Jerez

Medio Ambiente multa a un bar del Arenal por almacenar mesas y cajas de refrescos en la vía pública

El gobierno municipal, decidido a relanzar la imagen hostelera de la gran puerta de entrada del turismo a la ciudad. Pondrá coto a la suciedad en terrazas, veladores sin control y enormes cartelones en plena plaza

La Delegación de Medio Ambiente y Consumo del Ayuntamiento de Jerez ha abierto acta de inspección este pasado martes, y procederá a incoar el expediente sancionador correspondiente (una multa de 600 euros), contra un establecimiento hotelero de la plaza del Arenal, La Concha II, por almacenar quince mesas amarradas con cadenas y candados, así como ocho cajas de plásticos con botellines de refrescos en la vía pública. El acta, al que ha tenido acceso lavozdelsur.es, se levantó a las seis de la mañana. La imagen es habitual entre ciertos negocios hosteleros enclavados en el salón noble de la ciudad, pero, ahora si, el gobierno municipal está decidido a combatirla.

La ordenanza para regular este tipo de situaciones —especialmente el descontrol en cuanto a la ocupación ilegal de terrazas y veladores— se aprobó por el pleno en 2013, aunque apenas ha tenido incidencia desde su entrada en vigor porque la realidad diaria, se han venido quejando vecinos y empresarios, es que muchos hosteleros seguían haciendo y deshaciendo a su antojo. Enormes carteles, anarquía en el mobiliario, televisores a la calle, suciedad en las terrazas… todo ello contribuye al mal estado general que presenta la emblemática plaza del Arenal. Una zona peatonal que, no obstante, de un tiempo a esta parte ha experimentado cierto cambio gracias a las mejoras en materia de limpieza viaria, jardinería y funcionamiento de su fuente que ha ido introduciendo el Ayuntamiento. Vecinos, comerciantes y patronal hostelera así lo habían venido demandando desde hace años.

Sin embargo, el gran caballo de batalla siguen siendo determinados hosteleros que, para más inri, tienen sus establecimientos entre los peor valorados en portales especializados como Trip Advisor. “Una cena con mi pareja, y nos levantamos por la mañana prácticamente envenenados, con un mareo horrible”, escribía recientemente un viajero que llegó a la ciudad y tuvo el infortunio de caer en uno de estos bares. “Nos trajeron unas cartas muy sucias, como los cubiertos y los servilleteros”, asegura otro.

Solo hay que dar una vuelta para comprobar que las medidas higiénico sanitarias brillan por su ausencia en determinados negocios hosteleros de un Arenal que, sin embargo, ha remontado un poco el vuelo en materia de calidad hostelera con la apertura hace ya unos meses de bares como El Chicharrón o Taberna Arenal que, junto a la Antigua Cruz Blanca, han aumentado el nivel que debería ser exigible para un emplazamiento que sirve de puerta de entrada al turismo en la ciudad.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *