Jerez

Más de 5.800 euros para ‘reinaugurar’ una rotonda

La alcaldesa Pelayo libró casi 6.000 euros de las arcas municipales para comprar piedra natural para un nuevo monumento a las víctimas del terrorismo coincidiendo con el chaparrón que soportó su partido con el fin de la doctrina Parot. Jerez ya contaba con una rotonda con monolito en homenaje a las víctimas desde hacía 5 años a propuesta del propio PP, que no ha dudado en acometer un gasto superfluo más con tal de hacerse la foto.

El 21 de octubre, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos derogaba la doctrina Parot. De esta manera, quedaba ratificada la sentencia que condenaba a España a excarcelar a la etarra Inés del Río y abría la puerta a que 61 presos etarras salieran de prisión en pocos meses. La política terrorista se convertía de nuevo en blanco fácil para la confrontación política. El Gobierno de Rajoy se llevó gran parte de los golpes. El 3 de noviembre, apenas dos semanas después, el gobierno municipal del PP aprovechaba la confusión y la polémica desatada por la sentencia del tribunal europeo para hacer su particular guiño propagandístico a las víctimas. ¿Cómo? Sorprendentemente reinaugurando una rotonda con monolito dedicado a las víctimas del terrorismo. A pocos metros de la plaza del Caballo, en la confluencia de la avenida de la Cruz Roja con Álvaro Domecq, la alcaldesa Pelayo reunió al ministro Arias Cañete y a la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, Ángeles Pedraza, para lograr una foto y conseguir ese gesto político que, cueste lo que cueste, tanto gusta a ciertos políticos.

Un gesto nada austero para un Ayuntamiento intervenido y con tres planes de ajuste, un ERE para 260 empleados públicos y un reguero de privatizaciones a sus espaldas. Exactamente, ahora se sabe que el monolito, la foto en definitiva, ha supuesto un coste de 4.800 euros más IVA (5.808 euros en total) para las arcas municipales. Un coste superfluo, más si cabe, si se tiene en cuenta que desde el 9 de diciembre de 2008 las víctimas de la violencia terrorista ya tenían su particular homenaje en Jerez gracias a otro monolito en otra rotonda de la avenida Reina Sofía (a la altura de Picadueñas, Real Tesoro y el acceso a Área Sur). “Este reconocimiento es justo, merecidísimo, aunque lamento que llegue tardío. A las víctimas hay que hacerles un reconocimiento a diario y quiero agradecerle a Felisa Rosado (PP) que fue la que tuvo la iniciativa de que esta rotonda se hiciera, y que luego asumieron todos los grupos. Es importante que todos los jerezanos recordemos que la voz hay que alzarla todos los días contra el terrorismo”, declaró la entonces candidata a la Alcaldía, María José García-Pelayo.

En junta de gobierno local celebrada el pasado 31 de octubre de 2013, apenas tres días antes del nuevo homenaje, se libraron fondos para la contratación menor del “suministro de piedra natural para la elaboración de monumento a las víctimas del terrorismo”. La adjudicataria fue la empresa Mármoles Trafalgar SL (aunque la publicación en el perfil del contratante de la web del Ayuntamiento no se produjo hasta el 12 de noviembre), si bien el diseño y creación del monolito, una paloma de la paz con tres balazos, fue obra de la Delegación de Infraestructuras, se supone que para reducir el coste que hubiese implicado una contratación externa. Pelayo no quiso justificar la reinauguración en la polémica desatada por el fin de la doctrina Parot, que congregó a miles de manifestantes una semana antes en las calles de Madrid con proclamas contra la gestión antiterrorista de los populares. Tras descubrirse la escultura, García-Pelayo manifestó: “Hoy hacemos realidad un sueño que teníamos. Estamos hoy aquí porque hace varios años esta misma escultura (omitió que se trataba de una nueva y con el consiguiente gasto para el Ayuntamiento) se ubicó en la circunvalación en un acto al que yo fui, que no voy a criticar nunca, pero que fue un acto triste, en un día con viento y lluvia. No nos parecía lógico ni justo que el recuerdo a las víctimas del terrorismo estuviera fuera de Jerez”.

“Queríamos -prosiguió- tenerlas en el corazón de la ciudad, porque hay que recordarlas todos los días y no dejar que nadie olvide que dieron su vida para que nosotros sigamos siendo libres y sigamos viviendo en un Estado democrático”. Y a continuación, pasó a contradecirse reconociendo el esfuerzo de los “compañeros de Infraestructuras” por haber creado esta “escultura”. “Por eso creo que hoy se ha hecho justicia y las víctimas están en el corazón de Jerez, en un espacio maravilloso, con agua, jardín y una magnífica escultura que han hecho los compañeros de Infraestructuras, a los que de verdad quiero dar las gracias porque se han involucrado creando una escultura que tiene sentimiento y tienen corazón”, añadió aquel día la alcaldesa. ¿Todo vale para obtener una foto en la prensa?

 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *