Sociedad

Lucy, una muñequita rota

Mi pequeña, valiente y querida Lucy:

Te encontramos tras un aviso de una persona conmovida por tu situación. Cuando fuimos a rescatarte, no dábamos crédito a lo que vimos. Un cuerpecito maltrecho, llenito de úlceras, tus ojos ciegos, secos, sin vida… como una muñequita rota.

La lehismania, maldita enfermedad y un mal nacido ignorante te habían condenado a morir, atada a una caseta, en un patio inmundo, sin más alimento que algún mendrugo de pan y sin más contacto que el sol abrasador del verano.

Y es que mi pequeña, valiente y querida Lucy, la crueldad humana no tiene límites. 5 kilitos de huesos y piel ulcerada, tus ojitos vidriados, perdidos en el infinito, tu hociquillo obstruido por las secreciones, casi sin poder sentir llegar el oxígeno a tus pequeños pulmones y ni una pizca de misericordia. Dijo la veterinaria que tendrías unos seis añitos y parecías una perrita anciana, cuánto sufrimiento debes haber padecido.
AHORA TOCA VIVIR

Lucy dormida.

Recuerdo especialmente cuando llegaste a casa, necesitabas unos cuidados muy especiales por tu delicado estado y no podías ir al refugio, desorientada por tu ceguera y temerosa de que la mano que se acercaba. Cuando te pusimos tu camita, bendita camita, para que descansaras, no te moviste en toda la noche y tu cuerpecito malherido y tus ojitos que no se podían cerrar por las úlceras, sintieron algo blandito dónde descansar, que alivio debiste sentir. A pesar de lo sufrido, tu rabito no dejaba de moverse, agradecida, feliz. Rebosando Amor.

Durante estos dos meses que llevas con nosotros, con tu tratamiento, paciencia y mucho, mucho cariño te estás convirtiendo en la Lucy soñada. Has recuperado visión, eres capaz de bajar y subir escaleras, tus ojitos ya pueden cerrarse, tus úlceras han mejorado y tu pelaje ya es suave, te encanta salir de paseo, eres sociable con todos los perretes que nos encontramos y cuando nos cruzamos con alguien, siempre te acercas a saludar. Lo único que no ha cambiado desde que llegaste, es tu Amor por tu camita, así que dónde vamos, la llevamos para que estés a gustito.

Mi pequeña, valiente y querida Lucy. Eres una superviviente y mereces disfrutar con una familia que te quiera y te cuide. Tu rabito hace ahora mil movimientos que muestran cuánta alegría rebosas, has aprendido a dejar atrás tu sufrimiento y que en NMA luchamos porque perritas valientes como tú comiencen una nueva VIDA.
Tenerte en casa, nos hace mejor familia. Suerte pequeña!!

Con todo nuestro Amor: Luca, Fanta, India, Juan Pedro, Mila, Celia y Ángela.

Agosto 2019″

Para adoptar: 656421342 (wassap o SMS) o mensaje privado a nuestro Facebook o Instagram.

Etiquetas

Más artículos en esta categoría:

Un comentario

  1. Tremendo. No me abandones, haciendo una labor encomiable.
    A veces, es necesaria la labor de un perito veterinario para que condenen a los malnacidos que tratan con esta brutalidad a los animales. Nosotros hemos participado en casos donde los matan para cobrar indemnizaciones y otras barbaridades.
    Es increíble la crueldad que pueden tener ciertos seres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *