CulturaVoz jondaFestival de Jerez

Manuel Liñán, Premio de la Crítica del XX Festival de Jerez

El bailaor y coreógrafo granadino se alza con el galardón que otorga la Cátedra de Flamencología por su espectáculo 'Reversible', presentado en la última edición de la muestra.

‘Reversible’, del bailaor granadino, se alza con el galardón que otorga la Cátedra.

La Cátedra de Flamencología de Jerez ha concedido el Premio de la Crítica al bailaor Manuel Liñán por su espectáculo Reversible, que se puso en escena el pasado 26 de febrero en el Teatro Villamarta, escenario principal del XX Festival de Jerez que finalizó el 5 de marzo. Este reconocimiento cuenta con el respaldo mayoritario de los votos emitidos por los críticos acreditados en el certamen de baile flamenco y español. La Cátedra hace pública su decisión tras la reunión celebrada días atrás por el subdirector de la institución, Manuel Pérez Celdrán, y el responsable de Relaciones Públicas de la misma, José Marín Carmona. Dicha reunión tenía como único orden del día el recuento de los votos emitidos por los críticos especializados y, a tenor del resultado, la concesión del galardón al artista o espectáculo más votado por su destacada participación en la última edición del Festival de Jerez.

Manuel Liñán se hizo acreedor al Catavino de Plata y el correspondiente diploma acreditativo que entrega cada año la Cátedra de Flamencología de Jerez, con el patrocinio del Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Jerez-Xeres-Sherry, Manzanilla de Sánlucar y Vinagre de Jerez. El bailaor granadino hace en Reversible un viaje emocional a través de la memoria que lo traslada a los primeros recuerdos, instintos e impulsos. Y ello se pone de manifiesto a través de una serie de coreografías que se sitúan en el ciclo vital de la infancia, época en la que pretende recuperar “la inocencia perdida arrebatada por aquellas directrices sociales e internas que, en ocasiones, desvirtuaron mi estado natural”, según ha explicado Liñán. “Un estado natural que no sabe ni de géneros ni de formas, que siente por igual lo masculino y lo femenino”. De este modo percibe el mundo que le rodea y, sólo desde esta óptica, “soy plenamente coherente conmigo mismo y con los demás”, añade. Con Reversible, Manuel Liñán intenta “romper con limitaciones sociales, miedos personales, prejuicios y estereotiopos”.

A partir de esa reflexión, configuró un repertorio de doce piezas, que interpretó junto a sus dos bailaores invitados: la gaditana Lucía la Piñona y el polifacético barcelonés José Maldonado, también pintor y diseñador del vestuario. Van de Bulería a Bulería, pasando por Romance, FolkloreTrémolo, Tientos, Tangos, Transición y Solo, Mirabrás, Cantiñas y Alegrías -con la colaboración especial de El Torombo-, Romance, Guajira, Transición y Soleá. La banda sonora de ese recorrido circular la dejó en manos de un plantel musical en el que estaban presentes, como intérpretes y autores, los cantaores Miguel Ortega y David Carpio, los guitarristas Francisco Vinuesa y Pino Losada, y el percusionista Miguel El Cheyenne.

Biografía

El Premio de la Crítica del XX Festival de Jerez concedido a Manuel Liñán viene a engrandecer aún más la extraordinaria carrera artística que atesora ya este bailaor granadiono, que se fue abriendo camino en compañías como las de Carmen Cortés, Adrián Galia, Manolete, Güito y Rafaela Carrasco. Como solista, se destacó junto a Merche Esmeralda como primer bailarín, en Campanas Flamencas junto a La Tati y Milagros Mengíbar, y en la Compañía de Teresa Nieto, con cuyo espectáculo De cabeza compartió Max 2009 a la Mejor Coreografía. De sus trabajos en colaboración sobresalen Los caminos de Lorca y el Homenaje a Mario Maya; además de Trasmín, mano a mano con Belén Maya en Flamenco Festival Tokyo. A lo que se suman las producciones conjuntas Cámara negra junto a Olga Pericet, Dos en Compañía con Marco Flores y <<REW con Daniel Doña, entre otras.

En 2013 se alzó con el Premio Max de las Artes Escénicas al Mejor Intérprete de Danza, coreografió para el Ballet Nacional de España en Sorolla y dirigió, mano a mano con La Moneta, Duende para el ciclo Lorca y Granada. Todo ello, tras poner en marcha, junto a Daniel Doña, la compañía Proyecto GR, que se estrenó en la Bienal de Flamenco de Sevilla 2012 con el espectáculo <<REW; y mostrar en solitario en el Teatro Alhambra de Granada su pieza Sinergia.

El Premio de la Crítica es el más antiguo de los que se conceden con motivo de la celebración del Festival de Jerez. En 2015 este preciado galardón fue para Israel Galván por su espectáculo Fla.co.men. Un año antes fue a parar a manos de Belén Maya por Los invitados. Sin embargo, la nómina de galardonados se inicia en 1999 con Antonio El Pipa (Generaciones), continúa con Antonio Márquez (Carmen, 2000) y Sara Baras (Juana la Loca, 2001). Otros artistas galardonados fueron Rocío Molina (Oro viejo, 2009), Joaquín Grilo (Leyenda personal, 2010), Marco Flores (De flamencas, 2012) e Isabel Bayón (Caprichos del tiempo, 2013). Mercedes Ruiz ha obtenido el Premio de la Crítica en dos ocasiones: en 2007, por Juncá; en 2011, por Perspectivas). 

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *