"Mandaría una levantera fuerte a los corruptos que están saliendo y a los que quedan por salir"

Publicidad

"Mandaría una levantera fuerte a los corruptos que están saliendo y a los que quedan por salir"

El músico y escritor gaditano Fernando Lobo celebra diez años de trayectoria libre y creativa con 'Petit comité', su cuarto disco, y 'Versos decimales', un poemario. Repletos de grandes colaboraciones, las obras sintetizan el pulso de un artista para el que componer "me da la vida".

06-06-2017 / 17:13 h.
Publicidad

Cada canción de Petit comité, el último disco de Fernando Lobo (Cádiz, 1979), es un giro inesperado. 10 canciones y 33 minutos de sorpresas, de ida y vuelta, de aires ruibaleros y dobles sentidos. Ternura, sentido del humor inteligente y frescura caracterizan la trayectoria de este joven cantautor gaditano. Escritor, compositor, músico y cantante español, intérprete de guitarra y armónica, publica su cuarto álbum de estudio hablando de todo y de nada, de la invisibilidad de las pequeñas cosas y de lo cotidiano. Con colaboraciones de Niño de Elche, Alberto Alcalá, El Kanka, Diego Pozo, Merche Corisco e Inma Márquez, entre otros artistas, el viaje musical cuenta con el respaldo de la Banda Bandida, un cuarteto de músicos intrépidos que van del latin jazz a la rumba, del blues al bolero, de Cádiz a Nueva Orleans, del Río de la Plata a Chicago.

Sus letras reflejan su versatilidad y el estilo propio de una carrera libre y creativa consolidada. Ha sido candidato a los Premios de la Música Independiente en varias categorías y su nombre cada vez suena más a nivel nacional en los circuitos de la canción de autor. Serrat, Sabina, Pablo Milanés, Rozalén, Luis Pastor y Javier Ruibal han sido algunos de los artistas con los que en esta década prodigiosa ha compartido escenario. Aute, Drexler y Felipe Benítez Reyes, en paralelo, son algunos de los autores con los que ha compartido poemas en Versos decimales, el tercero de los libros que acaba de publicar recientemente. Como escribiera de él el periodista Enrique Alcina, "el Lobo Fernando, acaso sin pretenderlo, representa el espíritu abierto, tolerante, luminoso, crítico y valiente de Cádiz". 

1. ¿Usted es más poéticamente incorrecto o políticamente correcto?

Las dos etiquetas suenan a impostura. Soy natural y cuento lo que me apetece contar y cómo me apetece contarlo. Estas etiquetas son vacileo y postureo.

2. Diez años de carrera, cuatro discos, el último ‘Petit comité’, y un nuevo poemario, ‘Versos decimales’, ¿qué le llena de orgullo y satisfacción tras todo lo conseguido?

Pues tener ese aval, entre comillas, de esos cuatro discos y los tres libros que tengo, y durante estos años haber compartido escenario y grabaciones con gente a la que admiro: desde Pablo Milanés hasta Serrat y Sabina, pasando por gente de lo más diversa con la que he grabado como Antonio Lizana, Zahara, el Niño de Elche… Uno echa la vista atrás y dice: algo habré hecho bien. Y también me quedo con la complicidad y la cara del personal cuando acaba el concierto y notas que ha disfrutado.

"En estos diez años me quedo con la complicidad y la cara del personal cuando acaba el concierto y notas que ha disfrutado"

3. ¿Qué pondría en el epitafio de la lápida de la cultura?

Esto es para pensarlo bien (risas)… Me echaréis de menos.

4. ¿A quién le dedicaría el verso que nunca escribió?

Al futuro.

5. ¿Cuántos amigos tiene un cantautor en Facebook?


Lobo, en otra imagen promocional.

Tengo muchos, me tuve que abrir dos perfiles porque el primero se me completó. Ya sabemos cómo son las redes sociales, sirven para lo que sirven. Estoy presente y me gusta ese punto de patio de vecinos aunque a veces se nos va de las manos. Comparto cosas que creo interesantes, reflexiones, y esa es la manera en la que las utilizo. Mi libro de poesía nació como un juego en las redes sociales de compartir poesía a diario, y por eso reivindico su parte buena. Para la promoción de las cosas está muy bien.

6. ¿Han domesticado a la canción protesta?

No, no, está por todas partes. La reivindicación sigue estando ahí pero hay que saber buscarla. En los 40 Principales no la vas a encontrar, pero sigue habiendo grupos combativos, cantautores que sueltan sus pildoritas, los raperos… Hay que saber buscar.

7. Utopía, dignidad, rebeldía… Sus canciones hablan de conceptos cada vez más denostados. ¿Va contracorriente?

No me centro en ese tipo de contenido pero sí están de fondo, son palabras y conceptos necesarios, aunque al final uno no hable de eso en una canción sí subyace una manera de enfocar la vida de formas distintas, no encasillarnos en lo que nos mandan por la tele, ver y sentir las cosas de otra manera, esa es la revolución más asequible. Si cada uno en su vida cotidiana no tiene un poquito de eso, apaga y vámonos.

8. ¿Dónde va cuando sale de su zona de confort?

Intento no estar en esa zona demasiado tiempo. En lo que hago, en el arte, intento ir cambiando, probando cosas nuevas, experimentando… Voy a donde quieren las canciones.

9. ¿Qué lugar común jamás visitaría?

Las canciones de amor empalagosas.

10. ¿Por quién se cambiaría un rato de todos los grandes artistas con los que ha colaborado?

En cuanto a nivel de admiración suprema, creo que Serrat es el tipo que considero que tiene la obra más redonda. Aunque mis canciones no se parezcan en absoluto a las suyas, ahí queda ese magisterio.

11. “Si huyo de la vanidad siento que el verso está vivo”, asegura en otra de sus canciones. ¿La vanidad cotiza al alza en este tiempo?

Sí, creo que sí, por lo que veo… No sé si es cuestión de este tiempo, quizás ha estado siempre a lo largo de la historia. Es el origen de casi todos los problemas porque en el momento en el que te crees más que los demás, crees que los demás son menos que tú, empiezan los conflictos y las tensiones. Si piensas eso, impones tu manera de ver las cosas y es el principio de una cadena negativa.

12. ¿A quién o a qué le enviaría una levantera permanente?

A todos los corruptos que están saliendo y a los que quedan por salir. Les mandaría una levantera fuerte, de esas con arenita (risas).

12+1. ¿Usted se considera carne de canción? ¿Podría haber sido otra cosa que no fuese músico y compositor?

La verdad es que no me imagino siendo otra cosa. Uno de vez en cuando lo piensa. Aparte he hecho otras cositas, estudié Historia, pero haga lo que haga en la vida, esta parcela tiene que estar ahí, es lo que me da la vida. 

Fernando Lobo actúa el próximo sábado 16 de junio en la Sala La Quemá de Jerez.

 
Publicidad