La Voz Selección

‘Luisfer’, un ejemplo de inclusión por su labor como voluntario en Madre Coraje: “Me aporta mucho”

La Junta de Andalucía otorga al jerezano Luis Fernando Nieto el Premio Andalucía + Social al voluntariado por su labor en la ONG y como animador de tiempo libre

La agenda de Luis Fernando Nieto Quevedo, o Luisfer, como lo conoce todo el mundo, apenas tiene huecos libres. Cuando no está practicando deporte, está trabajando, impartiendo charlas, o ejerciendo como voluntario en Madre Coraje, algo que lleva haciendo desde hace más de 15 años y por lo que ha sido premiado recientemente. La Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta le ha concedido el Premio Andalucía + Social al voluntariado por su labor en favor de la inclusión y la participación y también como animador de tiempo libre con niños con síndrome de Down.

“Me habló un amigo de mis padres de lo que había que hacer para ser voluntario y me puse en contacto con la ONG”, cuenta Luisfer cuando recibe a lavozdelsur.es en su casa. Con apenas 19 años, empezó a dedicar unas cuantas horas a la semana a clasificar y arreglar juguetes en mal estado para mandarlos a menores de comunidades empobrecidas de países como Perú o Mozambique. “Enseño a los nuevos voluntarios a desechar o reutilizar estos juguetes”, cuenta.

Luisfer fue una de las primeras personas con síndrome de Down en involucrarse en labores de voluntariado, o como define José Luis Nieto, su padre, en “romper el molde” y abrir el camino de otras personas con discapacidad. “Me gustó la idea”, señala Luisfer, que ahora tiene 35 años, y que desde que empezó a colaborar con Madre Coraje se sintió “como uno más”, algo que valora mucho. “Me ha servido, es una experiencia muy bonita, me aporta muchas cosas”, relata.

‘Luisfer’, durante la entrevista con lavozdelsur.es, ante la atenta mirada de su padre. FOTO: MANU GARCÍA

“Cada vez que me ven, todos me reciben con los brazos abiertos y eso es lo más bonito, tener esa amistad”, añade. Por eso, recoger el Premio Andalucía + Social al voluntariado ha sido tan “especial” para Luisfer. “Yo no sabía nada”, confiesa. Entre Madre Coraje y sus padres tramaron la sorpresa que querían darle. Hasta que lo llamó la consejera, Rocío Ruiz. “Te queremos dar una pequeña sorpresa en Sevilla, me dijo”, relata el jerezano, quien asegura que “fue un momento muy emotivo”.

Luisfer, además de su labor como voluntario en Madre Coraje, está “muy contento” por el trabajo que desempeña en una gestoría de Jerez, en la que se encarga de “llevar documentos a empresas”, explica. Cuando ha cumplido tres años en la empresa, espera que pronto lo hagan “fijo”. Con 33 años firmó su primer contrato laboral, después de realizar prácticas en centros comerciales gracias a los programas gestionados por el área de formación y empleo de Down Jerez Aspanido, que buscan “mejorar la empleabilidad” de personas con síndrome de Down y también “conseguir su inserción laboral en empresas ordinarias”.

‘Luisfer’, en un momento de la entrevista. FOTO: MANU GARCÍA

“Es mi primer trabajo remunerado”, expresa Luisfer, quien asegura que está “muy contento” por el empleo y la familia que tiene. “Hay veces que pienso: qué suerte la mía”, dice. Pero a lo que él llama suerte también hay que sumarle muchas horas de formación y esfuerzo para conseguir una inclusión real. “Estamos muy contentos con su trayectoria”, asegura José Luis Nieto, su padre, quien señala que “se mira mucho en sus hermanos”, que son “modelos” de conducta para Luisfer. De ellos le viene su afición por el deporte, y de hecho practica baloncesto, tenis y fútbol. “Siempre me han llevado a jugar, ya como cada uno tiene su familia no es lo mismo que antes”, dice entre risas, “de vez en cuando seguimos yendo”.

Para matar el gusanillo, tiene una canasta en su habitación, que está repleta de discos de música, elementos decorativos del Real Madrid y pósters de La guerra de las galaxias o de películas de Charles Chaplin. Pero, sobre todo, destaca el flamenco. Hay retratos de cantaores y cantaoras, desde El Torta a La Paquera, pasando por Agujetas o Moraíto chico. “Me gusta Camarón, pero también José Mercé, El Torta, Vicente Soto o más antiguos como Pepe Pinto…”, relata. Y también tiene muchos discos, que escucha constantemente, siempre que no esté ocupado en alguna de sus múltiples obligaciones.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *