en las que había que tener el pulso muy sereno para captar la vista perfecta. La Agrupación Cine-Fotográfica Jerezana San Dionisio fue fundada el 25 de junio de 1969 según consta en el acta fundacional conservada en los archivos de la Torre del Agua, actual sede de la agrupación. Algunos de sus fundadores eran académicos, como Servando Estrade, Roberto Escobar y Eduardo Pereiras. Grandes retratistas y cartelistas que pasaron a la historia visual de la ciudad.

Su actual vicepresidente, Juan Durán Cabral recuerda que “esta agrupación nace en un grupo de catorce amigos que se reunían para hablar de fotografía en el ya desaparecido surtidor de gasolina de la plaza del Arenal”. El objetivo esencial de la nueva sociedad, constituida con un capital inicial de 10.000 de las viejas pesetas, era el fomento y la expansión el arte cine-fotográfico y de las relaciones entre los aficionados a dicha actividad.

“El sueño de la mayoría de ellos era crear una asociación donde reunirse, hablar de fotografía, compartir experiencias, aprender los unos de los otros y promover el arte de la fotografía en Jerez”, expresa Durán. Durante sus cincuenta años de existencia, la agrupación ha tenido un total de nueve presidentes. María del Carmen Oliva, actual máxima responsable de la entidad, lleva en el cargo aproximadamente siete años. Amante de la fotografía y de la montaña, cuenta que a raíz de un accidente que sufrió en 2013 y que le impidió seguir practicando su deporte favorito, su pareja la impulsó a formar parte de la Agrupación Fotográfica Jerezana San Dionisio. “Yo empecé como una aficionada más, con inquietudes e intereses por la fotografía. Desde un principio me abrieron las puertas de par en par, y yo me sentí como en casa”, declara María del Carmen.

El valioso archivo documental de la asociación conserva a día de hoy el libro de actas, folletos, cartas, postales, carteles, fotografías, documentos oficiales… que permiten recorrer la trayectoria de medio siglo de amor por la imagen. Desde sus inicios, la asociación ha impartido infinidad de cursos de fotografía en su sede y fuera de ella. “Nos gustaría que la gente supiera que estamos en la Torre del Agua todos los martes y jueves. Nuestra tarea pendiente es atraer a jóvenes interesados por la fotografía, subraya la presidenta.

Primer logotipo de la Agrupación. FOTO: MANU GARCÍA

“En una época dominada por las nuevas tecnologías y los móviles que incorporan cámaras, la profesión del fotógrafo está muy dañada. Ahora, cualquiera que tiene cámara puede ser contratado para hacer fotos, por ejemplo en una boda o bautizo. La profesión ya no es lo que era antes”, confiesa Juan Durán. Recuerda entre risas un año que salió a hacer fotos por el antiguo Mercado Medieval que se instalaba en las calles de Jerez. “Empecé a hacerle fotos a un bufón que andaba por allí entreteniendo a la gente. Un chico se me acerco y me preguntó; ¿cuánto te vas a sacar por estas fotos? Estaba entre reír o llorar porque le tuve que explicar que a mí hacer esas fotos me costaba el dinero. Yo era quien tenía que comprar los líquidos del revelado y el papel donde irían plasmadas las fotografías”.

Esta agrupación también ha convocado concursos nacionales e internacionales, ha participado en el Premio Negtor organizado por Negra Industrial, ha realizado casi un centenar de salones de fotografía, se ha relacionado con agrupaciones fotográficas de toda España, y ha publicado artículos en revistas tan prestigiosas como Arte fotográfico. “En nuestro concurso internacional llegamos a recibir fotografías de más de seis países distintos. Para nosotros era algo maravilloso porque aprendíamos de otros artistas que jugaban con las imágenes de manera distinta entre ellos”, aclara María del Carmen

“Tuvimos a un fotógrafo extranjero que nos envió una superposición de imágenes espectacular. Ahora con tanto photoshop no se valoran este tipo de obras de arte que son increíblemente magníficas”, confiesa Durán.

Asistentes a la exposición del 50 aniversario de la Agrupación Fotográfica Jerezana San Dionisio en los Claustros de Santo Domingo

La entidad jerezana se sitúa en la Torre del Agua, ubicada en la barriada de La Plata junto a la Biblioteca Municipal. Gracias a un convenio con el Ayuntamiento de Jerez, este espacio es utilizado para talleres de fotografía, tertulias, concursos mensuales y cursos que se imparten a lo largo del año. “Actualmente tenemos un total de 80 socios registrados procedentes de diversos puntos de la provincia. La mayoría son aficionados a la fotografía que hacen de esto un entretenimiento y una distracción. Contamos con salas de exposición, estudio fotográfico, salas para talleres y sala de revelado químico”, confirma José Vázquez, secretario de la Agrupación.

Este colectivo lleva a sus espaldas muchísimos años de esfuerzo y dedicación por parte de todos los que la forman. “Yo trabajo por las mañanas en una ludoteca, por lo que el trabajo para la agrupación se concentra en las tardes. A veces siento pena por no poder dar el 100% de mi tiempo, porque el amor que yo siento por la fotografía es inmenso. Cuando estoy en la sede, las horas se me pasan volando y creo yo que eso es una buena señal ¿no?”, aclara la presidenta.

A su vez, y debido a la evolución de la fotografía, estos cincuenta años han hecho de la agrupación un sitio de continuo aprendizaje,  formación y adaptación. “El choque entre lo digital y lo analógico supuso en la agrupación momentos muy difíciles. “Por una parte teníamos a un grupo de socios que no apostaban por la fotografía digital y que preferían que la agrupación siguiera los pasos de lo analógico. Evidentemente esto tuvo que cambiar, y poco a poco este sector fue adaptándose”, subraya Juan Durán.

La sensibilidad, la visión y la técnica se convierten en los factores primordiales para una buena fotografía. Nosotros vemos las fotos como si fueran nuestros hijos”, confiesa María del Carmen apoyada por Juan Durán y José Vázquez.

Algunos documentos de la agrupación conservados de los archivos de la Torre del Agua. FOTO: MANU GARCÍA

Entre sus exposiciones más visitadas encontramos la de Sebastían Salgado, Génesis, expuesta el pasado 2018 en la plaza del Arenal. “Fue una exposición acogida con mucho cariño tanto por los jerezanos como por los turistas que visitaban la ciudad. Estaba en un lugar privilegiado de Jerez”, declara María del Carmen. También señalar la exposición de Emilio Morenatti, Palestina/Afganistan el pasado mes de abril, o FotoJenia, el festival de fotografía organizado desde el 2014 en nuestra ciudad que agrupa aproximadamente 14 exposiciones cada dos años. Este año, debido a la celebración del 50 aniversario, la Agrupación Fotográfica de San Dionisio se ha visto obligada a posponer a 2021 la tercera edición de FotoJenia.

Para concluir las celebraciones por el 50 aniversario de la agrupación, en octubre se publicará el libro de Memorias de la Agrupación Fotográfica de San Dionisio y se ha organizado un ciclo de conferencias en la Academia San Dionisio, su primera sede.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *