Provincia

Luis Rivero: “Como creyente, no me agrada la chirigota del ‘Cascana’, pero no me rasgo las vestiduras”

El autor pregonará el carnaval de Jerez y presenta este año de nuevo su coro, con una propuesta escénica muy potente. "La competición quema mucho, necesitaba descansar el pasado concurso"

Luis Rivero (Tarragona, 1979) nació, como buen gaditano, como le dio la gana, donde le dio la gana. Ligado a Cádiz desde la infancia, la procedencia es sólo una anécdota para un autor que logró, con sólo 23 años, el primer premio en comparsas con Guadalupe, imponiéndose a Martínez Ares y Juan Carlos Aragón en los momentos de mayor rivalidad entre ambos autores, en 2003. Su paso por la modalidad derivó en un nuevo amor por el coro. Apostó por incorporar voces masculinas y femeninas, y en los dos últimos años que concursó, en 2017 y 2018, se llevó sendos primeros premios. Tras un año de descanso, vuelve con Al sonar las doce, con una propuesta calificada por algunos momentos de la actuación como musical tipo Broadway. “Si lo hiciéramos de otra forma, decepcionaríamos”, dice. Este año, su coro pregonará el carnaval de Jerez.

¿Cómo vive la designación como pregonero?

Jerez es un sitio que me gusta, con buenos amigos. En el coro hay hasta cinco componentes de Jerez. Para ellos es algo muy bonito. Yo tomaré la palabra, pero intervienen muchos de varias maneras. Cantaremos, pero no necesariamente siempre como coro, para hacerlo un poco más dinámico.

Jerez no es una tierra especialmente carnavalera.

Nuestra intención es que en Jerez se conozca cómo es un coro en vivo. Creo que la concepción de fuera de Cádiz es que es aburrido, y sinceramente, llevarlo es un orgullo y un reto. Quien vaya, no se va a arrepentir. Va a poder comprobar cómo se disfruta de los coros en Cádiz. Ahora estamos con el concurso, pero el pregón ya lo tenemos, digamos, maquetado. Intentaremos no aburrir, y lo planteo siempre de una forma que sea creativa.

¿Qué sensaciones tiene con el coro este año?

Buenas, esperando a este paso de cuartos de final. Desde hace unos años, en los que la fase de preselección no arrastra puntos, ahora empezamos todos de cero. Es bueno causar una buena sensación, pero ahora es cuando empieza la competición.

Rivero, segundo por la izquierda, poco después de su presentación como pregonero del carnaval de Jerez. FOTO: AYTO JEREZ

¿Ahora es cuando empiezan los nervios?

Los nervios están siempre. Pero bueno, de momento estoy tranquilo. El primer día, con lo que supone, ser la primera vez que llegas, siempre asusta. La sensación es de que está ahí para competir. Está bien. Creo que no ha defraudado en absoluto.

¿Qué opinan de lo que dicen de que su coro no es un coro sino un musical?

Sé que hay gente que lo dice como halago, y otros, de forma despectiva. Invito a cada uno a que prueben a hacer lo que ellos crean. Todos me parecen superlícitos. Y después, se trata de que gane el mejor, que es algo muy subjetivo. Puede haber un coro clásico buenísimo, y quien haga otras cosas y que sea buenísimo, no está reñido. Me parece excesivo decir que es un musical, no creo que llegue a tanto nivel como eso. Creo que también se espera eso de nosotros. Si no, defraudaríamos. Intentamos ir más allá, sorprender. Creo que tener a 45 personas haciendo tanto en un escenario es bueno para el espectáculo.

¿Qué se lleva de un año de descanso?

Bueno, pues me llevo que lo necesitaba verdaderamente. No voy a decir que no echara de menos el carnaval, pero no de una forma excesiva. Eso me ha hecho volver, regresar, y afrontarlo más ilusionado. La competición quema mucho. El concurso es muy largo. Parece que si todo girara en torno a esto, pero tengo dos hijos, mujer, familia, trabajo, y no me apetece perder la cabeza.

¿Hay algo a lo que nunca escribiría un tango?

Nunca diría algo que no pienso. Escriba, lo que escriba, nunca tengo miedo.

¿Hay gente que se muerde la lengua para evitar polémicas?

Que cada uno diga lo que piensa. Yo no soy polémico, no va en mi forma de ser, pero eso ya depende de cada uno. Creo en Dios, y ha habido veces que se me ha tachado de crédulo, imbécil. Creo que existe libertad para decirlo. Nadie me coartó. Existe la libertad para lo contrario. Los límites en el carnaval están en el buen gusto. No cabe la denuncia ante el juzgado, pero el mal gusto… La gente lo reconoce.

Dicho esto, ¿qué le parece la polémica por la chirigota del Cascana?

Ellos tienen libertad para mostrar la chirigota como quieran. Y esa misma libertad la tiene el resto de la gente que se sienta ofendida y diga que le parece de mal gusto. Y uno debe asumir las consecuencias. A mí no me resulta agradable, soy creyente y cofrade. Uno de los fines de una cofradía es rendir culto y creo que en ese sentido ponen el énfasis en algo no agradable. Mofa de imágenes titulares. No me voy a rajar las vestiduras tampoco, estamos acostumbrados un poco a todo. Tenemos la obligación de expresarnos si lo vemos necesario y de darle la importancia justa. Y de saber hacer que se equivocan. Hasta ahí. Luego, el cofrade en sí es parodiable, eso sí. No podemos dejar de permitir que nos parodien. No me gusta que se vistan de las imágenes, pero creo que tampoco han hecho, en mi opinión, algo especialmente valiente, ni especialmente transgresor. Lo transgresor es ser más sutil, elegante, irónico… Eso ya está en lo que piense cada uno.

¿Qué le parece el concurso actual?

Yo lo que creo que el concurso perfecto no existe, y como no existe, tenemos que intentar buscarlo. Entonces no está nada mal reflexionar. Es subjetivo. El concurso, eso sí, debe depender del Ayuntamiento, y no de los que concursamos. La gestión actual fue una fórmula que funcionó, pero creo que se nos ha ido de las manos. Tampoco será sencillo, pero parece que no tienen intención de recuperarlo. Les hemos elegido para que tomen decisiones ellos, no nosotros.

¿Alguna vez se metería en ese fregao, en la gestión del concurso?

No digo que no me metería, pero no me veo ahora ni para aportar, ni con ilusión ni con tiempo.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *